Enfrentándome al pasado 23
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 165
  Fecha: 26/04/17 20:59
  Última edición: 26/04/17 20:59
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Tai: a mi también me cae bien (...), es más no me importaría que ella fuese... que ella fuese...

Kakashi: ¿que fuese qué?

Apremió viendo el nerviosismo en el pequeño que tenía un notorio sonrojo en sus pequeñas mejillas. Tai bajó el volumen de su voz, pero logró escucharlo.

Tai: mi madre.

Kakashi: ¿tu madre?

Preguntó osombrado sin dejar de observar al pequeño Uchiha.

Tai: si, es que ella es tan buena y tan linda, me gustaría que fuera mi madre. Además, me trata muy bien, es como la madre que nunca tuve.

Respondió con los ojos llenos de un brillo especial provocando una sonrisa tierna en el rostro del peli plata. Se acercó para arroparlo y depositar un pequeño beso en la frente.

Kakashi: creo que ella también quisiera tener un hijo como tú, y quien sabe... si tu padre se casase con ella...

Tai: ¿crees que lo hará?

Interrogó esperanzado por esa idea.

Kakashi: nadie sabe eso, pero no creo que eso influya en lo que ella siente por ti.

Tai: pero yo no sé si para ella soy como un hijo.

Refutó con los ojos cristalinos por la idea de que no lo apreciaras, pero duró poco gracias a peli plata.

Kakashi: ¿hacemos un trato?

Tai: ¿qué trato?

Kakashi: yo le pregunto y después te digo.

Respondió guiándole un ojo con complicidad por el plan.

Tai: ¿en serio?

Kakashi: si, pero ahora duérmete.

Tai: gracias tío Kakashi.

Kakashi: buenas noches, Tai.

---------------------------------- / Fin del flash back/ ----------------------------------

Tú: vaya, que tierno que es ese niño.

Comentaste de manera tierna con una sonrisa llena de amor.

Kakashi: ¿ves? Por cosas así creo que tu sentimiento hacía el es maternal.

Tú: pues creo que tienes razón Kakashi, no me había dado cuenta hasta ahora, pero quiero a ese niño como a un hijo.

Kakashi: todavía no has contestado del todo a mi pregunta, te queda una parte.

Tú: ¿cuál?

Kakashi: ¿que sientes por Sasuke?

Tu rostro se tornó rojo por la pregunta, así que apartaste tu mirada hacia la ventana para intentar ocultárselo al piloto.

Tú: yo... n-nada.

Kakashi: ajam, y yo nací ayer. Vamos (...) puedes contármelo, aunque si quieres vuelvo a decirte lo que me parece a mí.

Te quedaste callada en la misma posición sin ser capaz de decir nada.

Kakashi: ya veo, entonces te diré lo que pienso. Pienso que Sasuke y tú habéis pasado por situaciones bastante complicadas con respecto al amor. Bueno... sé lo de Sasuke porque lo he vivido a su lado y supongo que lo tuyo debe estar relacionado con el mismo tema. El caso es que creo que al haber vivido esas malas experiencias no queréis arriesgaros a volver a vivirlas, por eso sois tan reservados y precavidos. Debido a eso, no tenéis valor para decirle al otro lo que realmente sentís.

Giraste tu rostro hacia él para observarlo bastante sorprendida por lo que acababa de decir. Al no recibir ninguna respuesta por tu parte desvió su mirada hacia ti unos cuantos segundos.

Kakashi: ¿qué?

Tú: has dado en el clavo, al menos por mi parte.

Kakashi: lo sabía, sabía que estabas enamorada de él, por eso yo no intenté nada.

Tú: ¿que tu qué?

Preguntaste bastante impresionada pensando que habías escuchado mal.

Kakashi: vamos (...), eres una chica muy linda ¿quién no se fijaría en ti? Pero escúchame algo, con Sasuke merece la pena, lo conozco y sé que una vez que se enamora, se enamora de verdad, lo vi con Ino. Y he de decirte que nunca, en los años que lo conozco, nunca lo había visto tan enamorado de alguien, ni si quiera de Ino, como lo está de ti.

Tú: ¿en serio crees eso?

Kakashi: estoy seguro, (...) tú no lo habrás notado, pero desde que te conoció ha cambiado. Antes estaba hecho polvo, solo estaba por estar, estaba triste, aunque intentaba disimularlo por su hijo, creo que siempre tenía en mente el asunto de Ino y todo ese royo, pero como digo desde que has aparecido en sus vidas, Sasuke y Tai están más contentos. Que alguien que no conocen que les ayude, que salve a Fugaku sin pedir nada a cambio, realmente fuiste como un ángel caído del cielo para ellos (...), una luz que dio brillo a sus caminos, que iluminó la oscuridad que los rodeaban.

Tú: eso no es tuyo ¿cierto?

Preguntaste con una ceja levantada y una sonrisa burlona recibiendo una carcajada por su parte.

Kakashi: me has pillado, la última frase la escuché el otro día en una peli, pero me ha quedado genial ¿a que si?

Tú: la verdad es que has sabido como encajarla y cuándo.

Kakashi: pero la frase solo acompaña a todo lo que te dije, en verdad todo lo que te dije es lo que pienso y lo que he visto con mis propios ojos durante este tiempo. (...) ten paciencia con Sasuke, pero no te rindas ni te acobardes, porque merecerá la pena. No sé que te ocurrió antes, pero alguien como tú merece ser feliz.

En ese momento Kakashi paró enfrente de tu casa.

Kakashi: ya hemos llegado.

Tú: Kakashi.

