Enfrentándome al pasado 14
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 157
  Fecha: 22/02/17 20:25
  Última edición: 22/02/17 20:25
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Eran las diez de la noche cuando el timbre volvió a sonar. Abriste y al abrir viste a Sasuke que estaba arreglándose las mangas de la camisa.

Tú: buenas noches.

El azabache levantó la mirada hacia ti y se quedó embobado.

Sasuke: estás... demasiado hermosa.

Comentó con un tono sonrojado en sus mejillas, pero no mayor que el que provocó dicho comentario en ti.

Tú: tú también te ves muy guapo.

Ahora si que consiguió equiparar tu sonrojo y también empezó a ponerse bastante nervioso.

Sasuke: gr-gracias, creo que será mejor que vayamos ya ¿no?

Asentiste para luego entrar en su coche y emprender rumbo al lugar de la fiesta. Cuando llegasteis el peli negro fue el primero en bajarse, le dio las llaves al aparca coches y después se aproximó a tu puerta para abrirla y tenderte una mano ayudándote a salir del coche. Después te tendió el brazo, que tomaste sonriendo. Entrasteis juntos al edificio encontrándoos con una gran pista de baile. Estaba completamente llena de gente que estaba charlando, bebiendo y comiendo los pinchos que los camareros estaban repartiendo.
A pesar del ruido de esas conversaciones se podía escuchar una música suave.

Nada más entrar, la gente posó sus ojos en vosotros. Las chicas estaban fascinadas con lo guapo que estaba tu acompañante y celosas porque estabas cogida de su brazo. Los chicos estaban babeando por lo bella que estabas cosa que te estaba poniendo algo nerviosa.

Tú: ¿por qué nos miran todos?

Sasuke: porque estás muy hermosa. Las chicas te miran de envidia mientras que los hombres babean y me miran con odio por ir con una chica tan linda a mi lado deseando ser yo.

Otra vez consiguió que tus mejillas estuvieran completamente rojas, cosa que consiguió que una sonrisa de medio lado se dibujara en su rostro.

Tú: si querías conseguir que me pusiera más nerviosa, enhorabuena, ya lo has conseguido.

Escuchaste una pequeña risa por su parte.

Sasuke: tranquila, todo irá bien, no sé porque te pones tan nerviosa.

Tú: porque tengo que dar buena imagen, vengo como compañera del gran abogado Sasuke Uchiha, debo estar a la altura.

Sasuke: si eso era lo que te preocupaba, entonces no deberías estar nerviosa. Ya estás a la altura.

Tú: Sasuke.

Llamaste con una sonrisa amable en tu rostro observando al joven que tenías a tu lado mirando a todos.

Sasuke: dime.

Tú: es cierto que sabes poner a las mujeres nerviosas, pero también sabes tranquilizarlas, gracias.

Durante toda la conversación habíais estado caminando dirigiéndoos al lugar donde los camareros estaban sirviendo la bebida y justo cuando le agradeciste llegasteis a la barra.

Sasuke: así que sé poner a las chicas nerviosas ¿eh?

Preguntó con una mirada seductora acercándose a tu cara.

Tú: pues...

¿?: buenas noches, chicos.

Tú: ¿Asuma?

Preguntaste observando al recién llegado que te había salvado de tener que responder a la pregunta del azabache.

Asuma: esta noche estás muy guapa.

Tú: gracias, tú también te ves muy bien. ¿Vienes solo?

Asuma: vengo con Kurenai.

Respondió un tanto sonrojado con su mano detrás de la nuca riendo nerviosamente.

Tú: que bien, ya era hora.

Asuma: ¿a qué te refieres?

Interrogó un tanto nervioso por tener la impresión de que le estabas insinuando algo.

Tú: ¿no me digas que aún no le has pedido ser tu novia?

Refutaste estupefacta por su comportamiento, y al realizar dicha pregunta notaste que su nerviosismo aumentó.

Asuma: pero ¿qué... estás... diciendo?

Tú: es más que obvio que te gusta, ¿a qué esperas?

Comentaste con un tono autoritario, después de todo parecía que necesitaba un empujoncito para dar el siguiente paso.

Asuma: es que no estoy seguro de que ella... sienta lo mismo.

Respondió un tanto desanimado, cosa que no duró mucho puesto que diste un suspiro y le contestaste de la mejor manera para animarlo.

Tú: inténtalo, el no siempre lo tienes, pero dime si te dice que si ¿no crees que has perdido tiempo sin pasar con ella por tus dudas?

Asuma: visto de esa manera...

Tú: además soy mujer, me doy cuenta de esas cosas.

Insinuaste dándole ánimos mientras le guiñabas un ojo.

Asuma: ¿Sabes? Creo que tienes razón, se lo diré al acabar la fiesta.

Te dio un gran abrazo y después le dio la mano a Sasuke.

Asuma: muchas gracias.

Agradeció con una amplia sonrisa para luego marcharse dejándoos solos.

Sasuke: ¿en serio crees que funcionará?

Preguntó un tanto dudoso observando como su amigo desaparecía entre tanta gente.

Tú: todo lo que he dicho es lo que realmente pensaba, Sasuke. Además, sé que a Kurenai está enamorada de él. Digamos que solo le di un pequeño empujón.

Tras terminar tu explicación giraste tu rostro para mirar sonriente a tu acompañante y justo en ese momento una canción lenta comenzó a sonar. El peli negro dejó su copa en la mesa y extendió la mano hacia ti con una sonrisa encantadora.

Sasuke: ¿me permite este baile hermosa dama?

Su comentario ocasionó un leve sonrojo en tu rostro mientras tomabas su mano.

