El verdadero sentido de mi vida. Capítulo 5. (Sasuke)
  Autor/a: fer-uchiha
  Visitas: 306
  Fecha: 13/12/17 09:52
  Última edición: 13/12/17 09:52
Fanfics > El día a día en friki



 

Recién salidito del horno (?) aquí les dejo el 5to capítulo uwu
Gracias por leer!!


Capítulo 5: A prueba.



//Tn Pov//



El día tan ansiado por fin había llegado. Haciendo una pequeña retroalimentación, un Uchiha me había secuestrado y pedido que lo acompañase, en el recorrido me trajo hasta su aldea natal donde conocí a los respectivos sexto y séptimo Hokage. Eran personas muy agradables y amables, sí, Sasuke también, muy en el fondo, aunque me cueste admitirlo.

Al llegar un nuevo día, estaba a punto de levantarme, sin embargo, un brazo me lo impedía. Había olvidado completamente que había dormido al lado de Sasuke, sin poder evitarlo, la pena me ganó haciéndome sonrojar de nueva cuenta. Cuidadosamente retire su brazo para poder sentarme en la cama y estirarme un poco. No podía negarlo, había dormido muy bien. Para ser tan frio de personalidad, Sasuke transmitía una calidez enorme. Debía buscar la manera de poder salir, a toda costa, no iba estar todo el día encerrada como presa en éste lugar, menos si en unas cuantas horas se pondría en marcha la prueba para medir mis habilidades. Me levanté inspeccionando cada rincón, divisé la ventana pero era demasiado pequeña como para salir por ahí.

No encontré otra opción más que derribar la puerta. Tomé una bocanada de aire para finalmente suspirar. Sin mucho esfuerzo, le tiré una patada a la puerta tirándola con facilidad. Ya después se la pagaría a Sasuke, con lo que había ganado en la cafetería era más que suficiente. Hablando de él… quien permanecía dormido hasta el momento, por supuesto se despertó debido al gran estruendo. Creo que se molestará… después de todo había hecho algo parecido a lo que hacía su esposa pero no es mi culpa, esto era necesario. Apuesto que él tampoco hubiera querido estar aquí encerrado conmigo, sin mencionar que necesitaba ducharme y prepararme para la prueba.



Lo vi sentarse en la cama para posteriormente levantarse como si nada. Asustada, atiné a disculparme de inmediato.



-L-lo siento Sasuke. Y-yo no quería destrozar la puerta. S-solo quería salir, necesitábamos salir. D-déjame pagarte por ella. –Agitaba mis manos como si mi vida dependiese de ello, estaba muy nerviosa, por poco y el estómago se me revolvía por ello. Saqué algo de dinero de mi bolsillo, lo suficiente como para comprar una puerta nueva, le tendí el dinero dispuesta a dárselo en la mano.



Él no dijo ni una sola palabra, solo negó tranquilamente y pasó de mí completamente. Salió de la habitación pasando justo a mi lado. No quise comerme la cabeza tratando de adivinar que le sucedía así que opté por ir de inmediato hacia el pequeño baño que había ahí. Al entrar cerré la puerta por detrás de mí, comencé a desvestirme, la gran prueba sería ya dentro de poco, debía alistarme lo más pronto posible, sí que el tiempo pasa rápido.

Llené la tina de agua, le agregué unas cuantas esencias y un poco de jabón para crear burbujas, quería y necesitaba relajarme. Metí un pie, seguido del otro, el agua estaba perfecta, me hundí en el agua cerrando los ojos comenzando a relajarme así, con aquel aroma frutal que tanto me encantaba.

Pasé alrededor de veinticinco minutos ahí dentro, mi nivel de relajación se había excedido. Todo iba perfecto hasta que la puerta se abrió dejando ver a un Sasuke semi-desnudo. Tal parece que también se bañaría. Intenté no mirarlo de pies a cabeza, pero por Dios, ¿Ese hombre y yo siempre tendríamos éste tipo de encuentros “incomodos”? Tenía suerte de estar cubierta de burbujas ésta vez.



Suspiré y rodé los ojos internamente. No obstante, no pude evitar que un ligero rubor se acumulara en mis mejillas.



Tomé lo primero que encontré y se lo lancé. Fantástico, el shampoo. Por supuesto él lo atrapó con éxito pero claro, no sabía quedarme callada en éste tipo de situaciones.



Alcé la mirada y con un evidente tono de molestia expresé lo siguiente;



-¿Acaso son imaginaciones mías o te gusta verme mientras me tomo un baño? –Arqueé una ceja mirándolo acusadoramente.



