Enfrentándome al pasado 17
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 47
  Fecha: 11/03/17 23:45
  Última edición: 11/03/17 23:45
Fanfics > Relatos - FanFics



 

El peli negro con ayuda de sus manos aún en tu cintura te dio la vuelta para poder observarte detenidamente. Ahora vuestras caras volvían a estar tan cerca como en el baile. Os mirasteis a los ojos perdiéndoos en ellos, acercando cada vez un poco más vuestros labios hasta rozarlos, y justo cuando ibais a besaros…

¿?: ¿papi?

Os girasteis para ver en la puerta al pequeño Tai mientras se frotaba un ojo con su mano. Sasuke se acercó a él y se agachó para quedar a su altura.

Sasuke: ¿no estabas durmiendo?

Tai: sí, pero tuve una pesadilla y me desperté, ¿puedes leerme un cuento?

Sasuke: estoy algo cansado.

Tai: porfaaa.

Pidió con unos ojitos cristalinos a los que no pudiste resistirte.

Tú: si quieres yo puedo leértelo.

El azabache se levantó observándote con una mirada llena de ternura.

Tai: ¡(...)! gracias, por cierto, estás muy guapa.

Te acercaste a él ofreciéndole tu mano que con gusto aceptó y te arrastró escaleras arriba mientras hablaba sin parar. Por su parte, el padre se apoyó en el marco de la puerta mientras os veía subir. Volteaste lo suficiente tu cabeza para observarle, y con tu mano le indicaste que sería poco tiempo.
Tras desaparecer de su vista, el Uchiha se quitó su chaqueta y se desabrochó algunos botones de la camisa, aflojando el nudo de la corbata y se puso a preparar algo para comer.

------------------------------------------- /Contigo/ -------------------------------------------

Habías metido a Tai en la cama mientras no paraba de hablar ni de reír. Te sentaste a su lado y te dio un libro. Comenzaste a leer y al cabo de diez minutos estaba más que dormido. Te levantaste con cuidado y posaste el libro en la mesilla. Tapaste al pequeño y le diste un beso en la frente. Te erguiste observando al pequeño Uchiha quién tenía una cara llena de felicidad. Esa escena provocó una tierna sonrisa por tu parte.

Un ruido detrás de ti originó un pequeño respingo en ti, a lo cual te diste media vuelta para percatarte de que Sasuke estaba apoyado en el marco de la puerta observándoos.

Tú: Sasuke.

Susurraste para no despertar a Tai mientras te acercabas a la puerta y ambos abandonasteis la habitación.

Sasuke: gracias por leerle el cuento.

Tú: a sido un placer.

Sasuke: he preparado algo de comer, por si tienes hambre.

Tú: si, gracias ya estaba algo hambrienta.

Bajasteis a la cocina y os sentasteis a comer, sin embargo, el azabache solo se limitaba a mirarte.

Sasuke: (pensamiento: realmente eres alguien especial, y parece que Tai te tiene mucho cariño. Eres la mujer más increíble que he concido)

Tú: Sasuke, ¿ocurre algo?

Cuestionaste sacándolo de sus pensamientos a la vez que se sonrojaba un poco, pero no lo notaste.

Sasuke: no, no, solo me preguntaba si te gustaba la comida.

Tú: ¿la has hecho tú?

Él simplemente asintió un tanto preocupado por si no te había gustado, pero su preocupación se disipó en cuestión de segundos.

Tú: pues está muy rica, no hay muchos hombres que cocinen y menos que cocinen tan bien.

Respondiste con una sincera y grata sonrisa que abarcaba de oreja a oreja.

Sasuke: gracias.

Acabasteis de cenar, ibas a ayudarle a recoger y limpiar, pero no te dejó. Te ordenó que fueras a la sala y esperaras allí, y no pudiste negarte.
Cuando terminó eran las 2 de la mañana, se acercó a la sala encontrándose con que te habías quedado dormida en el sofá.

