Enfrentándome al pasado 34
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 41
  Fecha: 31/07/17 15:01
  Última edición: 31/07/17 15:01
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Tú: puede que tengas razón, pero después de todo me ha ayudado. Sin él no hubiésemos conseguido lo necesario para poder arrestarlo, no creo que se merezca que lo juzguen si yo no lo hago.

Pain: (...).

Kiba: pues no sé de que podríamos acusarlo linda, porque yo no encontré ningún documento sobre Pain.

Comentó mirándote con una sonrisa cómplice.

Tú: gracias Kiba.

Kiba: bien, ahora solo tenemos que esperar a que traigan aquí a Sai, y que se celebre el juicio. Hasta entonces podéis iros a casa y disfrutad.

Ordenó lanzando una mirada pícara hacia Sasuke.
Todos se despidieron de ti y de Sasuke y se marcharon dejando todo en silencio.

Sasuke: ¿nos vamos? Kakashi y Tai ya deben de estar esperándonos.

Tú: sí.

El camino fue corto, y no hablasteis de nada, viste como el pelinegro aún estaba preocupado. Al llegar pasasteis el día con Kakashi y con Tai.

Kakashi: ¿cómo va todo?

Sasuke: solo queda que encuentren a Sai y lo lleven al juicio.

Kakashi: entonces ya no hay ningún problema, será cuestión de poco tiempo, me alegro por vosotros chicos.

El peli plata se fue y Tai se durmió. Sasuke lo llevó a su habitación y volvió al salón donde te encontrabas sentada en el sofá. Se detuvo en la puerta observándote.

Tú: ¿qué es lo que tanto te preocupa, Sasuke?

Sasuke: ¿a qué te refieres?

Te levantaste mientras lo mirabas algo preocupada.

Tú: no puedes engañarme, desde que llegaste a la cafetería estás raro, preocupado por algo, pero no sé que es.

El Uchiha suspiró apartando momentáneamente la mirada.

Sasuke: tienes razón, a ti no te puedo engañar. Estuve leyendo el expediente de Sai.

Tú: ¿y qué ocurre?

Sasuke: ha cometido muchos delitos, y siempre ha salido impune de todos ellos, se ha librado.

Tú: ¿qué es lo que realmente te preocupa?

Sasuke: que esta vez haga lo mismo, y peor aún que se salga con la suya, que te aleje de mi, que te lleve con él y que yo no pueda hacer nada.

Te acercaste a él y cogiste su cara entre tus manos.

Tú: te prometí que no te dejaría.

Sasuke: pero ese hombre es capaz de cualquier cosa. ¿Que pasa si te amenaza con matarnos y te vas con él, que pasa si te amenaza de muerte y yo no puedo hacer nada? No sé que haría sin ti.

Confesó con sus ojos cristalinos que te encogieron el corazón.

Tú: lo mismo que yo sin ti, eso no pasará Sasuke, te amo. Eso es lo único que debe importarte, te amo, ¿me entiendes?

Puso sus manos en tus caderas y te acercó a su cuerpo, posó su frente en tu hombro izquierdo.

Sasuke: lo sé, yo también te amo, pero tengo un mal presentimiento, no sé porque pienso que te vas a ir, que vas a desaparecer en cuanto baje la guardia.

Acariciaste su cabeza y le diste un beso. Sentiste como sus brazos te apretaban un poco más. Subiste tu rostro para poder besarlo apasionadamente. El correspondió gustoso a tu beso mientras acariciaba tu espalda.
En un abrir y cerrar de ojos te había levantado del suelo y te sostenía en sus fuertes brazos. Sin dejar de besarte comenzó a subir las escaleras hasta su habitación. Una vez allí te recostó suavemente en la cama para después ponerse encima de ti. Bajó para besar tu cuello mientras tu respiración comenzaba a notarse. Fue desabrochando tu blusa para después quitártela, seguida por tu sujetador y tus pantalones.
No te quedaste atrás y le quitaste su camisa y sus pantalones hasta dejarlo en boxers. Volvisteis a besaros apasionadamente, tus manos se deslizaban por su espalda hasta llegar su cintura, moviste tus manos para poder tocar ese bulto que sobresalía en sus boxers. Cuando lo tocaste él gimió en tu oído, para después separarse de ti y con una sonrisa pervertida decirte.