Tú: claro, caballero.

Tomados de la mano te llevó al centro de la sala para comenzar a bailar. Le diste tu mano derecha y con la otra rodeaste su cuello. Él a su vez te tomó de la cintura pegándote a su cuerpo y comenzando a bailar. Apoyaste tu cabeza en el hombro de Sasuke dejando que su calor y su aroma te envolviera.

Tú: ¿con quien está Tai?

Sasuke: le pedi el favor a un amigo.

Tú: pues Kakashi no es.

Sasuke: ¿cómo lo sabes?

Preguntó un tanto sorprendido por tu acierto, cosa que te hizo reír levemente.

Tú porque está detrás de ti.

Aun bailando dio media vuelta para observar como Kakashi estaba en la barra con una copa mirando para vosotros.

Sasuke: efectivamente, Kakashi no es, es otro amigo que tengo.

Volvisteis a dar otra vuelta permaneciendo callados durante un tiempo. Cerraste tus ojos dejándote envolver por todos esos sentidos, el aroma del peli negro, escuchar los latidos de su corazón, sin embargo, no eras la única que se dejaba embriagar puesto que él olía tu pelo y tenía los ojos cerrados.

Se acercó a tu oído rompiendo el agradable silencio que os envolvía.

Sasuke: gracias por acompañarme esta noche, preciosa.

De nuevo consiguió que te sonrojaras por su apelativo cariñoso, pero no pudo verlo. Acercaste tus labios a su oído para contestarle.

Tú: gracias a ti por invitarme.

Un escalofrío placentero recorrió la espalda del azabache al sentir tu cálida respiración en su oído haciendo que abriera los ojos. Te separaste de su oído un poco quedando así vuestras caras a escasos centímetros. Estabais tan cerca que podíais sentir la respiración del otro sobre vuestros labios.

Os acercasteis un poco más sin dejar de observaros a los ojos como si nadie más existiera en ese lugar, cosa que no era así y lo descubristeis porque...

¿?: ¡ey, tortolitos! ¿me hacéis compañía un rato?

Os separasteis rápidamente bastante sonrojados, os disteis cuenta de que la música ya había cambiado y que Kakashi se encontraba a vuestro lado.

Tú: claro, no hay problema ¿verdad Sasuke?

Sasuke: claro que no.

Contestó con su sonrojo aún en sus mejillas, intentando ocultarlo desviando su mirada.

Los tres os acercasteis a la barra y pedisteis algo de beber.

Tú: ¿no has venido acompañado?

Kakashi: no, pero me iré acompañado.

Respondió de manera burlona.

Sasuke: así que has vendo en busca de una chica que te aguante ¿eh?

Kakashi: no, me voy acompañado porque he venido con Asuma y Kurenai.

Contestó sorprendiéndoos y a la vez os reísteis al ver que os había engañado.

Tú: Sasuke, nosotros podríamos llevarlo.

Sasuke: ¿porqué dices eso si él ya tiene con quien irse?

Preguntó un tanto confuso por tu propuesta.

Tú: recuerda que Asuma le dirá lo que siente a Kurenai después de la fiesta.

Sasuke: es cierto, así que no pintarías nada allí, diles que te vienes con nosotros.

Kakashi: ¿no te molesta?

Sasuke: claro que no me molesta llevarte, hombre.

El peli plata asintió animado al saber que no sería la carabina de esos dos y acto seguido se fue para reunirse con Kurenai y con Asuma.

Tú: gracias Sasuke.

Sasuke: era lo mínimo que podía hacer, ya que me has acompañado.

¿?: hola sobrinito.

Interrumpió vuestra conversación una persona, a la que os tuvisteis que girar parcialmente para observar al recién llegado.

Sasuke: Madara.

Nombró bastante emocionado mientras se separaba de ti para poder abrazar al nuevo integrante de la conversación. Al separarse Madara te observó.

Madara: dime ¿esta preciosidad es tu novia?

Sasuke: no, es una amiga que ha accedido a acompañarme esta noche.

Madara te miró de arriba abajo con una sonrisa seductora.

Madara: permitame presentarme dulce jovencita.

Tomó tu mano para besarla de una manera un tanto seductora.

Madara: mi nombre es Madara Uchiha, el tío de Sasuke.

Tú: es un placer.

Sasuke: tío, ella es (...).

Madara quedó sorprendido al escuchar tu nombre.

Madara: ¿no me digas que esta preciosidad es la mujer que salvó a mi hermano?

Sasuke: así es, ella salvó a mi padre.

Explicó mirándote de manera tierna.

Madara: mi hermano se quedó corto al decir que eras un ángel caído del cielo.

Ese comentario si que te puso algo nerviosa sacando un tono rosado en tus mejillas.

Tú: no fue para tanto, señor Uchiha.

Madara: por favor, tutéame, no soy tan viejo ¿o a caso lo parezco?

Tú: etto...

.......................... continuará ..........................


como siempre agradecer a las chicas que se toman la molestia de comentar los cap como nayeli, jailin y luna! también al resto por leer espero que os haya gustado chicas!
    mushashi
   26/02/17 00:57 | Última edición: 26/02/17 00:57

ohhhhhhhhh por los santos cielos marta nee-chan tu cap me mega encanto cada dia se pone mejor,pero esperare pasiente la conti deveras deveras

    lunadark
   27/02/17 02:14 | Última edición: 27/02/17 02:14

increible one cm siempre me encanta cm escribes marta one chan!!! sasuke si q sabe ponerme nerviosa jeje fue muy lindo este capi, me encanto y espero cn muchisimas ansias la contiiii!!!!