Sasuke: pobre, se ha quedado dormida.

Comentó acercándose a ti con una sonrisa tierna. Te tomó en brazos para llevarte escalera arriba hasta su habitación. Te tumbó en su cama tapándote seguidamente con las sábanas. Tu pelo estaba esparcido por la almohada, y un mechón que te estaba molestando en la cara, así que con sumo cuidado lo retiró.
Tu respiración era calmada, sin ojos no podían apartarse de ti, estaba completamente cautivado y sin poder evitarlo comenzó a aproximarse a tu cara tanto que sus labios estaban a escasos centímetros de los tuyos. Tenía ganas de besarte, pero antes de juntar vuestros labios se detuvo para susurrar sobre ellos.

Sasuke: no puedo resistirme, pero no debo. Quiero que nuestro primer beso sea especial, y que puedas disfrutarlo tanto como yo. Aunque a este paso si siempre nos interrumpen no sé cuando podré probar tus dulces labios.

Tras terminar su frase se tumbó a tu lado sin dejar de observarte. Antes de que se diera cuenta cayó en un profundo sueño.

Las horas pasaron hasta que una voz y alguien saltando en la cama te despertó. Y al hacerlo viste como Tai estaba encima de Sasuke, quién estaba a tu lado y éste se acababa despertar.

Sasuke: ¿Tai?

Tai: buenos días papi.

Sasuke: Tai ¿qué horas son estas de despertarme?

Tai: papa ya son las 12 de la mañana.

Tras contestar la pregunta de su padre, el pequeño reparó en tu presencia observándote con esos enormes orbes negros.

Tai: ¿(...)? ¿has dormido aquí?

Tú: pues creo que si, debí quedarme dormida ayer en el sofá.

Sasuke: cuando llegué ya estabas dormida.

Comentó con una hermosa sonrisa provocando un notorio sonrojo en tus mejillas, no solo por la vergüenza de haberte quedado dormida esperando sino por la situación.

Tú: lo siento mucho, no quería causarte molestias Sasuke.

Sasuke: no has sido ninguna molestia.

Tai: ¿porqué no te quedas a comer?

Tú: ya es tarde Tai, además tengo que pasar por casa para cambiarme.

Tai: que pena, ¿podemos pasar la tarde juntos?

Propuso bastante animado con esa sonrisa enorme que cautivaba a cualquiera.

Tú: mmmm...

Sasuke: Tai, (...) no puede estar todo el día cuidando de nosotros.

Tú: no tengo que cuidar de vosotros, Tai si me das un par de horas me ducharé, me cambiaré y entonces podremos ir a donde tú quieras, ¿te parece?

El pequeño saltó sobre ti tumbándote en la cama.

Tai: si, claro que si, gracias.

Sasuke os miraba con un codo apoyado en la cama y con una gran sonrisa.

Sasuke: Tai, si no dejas que se levante no podrá ir después al parque.

Al escuchar eso el pequeño se separó de ti rápidamente.

Tai: es cierto, venga (...), que tengo ganas de ir al parque a jugar.

Tú: está bien, está bien.

Respondiste sonriendo por el entusiasmo de aquel pequeño Uchiha. Te despediste para poder dirigirte seguidamente a tu casa. Donde te duchaste y preparaste para salir con los Uchiha. Al cabo de una hora y media el timbre de tu casa sonó. Abriste la puerta encontrándote con esos dos hombres que te esperaban para ir al parque.

Tú: vaya, no sabía que habíamos quedado en que me veníais a buscar.

Sasuke: algunos que están demasiado ansiosos por salir al parque.

Respondió observando a su hijo que intentaba contenerse, pero daba pequeños saltitos mostrando su entusiasmo.

Tú: bien, pues ¿a qué estamos esperando?

Fuisteis al parque y los tres estuvisteis jugando en él hasta la hora de comer.

Tú: bueno creo que va siendo hora de comer.

Tai: jooooo.

