El verdadero sentido de mi vida. Capítulo 4. (Sasuke)
  Autor/a: fer-uchiha
  Visitas: 236
  Fecha: 09/12/17 12:20
  Última edición: 09/12/17 12:20
Fanfics > El día a día en friki



 

Bueno, aquí les dejo el siguiente capítulo chicas uwu


Capítulo 4: Paseo por Konoha.

Los presentes en aquella sala esperaron por más de veinte minutos, ya era demasiado tiempo y ______ estaba impaciente. La movía ligeramente la punta del pie mientras tocaba un poco su mejilla, ansiosa. Pasados otros diez minutos más, la persona quien dirigiría a ______ en su pequeño recorrido por Konoha al fin apareció. Una nube de humo se hizo presente al lado del séptimo. Cuando al fin dicha nube se disipó, dejo ver a la persona que estaba oculta detrás de ella. La chica sonrío emocionada al ver de quien se trataba, aunque no sabía muy bien quien era. Sasuke solo miraba de reojo a _______ quien se mantenía ansiosa, emocionada e impaciente, a los ojos de Sasuke parecía una niña frente a un vitral lleno de juguetes. Extrañamente cierta electricidad alertó al pelinegro.

-Sí que tardó, Kakashi-sensei. –Dijo Naruto rompiendo el silencio que los invadió por unos minutos.

-Lo siento. Ya sabes, me perdí en el sendero de la vida. –Se excusó rascando levemente su mejilla, nervioso.- Pero bueno, ¿Es a ésta bella señorita a quien debo llevar a pasear? –Sonrió atraves de su máscara.

-Sí, así es Kakashi. –Dijo Naruto en un tranquilo tono.- No hay problema, ¿Verdad? –Cuestionó para Kakashi y la chica.

-Por mí no hay ningún problema, al contrario, por mi encantado. –Sonrió amablemente. Naruto y Shikamaru soltaron una leve risilla, Kakashi nunca cambiaría.

-Bueno, en ese caso…

-Naruto, ella será mi compañera, por lo tanto debería ser yo la que la acompañase. –Dijo Sasuke.

-No, tú deberías disculparte con Sakura. Ahora, ve. –Ordenó y Sasuke solo suspiro pesadamente, algo fastidiado y no tuvo más opción que seguir las órdenes del Hokage.

Sasuke salió del lugar pero no iba a quedarse sin hacer nada respecto a éste asunto.

-Ustedes también pueden retirarse. _______, Kakashi. –Dijo mirando a cada uno al mencionarlos.

-¡S-si! De nuevo, gracias por todo Hokage-sama. –Sonrió amablemente, sonrisa que Naruto le devolvió.

-No hay problema, estamos para servirte. –Naruto y Shikamaru le sonrieron leve pero amablemente, sonriendo.

_______ hizo una reverencia y finalmente se marchó junto a Kakashi. La chica estaba emocionada de haber tenido el honor conocer al séptimo. Naruto le pareció alguien agradable y de buen corazón, muy capaz de estar en aquel puesto, seguramente sí es tan fuerte como dicen, después de todo salvó Konoha y ahora es el séptimo Hokage, y sin saberlo del todo, ahora estaba junto al sexto.

Al dejar atrás la Torre Hokage, Kakashi no se hizo esperar ni un segundo e intentó sacarle algo de plática a la chica, lo cual no fue muy difícil.
-¿Y de que aldea vienes pequeña? –Cuestionó amablemente mientras caminaba junto a la susodicha. Éste la estaba llevando en dirección a la Academia ninja pero primero debían atravesar un mar de gente.

-¿Hm? –Musitó volteando a ver con una tierna y curiosa mirada al de cabello platinado, logrando que se sonrojara un poco, agradecía portar aquella máscara ya que así, gracias a ella, obviamente la chica no se daría cuenta.- Bueno, vengo de la aldea de la niebla, aunque si se lo pregunta deje de ser ninja por un tiempo y me dediqué a trabajar en una cafetería.