-Te lo imaginas. –Aseguró fríamente pero aun así con una arrogante sonrisa.



-Pues me haz secuestrado ya varias veces, no sé que pensar. –Expresé con una mueca.



-Solo fueron dos ocasiones. –Sostuvo interrumpiéndome.



-Dos, cinco, da igual. Lo que es, es. Ahora shh shh –Moví mis manos invitándolo a salir.- debo salir para cambiarme.



-Como digas. –Una vez dicho aquello se marchó dejándome sola.



Al fin un poco de tranquilidad.



Pensé dando un profundo suspiro.



Y tal como dije, terminé mis “cinco minutos de relajación” para lavar mi cuerpo y cabello perfectamente justo después de ello. Tiré del tapón de la bañera dejando que el agua se fuese, me levanté para enjuagar mi cuerpo y finalmente salí de la tina secando rápidamente mi cabello, secando y envolviendo mi cuerpo en otra. Mirando a todos lados, me dirigí a la habitación, vi a Sasuke sentado en la mesa, inexpresivo como siempre, lo que lo hacía diferente era que miraba a la ventana con aire pensativo. Agité mi cabeza, quitándome toda distracción, seguí mi camino hasta entrar a la habitación, mala suerte que no podía cerrar la puerta pues la había derribado. Solo era cuestión de cuidar mi espalda.

De mi bolso saqué un repuesto de mi atuendo habitual. Retiré las toallas de mi cuerpo, me puse la ropa interior para luego colocarme mi atuendo. Cepille un poco mi cabello y ya estaba lista. Guardé mi otro atuendo, más tarde, cuando tuviese la oportunidad, lo lavaría. Salí de la habitación, lista para encaminarme hacia la prueba pero al pasar por el baño, pude escuchar como caía el agua, Sasuke estaba duchándose, con toda ésta emoción, lo había olvidado por completo. No tenía opción debía esperarlo, él era una de las personas que estarían presentes si o si a la hora de mi prueba. Suspiré y me senté en el sofá esperándolo. No tardó mucho en salir, tan solo con una toalla alrededor de su cintura, justo como antes. Desvié la mirada, evadiéndolo por completo, no era nada apropiado verlo así. Sin poder alejar el colorete de mis mejillas, posé mis manos sobre mis piernas mirando el suelo, intentando esconderlo de alguna manera. A él pareció no importarle porque paso de largo yendo directo hacia la habitación mientras secaba su cabello. En un parpadeo ya estaba detrás de mí, perfectamente vestido con su atuendo habitual. Sí que es rápido éste hombre.



-¿Lista? –Cuestionó sin cambiar su semblante serio.



Sasuke debía comer payaso o algo por el estilo, a ver si así le daba por sonreír al menos.



Asentí retomando el hilo de la actual situación.- Si, por supuesto. Estoy más que lista. –Sonreí ampliamente aunque en mi estómago comenzaba a formarse un nudo por los nervios.



-Bien, vayamos entonces. Estamos justo a tiempo.



Sasuke comenzó a caminar y yo por supuesto comencé a seguirlo enseguida. No tardamos mucho en llegar a la Torre Hokage, aunque en todo el camino Sasuke y yo no cruzamos ni una sola palabra, el camino no se me hizo para nada largo, en cambio, fue tranquilo, supongo que por la presencia de Sasuke, su serenidad siempre tranquilizaba.



Nos adentramos en dicho lugar hasta llegar de nuevo a la oficina de Naruto. Toqué a la puerta, recibiendo rápidamente un “adelante” por parte del Hokage.



-Oh, buenos días. Qué bueno que lleguen ahora, justo a tiempo. –El rubio sonrió y Sasuke acompañado de mi asentimos mientras que yo acompañé aquello de manera que le devolví la sonrisa.- Por favor, síganme. –Se levantó de su asiento dirigiéndose hacia la puerta, seguido de su mano derecha, Sasuke y yo.



Nos llevó hasta al que parecía un campo de entrenamiento, bastante amplio por cierto.



Naruto y su acompañante voltearon a vernos serios. Parece que tenían algo que decirnos.



-Solo es cuestión de que llegué Kakashi para explicarles las reglas del asunto. –Explicó el de pelinegro de coleta que se encontraba al lado del rubio.



-Sí –Asintió levemente.- es así como dice Shikamaru. Solamente debemos esperar a que llegue Kakashi. –Cruzó los brazos a la espera del platinado.