Comentó un poco desanimado por el hecho de tener que abandonar el parque y terminar con esa salida que tantas ganas le tenía.

Sasuke: ¿porqué no invitamos a (...) a comer?

Tai: buena idea papi.

Respondió regresando su anterior entusiasmo al saber que su plan seguía en pie.

Tú: eso es demasiado Tai.

Sasuke: es lo menos que podemos hacer después de aguantarnos el fin de semana pasado.

Tai: y por salvar al abuelo.

Tú: no pararéis hasta que diga que si ¿verdad?

Tai: vas conociendo a los Uchiha.

Comentó con una sonrisa made in Uchiha provocando una gran carcajada por vuestra parte.

Tú: está bien.

Tras ceder ante los dos, fuisteis a comer a un restaurante de allí al lado.

Durante la comida hiciste una pregunta que llevabas pensando durante un rato.

Tú: ¿Sabes algo de tu padre, Sasuke?

Sasuke: lo llamé el otro día. Está recuperándose, cada día está mejor, con más vitalidad y todo gracias a ti. Estuve hablando con él y me preguntó por ti, también me dijo que te diera recuerdos y que estaría esperando nuestra próxima visita.

Tú: me alegro de que esté mejor.

Pasasteis todo el sábado los tres juntos. Paseando, jugando con Tai, riendo, hablando. A la noche te acompañaron a casa.

Ya eran las diez de la noche y Tai estaba subido en la espalda de Sasuke completamente dormido.

Tú: gracias por acompañarme, pero no tenías por qué.

Comentaste en un susurro para no despertar al pequeño.

Sasuke: no voy a dejar que andes a estas horas sola por la calle, podría pasarte algo.

Te acercaste al azabache, éste se giró para dejarte ver a Tai a quién le diste un beso en la frente. Después le diste un beso en la mejilla al padre.

Tú: muchas gracias por este día, me lo he pasado muy bien.

Sasuke: yo también, adiós que duermas bien linda.

Tú: buenas noches.

Tras despedirte entraste en casa suspirando sin dejar de pensar en el bonito día que habías tenido. Y con esa grata sensación te fuiste a dormir.

El resto de fin de semana pasó tranquilo, igual que la semana. El viernes volvió a llegar y con ello las ganas de los niños por salir y disfrutar del fin de semana.

Ahora estabas tranquilamente en tu clase vacía acabando con acabando con unos papeles cuando alguien llamó a la puerta.

Tú: ¿Tsunade? ¿qué ocurre?

Tsunade: tienes una llamada y es urgente.

Te levantaste un tanto preocupada y fuiste al despacho de la rubia guiada por ella. Al llegar te abrió la puerta, te señaló el teléfono y tras pasar dentro de la estancia te dejó sola en ella.

Te acercaste a la mesa para tomar el teléfono entre tus manos y con una voz temblorosa respondiste.

Tú: ¿sí?

¿?: la señorita (...).

Tú: si soy yo, ¿quién es?

¿?: soy...

................................ continuará ................................


como siempre gracias a todas las chicas que siempre comentan los fics, sois increíbles y me alegráis el día!
    mushashi
   12/03/17 07:41 | Última edición: 12/03/17 07:41

Un increible caitulo,una ecena conmovedora,me sobre encanto,solo en tus fics haces que no sienta tanto odeo por el uchiha,peeo quien seta ese que llamo? Me quede muy intrigafa espetare pa conti anciosa y pasiente

    lunadark
   13/03/17 04:33 | Última edición: 13/03/17 04:33

sugoiiiiiiii!!! me encanto marta one chan, sasuke es muy tierno :3 no se nee con tu fic me encanta sobre td cuando se preocupa por mi .//. q bueno q nos moleste al dormirme en su sofa xD pero ahora me preocupa la ultima parte quien es esa persona? me da un mal presentimiento x.x spero cn muchisimas ansias la conti one san :3 cuidate nos leemos pronto, sayooo!!!!