Llamaste mirando tus manos apoyadas en tu regazo. Al escucharte se giró para observarte.

Kakashi: ¿si?

Tú: has analizado muy bien y has sacado conclusiones buenas a pesar de que no sabes nada de mi pasado.

Kakashi: te conozco lo suficiente y digamos que he tenido un golpe de suerte.

Contestó encogiéndose de hombros restándole importancia.

Tú: gracias Kakashi, lo tendré en cuenta.

Kakashi: te cuento todo esto, porque sé cuanto a sufrido Sasuke. Quiero que le vaya bien, aunque eso signifique renunciar a ti.

Bromeó con una gran sonrisita en su cara.

Tú: gracias por todo Kakashi.

Kakashi: gracias a ti.

Te bajaste del coche y entraste a tu casa. Estabas dejando las llaves sobre la mesa del recibidor cuando el teléfono fijo comenzó a sonar. Lo miraste fijamente dudando en si cogerlo o no, al final estiraste tu mano y lo cogiste.

Tú: ¿si?

Otra vez nadie contestó al otro lado, solo volvías a escuchar una respiración. Tras unos segundos así escuchaste que cortaron la llamada.

Tú: que extraño, me pregunto quien será.

Levantaste la mirada y en el espejo que estaba encima de la mesa te miraste las heridas. Ambas estaban bien curadas y no eran muy grandes. Primero miraste la de la ceja, que era más pequeña y después la del labio. Lo que más se notaba era el color azul y morado que esta tenía al rededor. Diste un largo suspiro apartando la mirada de tu reflejo.

Tú: vaya, si que me golearon fuerte, pero hubiese sido peor si no estuviese acostumbrada. Casi se me escapa cuando estaba hablando con Sasuke, que descuidada soy. Será mejor descansar ha sido un día demasiado largo.

El fin de semana pasó, la siguiente semana comenzó, te ponías maquillaje para que nadie notara tus heridas, pero más de alguno te preguntó, pues las noticias volaban en esa cuidad.

Tai estaba muy contento y cada día se amigaba más con esa niña que estaba coladita por él, comenzaste a creer que a Tai también le gustaba ella.
Era miércoles, estabas en el aula, los niños se acaban de ir y te quedaste para corregir unos ejercicios que les habías mandado el día anterior cuando alguien llamó a la puerta de la clase. Solo dijiste que pasara sin apartar la vista de los ejercicios, escuchaste como esa persona pasó y después como cerró la puerta.

Tú: ¿en qué puedo ayudar...

Levantaste la mirada mientras decías eso, para encontrarte con ese hombre.

Tú: ¿Sasuke? ¿Ocurre algo?

Preguntaste confusa y asombrada por su presencia allí.

Sasuke: ayer recibí una llamada de mis padres, le han dado el alta a mi padre y ya se encuentra en casa. Le queda bastante de recuperación, pero ya no tiene que permanecer en el hospital, solo tendrá que acudir de vez en cuando para una revisión.

Tú: eso es fantástico, Sasuke.

Exclamaste con una gran sonrisa animada por las buenas noticias.

Sasuke: me han enviado recuerdos para ti, y...

Dudó en continuar con la frase, así que lo apremiaste.

Tú: ¿y?

Sasuke: me han dicho que como este jueves y viernes es festivo, que si te gustaría pasar este largo fin de semana con nosotros.

Tú: no quiero ser una molestia, seríamos muchos en la casa.

Sasuke: por eso no hay problema, como has comprobado es muy grande. Además, a mis padres les haría muy felices que vinieras, después de todo, le prometiste a mi padre que cuando saliese cenaríamos todos juntos.

Tú: vaya, veo que no se ha olvidado, entonces no tengo ningún problema, pero ¿cuándo nos vamos?

Preguntaste con una tierna sonrisa alegrando al azabache.

Sasuke: cuando quieras, ya he preparado mi maleta y la de Tai, ahora está afuera jugando con una amiga, solo queda que recojas lo que necesites.

Tú: entonces tendré que ir a casa a preparar mi maleta, ¿puedes darme una hora para que lo organice todo?

Sasuke: tómate el tiempo que quieras, es más te acompañaremos a tu casa. Nosotros no tenemos nada que hacer.

Tú: muchas gracias Sasuke.

Sasuke: gracias a ti por aceptar, mi padre tiene ganas de volver a verte, insistió mucho en que te invitara.

Respondió el Uchiha con una gran sonrisa.

............................. continuará .............................







Muchas gracias por los comentarios Andii3_Uchiha, aimelove, nayeli one, luna one y jailin_uchiha me alegráis el día! espero que este cap también os haya gustado, y también gracias al resto por leer!
    jailin_uchiha
   27/04/17 18:05 | Última edición: 27/04/17 18:05

Me ENCANTO! me dejaste con ganas de seguir leyendo, estaré esperando la conti n.n

    mushashi
   30/04/17 01:22 | Última edición: 30/04/17 01:22

me encanto nee-chan haces que viva el momento y tenga tantas emociones encontradas por tu fic,estare anciosa por la conti deveras nee-chan y disculpa por la demora

    natiyami
   30/04/17 05:29 | Última edición: 30/04/17 05:29

Hola...

No me mates por favor...

Sé que regresé hace un par de semanas pero es como si no lo hubiera hecho.

La verdad si leo tus historias, es una lectura rápida por lo que estoy contra el tiempo pero si leo lo que escribes y me gustan tus historias, de hecho cuando me desocupe pienso escribir una historia de género shoujo como en los mangas.

Regresando a tu fic, Sasuke... ¿¡Qué rayos esperas para decirle lo que sientes!?

xD

Nos leemos.