Enfrentándome al pasado 16
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 132
  Fecha: 06/03/17 20:48
  Última edición: 06/03/17 20:48
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Tú: caballeros, permitanme decirles que seguramente la ex-mujer de Sasuke no podía acompañarlo porque tenía que cuidar de su hijo, del fruto de su amor, algo que dudo que ustedes tengan.

Ambos se miraron mientras su sonrisa burlona desaparecía de sus caras.

Tú: además puede que no haya acabado bien, pero el cariño que Sasuke tiene por parte de su hijo no se puede comparar con nada. Aunque no creo que logréis entenderlo, ya que no tenéis hijos y visto lo visto dudo que alguien se arriesgue a tenerlos con ustedes.

Deidara y Sasori estaban un tanto enojados por tus comentarios.

Sasori: ¡cómo te atreves a decirnos eso!

Tú: es lo que acabo de ver, no los conozco, pero si son capaces de burlarse de las desgracias ajenas y de montar un numerito como éste en un lugar así, es porque no tienen muchas luces. Espero que sus negocios no se vean influidos por ese pequeño motivo.

Atacaste con una encantadora sonrisa, pero con malicia puesto que se lo tenían merecido.

Deidara: mira linda, esto... esto no quedará así.

Refutó intentando salir de esa situación humillante para ellos.

Tú: pues más les vale a ustedes que sí.

Respondiste borrando tu sonrisa angelical para poner una cara más seria y una mirada asesina, soltando el brazo de Sasuke y dando un paso hacia ellos.

Tú: porque no soporto a la gente que juega con los sentimientos de otras personas y menos que se burlen de ellas. Y créanme cuando les digo que aquellos que lo hacen con las personas que me importan acaban mal. No me subestimen por ser una mujer o por ser más joven.

Amenazaste con un tono de voz tranquilo, sin elevar el tono de tu voz para que nadie se enterase del espectáculo.

Tú: y ahora si nos permiten tenemos cosas más importantes que hacer que perder el tiempo con ustedes y de paso evitar que monten un espectáculo.

Giraste sobre tus talones, agarraste a Sasuke por una muñeca llevándolo contigo, seguidos por Neji y Kakashi mientras los otros dos se quedaban asustados y enfadados en mitad de toda la gente.

Sasuke, Kakashi y Neji te miraban asombrados mientras caminábais hacia la barra donde os detuvisteis. Diste un largo suspiro y te percataste de sus miradas.

Tú: ¿qué?

Preguntaste de forma inocente.

Kakashi: eso a sido... ¡una pasada!

Neji: ya te digo, ¿has visto con la cara que los ha dejado?

Tú: no ha sido tanto.

Neji: ¿qué no? Los has dejado con la boca abierta y acojonados. Y lo mejor es que lo has hecho sin ningún problema, de manera elegante y sin montar ninguna escena.

Los dos comenzaron a reírse de como habías dejado a esos dos.

Kakashi: ¿viste sus caras cuando les dijo que nadie querría tener hijos con ellos?

Neji: como para no verlo. Los ha dejado de piedra, se lo tenían merecido, ¿no dices nada Sasuke?

El nombrado había estado todo el tiempo mirándote seriamente, te percataste de ello y la pequeña sonrisa que tenías al recordar la cara de Sasori y Deidara se borró.

Tú: siento si te ha molestado.

Sasuke: y luego te cuestionas si estás a la altura de esta fiesta.

Contestó mostrando una sonrisa amable en sus labios, correspondiste a la sonrisa. Y los cuatro comenzasteis a reír. Y entre risas os disteis cuenta de la hora.

Sasuke: bueno Neji, nosotros tenemos que irnos.

Neji: claro, nos vemos en otra ocasión.

Tras despediros del moreno os disteis media vuelta para iros.

Neji: y Sasuke.

La voz de Neji hizo que miraseis atrás donde se encontraba.

Sasuke: ¿si?

Neji: recuerda volver a traer a esa increíble mujer contigo a la próxima fiesta, nos vemos.

Subisteis al coche y durante el camino estuvisteis hablando de la fiesta.

El primero en llegar a casa fue Kakashi, este se despidió y os dio las gracias por haberlo dejado en casa.

Después de unos 5 minutos en el coche en silencio, Sasuke lo rompió.

Sasuke: espero que ya no vuelvas a decir que no estás a la altura de esas fiestas, porque ya creo que lo estás. Era yo el que no estaba a la altura, si no me hubieses detenido hubiese montado un espectáculo, gracias.

Tú: no lo hubiese montado, tenías derecho a pegarles y si no lo hacías tú lo hacía yo, se pasaron de la raya.

Sasuke: ¿es la primera fiesta a la que asistes?

Tú: no.

Sasuke: entonces ¿porqué dijiste que no estabas a la altura de esa fiesta?

Tras un largo suspiro decidiste que ya era hora de contarle algo más sobre tu pasado. El peli negro se dio cuenta de ese pequeño gesto y comenzó a prestarte mucha atención sin perder de vista la carretera.

Tú: acudí a varias fiestas como éstas cuando estaba casada.

Miraste tus manos que se encontraban encima de tus piernas.

Tú: siempre intentaba comportarme lo más correctamente posible, pero si mi marido quedaba mal en algún momento, circunstancia o cualquier cosa, en casa me decía que era mi culpa.

Ese comentario enfadó al azabache, cosa que se pudo notar en su voz.

Sasuke: pero tú no tenías la culpa si él metía la pata.

Miraste por la ventanilla sin expresión ninguna.