Sasuke: eres una pervertida.

Correspondiste su sonrisa y en un movimiento te pusiste encima de él.

Tú: ahora sabrás que es que yo sea una pervertida.

Dicho esto, lo besaste y después bajaste mientras besabas su abdomen y una de tus manos iba masajeando su miembro. El peli negro solo hacía que gemir por tus actos. Le sacaste su boxer y viste esa gran herramienta que estaba dura. Te mordiste el labio inferior y sin más dilación besaste su miembro provocando un gran gemido por su parte.

Sasuke: ahhh.

Lamiste su miembro entero y al acabar besaste la cabeza, para después introducirlo en tu boca. Comenzaste despacio intentando torturarlo y que pudiera más.

Sasuke: (...), se ahhh... siente... geniahhhhl.

Aumentaste el ritmo escuchando como gemía cada vez más fuerte.

Sasuke: como... ahh... sigaaahhhss... así... no aguantaré.

Aumentaste más la velocidad y notaste como su miembro comenzaba a palpitar, después sentiste como un líquido tibio salia al mismo tiempo que gemía fuertemente. Sacaste su miembro de tu boca mientras un poco del líquido resbalaba por la comisura de tus labios y de manera sensual mientras te miraba relamiste la comisura de tus labios.

Te quitaste la última prenda que te quedaba y te pusiste a cuatro sobre él mirándolo a los ojos.

Tú: ¿y ahora soy una pervertida?

El Uchiha se levantó un poco besándote apasionadamente y mientras el beso duraba te sentaste metiendo su miembro dentro de ti.

Tú: mmmm...

Sasuke: ahhhh...

Comenzaste a moverte mientras él se sentaba y con sus manos en tus caderas comenzó a subirte y a bajarte para penetrarte. Pusiste tus manos en sus hombros y ayudaste para la penetración. Cada vez su miembro entraba y salía más rápidamente, mientras vosotros os besabais y gemíais.

Sasuke: me vuelves... ahhh... loco...

Tú: ahhh... te aaaamo ahh.

Tus gemidos y palabras lo volvieron loco y aumentó la velocidad de las embestidas.

Tú: ahhh.... másss ahhhh... fuer... teeeahhhh.

Tal y como pediste aumentó la fuerza de las embestidas. Estabais en vuestro límite, sentisteis una presión en el abdomen y gritasteis fuerte al llegar al orgasmo. Se tumbó respirando agitadamente y caíste delicadamente encima de él.

Sasuke: me encantas.

Susurró intentando recuperar el aliento. Apoyada en su pecho, mientras intentabas normalizar tu respiración sentías como ese líquido tibio recorría tu entrepierna. Te ibas a levantar para dejar que él saliese de ti, pero te abrazó juntándote de nuevo a él. Sin dejar que te levantaras y te besó.

Sasuke: déjame estar un poco más dentro de ti, me gusta sentirme dentro de ti.

Tú: me gusta sentirte dentro de mí.

Volviste a recostarte sobre su pecho y tapados por la sábana os quedasteis dormidos.

A la mañana siguiente te despertaste, sentiste como Sasuke todavía estaba dentro de ti, y lo miraste tiernamente.

Tú: Sasuke, será mejor que nos levantemos.

El nombrado se despertó y se movió haciendo que su miembro te penetrase.

Tú: ahhhh.

El peli negro se sonrojó por tu gemido.

Sasuke: lo siento, no me acordaba, estoy tan a gustito.

Tú: tranquilo.

Te cogió por la cadera y viste como en su cara aparecía una sonrisa pervertida.

Tú: Sasuke no me digas que... ahhhh.

No te dejó terminar porque volvió a embestirte. Sasuke se giró dejándote debajo de él, y con una de sus manos acarició tu cara.

Sasuke: te ves tan hermosa.

Después volvió a embestirte.

Tú: Sasuke, no llegaré a tiempo a trabajar.

Sasuke: entonces no vayas, quédate conmigo.

Pidió justo antes de volver a embestirte. Mordiste tu labio inferior intentando contener tus gemidos.

Sasuke: creo que hoy llegarás tarde.