-Oh, por favor no me trates de usted. Puedes dejar los formalismos. –Sonrió amablemente, transmitiéndole una gran confianza a la chica.- Mmm… ya veo.

-Mmm bueno. –Sonrió nerviosa. Miró la sonrisa de Kakashi lo cual la hizo sonreír normalmente.- Usted… -Volvió a ponerse algo nerviosa al notar que Kakashi la miraba divertido ante aquello.- Perdón jeje. Tienes –Corrigió.- Una linda sonrisa, aún atraves de esa máscara.

-¿Eso crees? –Reía nervioso mientras rascaba ligeramente su mejilla, la chica logró hacerlo sonrojar una vez más. Ella asintió.- No creo que sea para tanto.

-Lo es, enserio. Hasta diría que es contagiosa, emite calidez. –Dijo sonriendo amablemente.

-Oh vaya, eres la primera que lo dice. Gracias. –Sonrió ante el cumplido.

-¿Y qué hay de usted? –Cuestionó curiosa.



-¿Qué hay de mí? –La chica asintió.- Pues…no sé si lo notaste pero fui el sexto Hokage. –Rio divertido pero algo nervioso a la vez.

-¿El sexto? –Hizo memoria recordando las caras talladas en el monumento a los Hokages.- Oh, que tonta y despistada soy. Ahora me doy cuenta, lo siento. Al llegar vi las caras talladas sobre la Torre Hokage pero no las recordaba todas, tenía la mente en llegar a dar el “aviso”. –Rio nerviosa, sonrojándose levemente por lo mismo.- Lo siento de nuevo.

-No te preocupes, es normal. Eres nueva en la aldea. –Le dedico una leve sonrisa, indicando que la entendía y no había problema.

Luego de una larga charla ahora sobre cosas triviales, llegaron a su destino. Ahora se encontraban frente a la academia. Esto le trajo miles de recuerdos a la chica. Sostuvo su brazo, acariciándolo melancólicamente mientras sonreía amargamente. Kakashi de inmediato lo notó por lo que decidió cuestionar al respecto, comenzaba a preocuparle.

-¿Te encuentras bien? –Cuestionó suavemente, observando a la chica.

-Y-yo…sí, creo. –Contestó notablemente desanimada mientras dirigía lentamente su mirada al suelo.

-Dime que sucede, no pasa nada, te escucho. –Posó su mano sobre el hombro de la chica sonriéndole como solo él sabía hacerlo.

_______ suspiró y decidió hablar, el enmascarado le transmitía confianza.- No tuve precisamente una estancia agradable en mi academia, es todo.
-Entiendo. Pero nada es fácil, debes esforzarte y seguir adelante. Puedo notar que dentro de ti se esconde un gran poder. –Con su dedo tocó el pecho de la chica por un momento.- Debes aprovecharlo para cumplir tus ideales. No debes desanimarte. No importa lo que otros digan mientras tú confíes en ti misma y estés convencida de cuáles son tus objetivos. Siempre habrá gente mala pero así como hay ese tipo de gente también la hay buena, solo hay que fijarse bien y tener la cabeza fría, preparada para lo que pase.

-Si… tienes razón. Gracias por tus palabras Kakashi, me haz animado y motivado enormemente con ello, de verdad te lo agradezco. Besaría tu mejilla en agradecimiento pero no se puede. –Bromeó haciendo referencia a su máscara e intentando romper la ligera tensión que se había formado e intentando también alejar los malos recuerdos.

-Oh, no es nada. Me alegra haber podido ayudar. –Sonrió levemente y se sonrojó instantáneamente al escuchar lo de besar su mejilla.- ¿Hm? Mmm… es verdad que mi rostro es un misterio para la mayoría o más bien para todo mundo, pero, no tendría ningún problema con revelártelo a ti si con eso conseguiría un beso. –Dijo coquetamente mientras sonreía un poco.- Aunque igual podrías dármelo encima de ella.