Tú: puede que tengas razón, pero me lo dijo tantas veces, me dijo tantas veces que mi deber como acompañante era procurar que él no quedase mal y que si eso ocurría yo debía decir otra cosa para quedar yo peor que él, me lo dijo tantas veces que al final me lo creía.

Una lágrima corrió por tu mejilla, la secaste con tu mano izquierda, volviste a apoyar tu mano en tu pierna y seguiste mirando por la ventana hasta que sentiste que una mano cogía la tuya. Miraste tu mano y luego miraste a Sasuke.

Sasuke: escúchame bien, tú no hiciste nada, no tenías la culpa de que él fuera un idiota. Ya has demostrado hoy que si que estás a la altura y también que sabes defenderte solita.

Contestó con una cálida sonrisa que te contagió.

Tú: gracias.

Aún conduciendo elevó tu mano hasta sus labios para poder depositar un beso en el dorso de ésta. Luego volvió a dejarla encima de tu regazo, pero sin romper el contacto entre vuestras manos.

Sasuke: gracias a ti, mi salvadora.

Con una linda sonrisa en su rostro apartó su mano para poder aparcar. Saliste del coche y viste que no era tu casa cosa que te tenía bastante confusa.

Tú: Sasuke, esta no es mi casa.

El nombrado salió del coche con una sonrisa y se puso a tu lado.

Sasuke: lo sé, pero quiero que pases un rato más conmigo, por favor.

Imploró con esos ojitos irresistibles que no dejaban de mirarte y a los que no pudiste negarte.

Tú: está bien, como resistirme si lo pides así.

Pasasteis a su casa, era de dos pisos, te guió hasta el salón.

Sasuke: siéntate, tengo que decirle a mi amigo que ya estoy aquí y que ya se puede ir a casa, mientras tanto ¿puedes esperarme aquí?

Tú: claro, tomaos vuestro tiempo.

Te dejó en el salón y empezaste a ver fotos que había por las estanterías mientras él le decía a su amigo que ya se podía ir. Ambos bajaron las escaleras, pero su amigo vio que había alguien en el salón y quería ver como era la chica. Se escapó de Sasuke sin que se diera cuenta y fue al salón. Al entrar puso una sonrisa de oreja a oreja al cerciorarse de que era una chica que estaba de espaldas a él viendo más fotos que había en un armario. Ese armario poseía un espejo en uno de los lados por el cual consiguió ver tu rostro provocándole un gran shock. Y antes de que saliera de él, Sasuke pudo sacarlo de la casa sin que te percatases de toda esa situación que se había producido a tus espaldas.

Sasuke cerró la puerta observando como su amigo aún estaba sorprendido.

¿?: (pensamiento: ¿(...)?, ¿en serio eres tú? Cuanto tiempo sin verte, estás mucho más hermosa, pero tengo que saber si realmente eres tú, tendré que preguntarle otro día a Sasuke)

Después de despedirse y de una pequeña bronca por parte de Sasuke al haberle desobedecido cuando le pidió que no fuera a la sala, se marchó. El azabache por su parte entró de nuevo a la casa para acercarse por detrás de ti sin hacer ningún ruido para que no lo descubrieses. Segundos después sentiste unas manos rodeando tu cintura lo cual provocó un pequeño salto por tu parte a la vez que observabas hacia atrás.

Sasuke: ¿no me digas que te asusté?

Tú: no te hagas el que no sabe, esa era tu intención.

Una pequeña carcajada se escuchó por su parte.

Sasuke: ¿mirando fotos?

Preguntó observando el armario repleto de ellas. Regresaste tu vista hacia el armario aún abrazada por él. Posó su mentón en tu hombro acercando más su cuerpo al tuyo.

Tú: se os ve muy felices.

Ambos estabais observando una foto de toda la familia Uchiha incluido Madara.

Sasuke: si, esa fue en mi decimotercer cumpleaños.

Tú: tu padre y tu tío parecen enfadados.

Sasuke: ese día se enfadaron.

Tú: en todas las familias pasa. Tu hijo se parece mucho a ti.

Sasuke: si.

Tú: también en el comportamiento.

Sasuke: ¿cómo?

Interrogó un tanto sorprendido puesto que nunca le habían dicho eso.

Tú: al principio sois fríos, pero una vez que cogéis confianza sois encantadores.

El peli negro con ayuda de sus manos aún en tu cintura te dio la vuelta para poder observarte detenidamente. Ahora vuestras caras volvían a estar tan cerca como en el baile.

............................. continuará .............................









nayeli, jailin, aimelove y luna! muchisímas gracias por vuestros hermosos comentarios que me han alegrado el día, espero que os haya gustado este cap, también al resto que lee!
    aimelove
   06/03/17 21:31 | Última edición: 06/03/17 21:31

Por el amor de yisus!! es quien estoy pensando
Me gusto el capitulo espero ponto el otro
Esto esta Muy Bueno!!!

    lunadark
   06/03/17 23:50 | Última edición: 06/03/17 23:50

oh increible capi one!!! jeje me encanto la parte en qle digo sus verdades al par d bakas -.- se lo merecian! uy las cosas se ponen interesantes cn sasuke :3 espero cn muchisimas ansias la contiiiiiiiiiiiiii!! t cuidas one nos leemos pronto sayin n.n

    mushashi
   07/03/17 00:45 | Última edición: 07/03/17 00:45

o por todos los santos cielos dei-chan es malvado!!!!y sasori igual,estoy muy anciosa y emocionada por la conti marta-chan :3

    jailin_uchiha
   07/03/17 23:09 | Última edición: 07/03/17 23:09

Me encanto, aunque todavia conservo la duda ¿Quién es el amigo de Sasuke?, me dejas con ganas de seguir leeyndo, estaré esperando la conti