Esperamos por largos treinta minutos, Kakashi no aparecía por ningún lado. Parece ser que le era costumbre llegar tarde. Impaciente, comencé a mover el pie mientras cruzaba los brazos. Luego de otro largo periodo de tiempo, una nube apareció a lado de Shikamaru. Al fin Kakashi había llegado, por fin podría dar paso a realizar la prueba o eso creía…



-Siento la tardanza, un gatito se encontraba atrapado sobre un árbol, no podía dejarlo ahí desamparado. –Rascó la parte posterior de su cabeza riendo nerviosamente.



-Si… ya lo sabemos Kakashi. –Aclaró Shikamaru. Aunque se mantenían serios a Shikamaru y Naruto parecía divertirles el momento.



-Bien, sin más preámbulos, les explicare a todos los presentes las reglas. –Aclaró un poco su garganta decidido a hablar.- Primero que nada, nada de golpes tirando a morir. –Asentí con firmeza, por supuesto que no lo haría, espera… ¿Será una pelea? Vaya, tiempo in tener una. ¿Con quién será? Al salir de mis pensamientos él prosiguió.- segundo, todo tipo de armas ninja TRADICIONALES –Resaltó.- está plenamente permitido, nada de artefactos tecnológicos. Y por último… a sugerencia de tu contrincante, quien salga victorioso de ésta será quien acompañe a Sasuke.



¿Qué? ¿Había oído bien? ¿Quién gane acompañará a Sasuke? ¿Quién sería capaz de proponer tal condición? Espera que ya lo sé…



Detrás de Naruto y Shikamaru apareció justo la persona en quien estaba pensando, Sakura. Suspiré y rodé los ojos fastidiada, no deseaba verla en estos momentos, no después de lo de la última vez. Pero… de esta no se libraba, le mostraré de lo que estoy hecha, le demostraré que soy capaz de luchar hombro con hombro con ella, que soy la que debe acompañar a Sasuke… algo me decía que yo era quien debía acompañarlo en su travesía.



-Bien, ¡A luchar! Muéstrenos de lo que son capaces. –Exclamó Naruto levantando la mano, sonriente.



Sasuke, que había permanecido con su típica cara seria, abrió los ojos como platos al ver aparecer a Sakura, aquello lo había desconcertado.



-Bien niñata, no tendré piedad. No permitiré que estés a solas con mi esposo tanto tiempo. –Golpeó su mano con su puño, con la mirada llena de odio y furia.



-Oh, ¿Si? Quiero ver eso. –Dije fríamente mirándola con desprecio, me molestaba que se comportase así, ni que le fuera a hacer algo a Sasuke.



Calenté un poco los brazos, ya había calentado previamente las piernas. Sin más corrimos la una hacia la otra a toda velocidad, pronto se desataría una ardua y quizá reñida batalla entre ambas.

    -Litha
   14/12/17 05:29 | Última edición: 14/12/17 05:42

Feeeer. Otro capítulo genial. En cuanto vi que lo habías publicado corrí a leerlo.
No sé si te lo mencioné antes, pero me gusta cómo es que la prota y Sasuke están teniendo un lento acercamiento. En la mayoría de los fics, la protagonista se enamora inmediata y profundamente de Sasuke y viceversa. ¡Pero las cosas no son así! Tu le das un toque real a los personajes y te apegas fielmente a sus personalidades canon.
Detecté un pequeño error en dos partes de capítulo, combinar los tiempos verbales en los que narras. Es algo común al momento de escribir en primera persona:

"Creo que se molestará… después de todo había hecho algo [...]".

Podrías cambiarlo por:
"Creí que se molestaría, después de todo hice algo..."

Como dije, algo pequeñísimo. Casi no se nota pero se siente raro cuando lo dices.
Fuera de eso, ¡Exelente trama! Muero por leer la pelea. ¡COntinualo!

PD: Te invito a leer mi fanfic Lascivia n.n Sé que te gustará

    midoriuzumaki
   16/12/17 04:22 | Última edición: 16/12/17 04:22

Otro capitulo genial yo termine igual que Sasuke con los ojos abiertos al ver llegar a sakura la verdad no me esperaba que pelearia con ella pero se que ganarle Sasuke es MÍO wajaja ok no

Ya quiero ver la pelea me intriga saber como peleare o que habilidades tengo

... 3 segundos después.....

Ya recordé que ya está publicado el sig. Capi wiiii me voy a leerlo 😁😁