Evidentemente la pequeña broma se le había escapado de las manos a la chica, dando un giro radical.

-Y-yo solo b-bromeaba. –Sus mejillas tomaron un tono carmesí mientras bajaba la mirada intentando que Kakashi no lo notase pero fue inútil. La chica se quedó jugando con sus dedos, nerviosa.

-Bien, bien. –Rio un poco y revolvió ligeramente el cabello de la chica.- ¿Siguiente parada? –Cuestionó para no seguir incomodando a la chica, era lo último que quería, para el parecía ser una buena chica.
Ella asintió levemente y comenzaron a caminar, ahora en dirección hacia el Hospital de Konoha. Una vez más se toparon con mucha gente pasando por todos lados, lo que quizá no sabían era que alguien los observaba desde que salieron de la Torre Hokage. Dicha persona aprovechó que se estancaron entre tanta gente para en un corto periodo de distracción del platinado, tomar a la chica por la espalda, cubriendo su boca para evitar que hablase, se la llevó hasta un callejón solitario para finalmente estamparla, no muy fuerte. Contra la pared. La chica iba a decir algo pero la mandaron a callar.

-Shh. –Posó su dedo sobre sus labios ordenándole que guardase silencio para luego posar su mano en la pared, justo a un lado del rostro de la chica.

-P-pero Sasuke… -Susurró tímidamente, comenzando a sonrojarse al tenerlo tan cerca.

-Nada. –Con su brazo la tomó por la cintura para cargarla sobre su hombro y cargar con ella mientras saltaba por los tejados.

-¡Oye! ¡Suéltame! No soy costal de papas. –Pataleaba y golpeaba la espalda del pelinegro intentando liberarse pero claramente el pelinegro era mucho más fuerte que ella.

Por otra parte, cierto enmascarado los observaba mientras iban por los tejados.

-Sasuke… -Sonrió levemente al ver cómo el pelinegro se llevaba a la chica, pareciéndole divertido e integrante de alguna manera, sin embargo, decidió no intervenir y siguió su propio camino.

Era medio día, Sasuke y _______ habían llegado a un puesto de comida. Sasuke llevó a la chica a rastras hasta un puesto de takoyaki. Ya se encontraban sentados pero la chica estaba notablemente muy molesta y no dudó en expresarlo.

-Tú deberías estar disculpándote con tu esposa, ¿No? Y yo debería estar en compañía de Kakashi recorriendo y descubriendo Konoha. -Molesta, estaba dispuesta a levantarse, retirarse del lugar e ir de vuelta con Kakashi.

Sasuke no tardó en tomarla del hombro cuando ésta estaba por irse.- No me interesa. -Dijo fríamente volviendo a sentarse.

La chica suspiro profundamente y se hundió en su asiento aún molesta.- ¿Qué acaso no sigues órdenes?

-No mucho. -Respondió serio.

-Bien... -Pensó por mucho tiempo, aunque por mucho que quisiera, no podía estar molesta con el Uchiha. Recobró la compostura y se sentó normalmente, no quiso estar más de "cara larga" así que se relajó.

Sasuke ya había ordenado y debido a que ya había pasado un tiempo, en ese momento ya tenían sus respectivos platillos frente a ellos.

-No puedo enojarme contigo... -Admitió.- M-menos si trabajaremos juntos y tendré que verte a la cara o tratarte todos los días. Además, creo entenderlo, no quieres, ¿No? No lo crees necesario... Y viendo el carácter de tu mujer pues...

-Así es y no es mi mujer, ella solo está obsesionada. -Aclaró.

-Entonces, ¿Por qué estás con ella? Tienen una hija....-Frunció el ceño.

-No lo sé, insistió. Creo que llegó el punto en que me harte y como última opción accedí.