Comentó divertido embistiéndote de nuevo.

Tú: ahhhh... Sasuke no juegues.

El nombrado comenzó a embestirte lentamente, mientras sentías como entraba y salía su miembro de ti.

Tú: máss... más...

Sasuke: ¿no decías que teníamos que... ahhhh... trabajar?

Lo miraste pícaramente.

Tú: el trabajo puede... mmmmm... esperar... ahhhh.

Comenzó a penetrarte más fuerte y más rápido llegando al punto que te volvía loca. Sentiste como su miembro comenzaba a palpitar dentro de ti.

Sasuke: ahhh... no... aguantooo... ahhh.

Rodeaste su cintura con tus piernas haciendo que llegase más adentro de ti. Sentisteis una presión en el abdomen.

Tú y Sasuke: ¡AHHHHHHH!

Arqueaste tu espalda al al llegar al orgasmo y luego Sasuke se dejó caer encima de ti sin aplastarte con su peso. Estabais recuperando el aliento cuando abriste tus ojos te encontraste con su mirada tierna.

Tú: ¿qué ocurre?

Sasuke: gracias.

Tú: ¿porqué?

Sasuke: por todo.

Te besó apasionadamente.

Tú: será mejor que despiertes a Tai mientras yo hago el desayuno.

Sasuke: está bien.

Os preparasteis y fuiste a hacer el desayuno. Al cabo de 15 minutos Sasuke y Tai aparecieron por la puerta, lo primero que hizo Tai fue abrazarte fuertemente.

Tai: buenos días (...).

Tú: buenos días cielito.

Saludaste con una gran sonrisa.
Estuvisteis desayunando tranquilamente, y después Sasuke os acercó al colegio.

Sasuke: nos vemos al salir del trabajo.

Tú: está bien, aunque puede que tarde algo en salir, te llamaré.

El peli negro pudo una mano en su nuca.

Sasuke: pues creo que no va a ser posible.

Tú: ¿porqué?

Sasuke: te vas a reír, pero es como si la tierra se hubiese tragado mi móvil. No lo encuentro por ningún lado, estuve buscándolo, pero no aparece.

Tú: bueno entonces según la hora a la que salga te llamaré al fijo o a tu oficina.

Sasuke: está bien, te cuidas amor.

Tú: tu también, te quiero.

Dejaste a Sasuke en su coche para que fuera a trabajar.


El día pasó tranquilo. Tenías libre a última, pero Kurenai te pidió que hicieses una guardia por ella, para que ella pudiese ir a comer con Azuma. Aceptaste. Estabas en la clase y había tocado el timbre. Los alumnos de 12 años salieron corriendo de la clase dejándote sola. Estuviste ordenando y organizando tus papeles y cuando miraste el reloj viste que eran las 8:30 de la tarde.
Recogiste tus cosas y saliste del colegio para ir hasta la casa de Sasuke ya que ahora vivías ahí porque Kiba te había dicho que no podías quedarte sola en tu casa. Al llegar a casa todo estaba en silencio.

Tú: ya estoy en casa.

Al ver que no había respuesta dejaste las cosas en la entrada y fuiste al salón.

Tú: ¿Sasuke? ¿Tai? ¿Itachi?

Itachi se había quedado en un hotel estos días así que supusiste que al no ver a ninguno de los tres se habían ido a dar un paseo con Tai. Ibas a salir del salón, pero viste que encima de la mesa había una nota. Te acercaste para cogerla y comenzaste a leer.

Nota: amor, te he echado de menos, tengo una sorpresa para ti. Te prometo que volveremos a estar juntos.

Paraste de leer y suspiraste como una enamorada.

Tú: ay Sasuke que tierno que eres cuando te lo propones... espera...


......................................... continuará .........................................



Siento la demora en subir el cap, gracias por ser pacientes y por leer el fic y a nayeli por comentar!

    mushashi
   01/08/17 00:09 | Última edición: 01/08/17 00:09

lamento la demora nee-chan

wueno que te puedo desir un cap maravilloso jeje tu si que sabes escribir nee-chan ,un capa fantastico peo ya sabes que soy sincera y en vez de el sasukeyo imagino mi gaara conmigo


estare esperando conti nee me dejas intrigada