-Ay Sasuke... ¿Alguna vez te has enamorado? -Cuestionó curiosa y en un tono compasivo.

-No. -Dijo seriamente comenzando a comer el takoyaki.

-Vaya... Hmm... -Inclinó un poco su cabeza observando al chico frente a ella comer.- Déjame ayudarte de nuevo, ¿Si? -Sonrió cálidamente tomando una bolita y acercándola a la boca del pelinegro.

Sasuke se negó, no quería ser visto así por los presentes.

-Hmm Sasuke malo. -Hizo un puchero pero sin apartar el bocadillo de la cara de Sasuke. Éste de pronto lo comió tranquilamente, dejando sorprendida pero luego muy contenta a la chica.- Bien, comienzas a ser obediente. -Rio un poco.

Sasuke en cambio luego de digerir el bocado, solo frunció el ceño levemente.- Calla. -Ordenó en su típico tono frío.

-Ya, ya, está bien. -Volvió a su asiento, cruzándose de brazos mientras miraba hacia otro lado haciendo un leve puchero.- Que amargado. -Susurró creyendo que solo fue para ella.

-Pude escucharte. -Dijo para posteriormente seguir comiendo tranquilamente.

-Hmph. Si, como sea... -Tomó una bolita de takoyaki y comenzó a comer rápidamente, bocado tras bocado, algo incómoda.

El resto del tiempo siguieron comiendo en silencio, cada quien por su lado. Hasta que la chica decidió preguntar algo.

Aclaró su garganta.- Si me "secuestraste"....por segunda vez -Recalcó solo para molestarlo.- Entonces, ¿Dónde dormiré esperando a la prueba de mañana? Se supone que Kakashi me dirigiría al lugar donde me quedaría ésta noche.

-Pues... Hay algo que no saben. Tengo una habitación no muy lejos de aquí. Podemos quedarnos ahí. -Dijo suavemente para luego seguir comiendo como si nada.

-¿"Podemos"? Ni tú te la crees. No pienso dormir en una habitación sola contigo, ¿No te suena a qué está mal? -Cuestionó seria mientras hacía su plato a un lado pues ya había terminado.

-No. No pienso dejarte sola. -Admitió haciendo también su plato a un lado.

-¿Por qué? -Volvió a cuestionar mientras ahora la invadía la confusión.

-Se lo que se siente. Aunque me agrada hacer las cosas por mi cuenta o andar solo... Aun así sé que a todos les viene bien algo de compañía o ayuda de vez en cuando. -Cerró los ojos con aquella seria expresión que siempre tenía.

La chica fue conmovida por el Uchiha. Sus palabras la enternecieron y la orillaron a sonreír leve y torpemente, comprendiendo de alguna manera el sentir del Uchiha. Aunque le "agradaba" estar solo, muy en el fondo deseaba un poco de una agradable compañía.

-Sasuke... -Se levantó de golpe dirigiéndose al Uchiha quien permanecía con los ojos cerrados. Se posicionó a su lado y se acercó lentamente a él para besar su mejilla y le dedicó una cálida sonrisa.

Éste no se apartó, solo abrió el ojo que tenía al descubierto viendo confundido a la chica.

-¿Me llevabas a recorrer lo que queda de Konoha? -Sugirió aún sonriente.

-Claro. -Aceptó con una suave y leve sonrisa. Se levantó dejando el dinero sobre la mesa.

Aunque antes de salir la chica se negaba a que él pagase todo, él no la dejo cooperar ni con la más mínima cantidad. Sasuke salió primero, dejando un poco atrás a la chica. Ella, no muy convencida por no haberla dejado cooperar con el pago, le siguió el paso.
Como fue previsto, la llevó a recorrer lo que quedaba de Konoha. Su primera parada fue a donde se había quedado del recorrido con Kakashi, el hospital de Konoha.

-Es bastante grande, impresionante. -La chica observaba el lugar asombrada.

-Sí, lo es. Tienen muy buenos médicos. -También observó el lugar por un momento.

-De pequeña también quería ser una ninja médico... quería ser de todo. -Rio un poco al recordarse de pequeña cuando tenía un montón de ambiciones.

-Oh, ¿Si? -Cuestionó suavemente levantando un poco la ceja al voltear a verla.- Suena bien. Si te lo propones y te esfuerzas quizá puedas lograrlo.

-Quizá... pero nunca me consideré buena para la medicina. Ya veremos qué pasa más adelante. -Sonrió levemente.- ¿Tienes algún otro lugar que mostrarme?

-Por supuesto. -Comenzó a caminar y fue seguido una vez más por la chica.

Sasuke la llevó hasta Ichiraku.

-Éste es Ichiraku. El Hokage acostumbraba comer aquí sino es que lo sigue haciendo, ama el ramen, en especial el que sirven aquí. -Aclaró viendo a la chica por un momento y luego al lugar.

-Debe ser muy bueno y no lo dudó ni un poco porque hasta acá llega el delicioso olor a ramen. -Cerró los ojos dejándose llevar por el olor que inundaba sus fosas nasales. Sonrió volteando a ver a Sasuke.

-Pues sí, aunque personalmente no me gusta. -Confesó y siguió caminando hasta llevar a la chica hacia algunas tiendas, las cuales recorrieron.

En el recorrido por las tiendas, la noche los alcanzó y finalmente había llegado la hora de dormir y descansar un poco. Sasuke la guio hasta el departamento que había mencionado antes. Ciertamente era muy pequeño, era como un lugar de paso en el que podías quedarte por una noche con el simple fin de descansar. No estaba mal, era perfecto para la ocasión. Lo que le preocupaba a la chica era quien se quedaría con la cama o como dormirían, porque, para ella, predeciblemente solo habría si acaso, una cama.
El pelinegro abrió la puerta, haciéndose a un lado para que la chica pasara, que aunque no dijo ni una sola palabra, su gesto fue como el de todo un caballero.

-Gracias... -Le sonrió al pelinegro en forma de agradecimiento aunque por dentro se moría de los nervios y estaba teniendo una batalla mental. Entró y analizó el lugar.

Efectivamente solo contaba con una pequeña sala, así como una estrecha cocina, baño y una habitación. Pero de igual manera todo se encontraba perfectamente bien ordenado y limpio. El hecho de que solo hubiera una habitación solo hizo que la chica se pusiera aún más nerviosa.

-Bien, puedes quedarte en la habitación. Yo me quedo aquí en la sala. -Dejo sus cosas a un lado y se sentó en el pequeño sofá que se encontraba ahí.

-De ninguna manera Sasuke. El sofá es muy pequeño, debe ser incómodo. Tú deberías quedarte en la habitación. -Declaró algo preocupada.

-No, vamos. No insistas. -Se levantó para posicionarse detrás de la chica y empujarla suavemente hasta la habitación.

-¡Sasuke! No, no estoy de acuerdo. -Lo jaló por la capa, adentrándolo en la habitación pero fue tan fuerte que sin darse cuenta había causado que el pelinegro, debido al jalón, cerrara por accidente la puerta dejándolos encerrados.

-¿Hm? -Al escuchar la puerta cerrarse se dio la media vuelta para intentar abrir la puerta pero fue inútil, se dio cuenta de que se abría por afuera. Suspiró.

-¿Q-Qué sucede? -La chica se acercó al Uchiha, más preocupada y asustada que antes.

-Nada, que nos quedamos encerrados. Si piensas en salir, no. Es muy tarde y debemos descansar, mañana pensamos en cómo salir, por lo tanto, tú te quedas con la cama y yo me quedo en el suelo. -Ordenó ignorando por completo el hecho de que se habían quedado en un pequeño espacio encerrados y los dos ahí solos.

-¿¡Q-Qué!? N-no puede ser...-La chica palideció un poco pero luego de analizar la situación las mejillas se le sonrojaron por completo. Tenía razón ambos debían descansar, había sido un largo día. Derrotada, suspiró decidiéndose a no discutir sobre ello pero igual se negó ante lo otro.- N-no, no y no. Es tú cama debes quedarte en ella. -Negó repetidamente, no iba a ceder.

-Solo cállate, tonta. -La tomó por las piernas, con ayuda del susanoo para "recuperar" su brazo y así poder cargarla al estilo nupcial y con paso suave pero firme acercarse a la cama y lanzarla ahí con "delicadeza". Ignorando por completo las objeciones de la chica, se acostó en el suelo dispuesto a dormir.

La chica se sonrojó al ser cargada de tal manera por el Uchiha pero comenzó a renegar cuando éste la lanzó a la cama.- Esto es tan injusto. -Sabía que no convencería de ninguna manera al pelinegro así que a regañadientes se dio media vuelta dándole la espalda, cubriéndose con la fina manta que antes cubría aquella cama. Se recostó y removió en su lugar, no podía dormir, tenía frío.

Sasuke era testigo de cómo la chica se movía de un lado a otro sobre la cama. Dedujo que tenía frío.

-Deja de moverte. -Ordenó serio pero igual en un tono tranquilo.

-Pero tengo frío. No es por quejarme pero es inevitable. -Dijo en un tono aniñado y en un tono que denotaba que efectivamente se moría de frío.

Sasuke suspiró. Se levantó en silencio y aprovechando que la chica en ese momento se encontraba de espaldas a él, aprovechó para acercarse, la cubrió con su capa y se hizo un espacio detrás de ella, aunque la cama era pequeña, razón que los orilló a estar demasiado cerca. La abrazó por la espalda, sosteniendo de nueva cuenta su vientre y parte de su busto para finalmente susurrar tranquila pero un poco roncamente en su oído.- Espero así dejes de moverte. -Acercó su rostro al cuello de la chica, restregando suavemente su nariz contra éste, oliendo el cabello y cuello de la chica, dejándose embriagar por el exquisito olor a frutos que éste emanaba.

La chica al estar tan nerviosa, se sonrojó al máximo, no sabía qué hacer ante tal situación, en el fondo quería regañarlo pero no iba a negar que era cómodo, pacífico y lindo estar así con él, le brindaba confianza y seguridad. A final de cuentas sonrió levemente sin disipar el rubor de sus mejillas, se acomodó y acurrucó muy disimuladamente y se hizo la dormida.

Cuando finalmente y de verdad se habían quedado dormidos, la luna los cobijó con su bella luz, la cual entraba gracias a la ventana sobre ellos. La chica, por otro lado, fuera de estar nerviosa por estar tan pegada al pelinegro, estaba impaciente por la prueba de mañana, deseaba de todo corazón ser reconocida como aliada de la aldea y le demostraría a todos que con sus habilidades era capaz de ser de mucha ayuda para proteger la aldea y para preservar la paz entre Konoha y las demás aldeas y sobre todo, demostrar que era digna de acompañar a Sasuke.
    -Litha
   10/12/17 20:33 | Última edición: 10/12/17 20:33

Otro genial capítulo! Me pareció muy curiosa y linda la interacción con Kakashi, quizás tenga el doble de años que pla prota pero sigue siendo un pervertido! Jaja. En cuanto a Sasuke... Estaba tan celoso que tuvo que secuestrarla? Jajaja. Obviamente el nunca aceptará esos sentimientos pero me parece muy curiosa su gorma de actuar.
En fin. Espero el siguiente capítulo!

    midoriuzumaki
   16/12/17 04:07 | Última edición: 16/12/17 04:07

Jeje Sasuke celoso se ve lindo me gustó onee siento comentar tan tarde y como veo que ya publicaste los demás capítulos me voy a velocidad Flash a leerlos 😄😄