Enfrentándome al pasado 36 (FINAL)
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 157
  Fecha: 21/08/17 00:19
  Última edición: 21/08/17 01:45
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Sai: ya te dije como te encontré.

Tú: sí, pero no me dijiste quien te dijo dónde encontrarme.

Sonrió de medio lado.

Sai: una mujer codiciosa y avariciosa que te encontraste en tu camino.

Tú: ¿en mi camino?

Él se limitó a asentir disfrutando de tu intriga y confusión.

Tú: no me digas que...

Su sonrisa se ensanchó al ver que habías dado con el nombre correcto, cosa que podía saber gracias a tu expresión llena de asombro.

Sai: así es la ex mujer de tu querido, Ino Yamanaka.

Tú: pero ¿cómo es posible? ¿Cómo es que sabía de tu existencia y qué estabas buscándome?

Sai: no es algo de lo que me enorgullezca, pero cuando pasó todo aquello, me refiero a cuando saliste del hospital y volví a emborracharme, ese día que te enfrentaste a mí y te marcharas. Después de eso me di cuenta de todo lo que te había hecho pasar.

Tú: por eso tuviste ese cambio de actitud.

Sai: me di cuenta de que no podía seguir actuando así, por eso dejé la vida que había llevado hasta entonces.

Tú: eras detallista y siempre eras muy amable al principio.

Sai: comencé a darme cuenta de lo importante que eras para mi, pensaba que, si te amenazaba y que si te pegaba, no te alejarías de mí por temor a que si te encontraba fuese peor, pero entonces cuando estuve a punto de perderte por que te empujé por las escaleras, de verdad me di cuenta de que realmente hacía todo eso porque te amaba.

Tú: no puedes hacer esto.

Sai: yo te amo y no quiero que te vayas de mi lado. Siempre estabas ahí para mí, siempre me aguantabas y nunca te quejabas de todo lo que te había hecho.

Tú: eso era por el contrato.

Sai: aún así el contrato solo decía que tenías que estar casada conmigo, no ponía nada de que vivieses conmigo y me aguantases.

Tú: eso es lo que se entiende por matrimonio.

Sai: pero esa no es la respuesta que estabas buscando.

Tú: ¿cómo la conoces?

Sai: ¿te acuerdas la razón por la cual decidiste divorciarte de mi?

Preguntó agachando la mirada bastante avergonzado.

Tú: claro, volviste a las andadas y estuviste engañándome. La verdad es que estuviste encantador en los dos meses antes del divorcio.

Sai: pero metí la pata como de costumbre.

-----------------------------------/ Flash Back /-----------------------------------

Llegabas a casa después de haber acabado de hacer unas compras acompañada de Pain.

Pain: ¿dónde dejo las bolsas?

Tú: sígueme las dejaremos en la cocina. Oye Pain muchas gracias por acompañarme, si no fuese por ti no podría haber salido de compras.

Pain: no tienes nada que agradecerme, me lo he pasado muy bien, ha sido un placer acompañarte.

Tú: gracias.

Estabais hablando tranquilamente mientras sacabas las cosas de las bolsas cuando escuchasteis un sonido. Ambos os mirasteis con bastante extrañados puesto que se suponía que no había nadie en casa.

Tú: ¿Qué ha sido eso?

Pain: no tengo ni idea.

Tú: Sai no llegaba hasta la noche, me dijo que iba a trabajar que por eso te pidió que me acompañaras.

Pain: a lo mejor ha acabado antes.

Comentó encogiéndose de hombros.

Tú: iré a ver.

Subiste las escaleras seguida de Pain dirección al lugar de donde provenía el ruido que os había alarmado.

Pain: creo que debería ir yo, puedes esperarme aquí.

Tú: no seas tonto.

Ya estabas delante de la puerta.

Pain: no cero que...

Tú: ¿qué temes que pueda pasar?

Dicho esto, abriste la puerta, viendo como tu esposo estaba encima de una mujer mientras esta gemía de placer. Al ver la luz que entraba en la habitación procedente del pasillo ambos se detuvieron mirándoos bastante sorprendidos.

Pain: esto era lo que temía que pudiera pasar.

Sai: amor...

Diste media vuelta y sin darles tiempo a nada comenzaste a correr empujando levemente a Pain para poder escaparte. Y mientras bajabas las escaleras no dejabas de escuchar como Sai gritaba tu nombre. Tras salir de la casa subiste al coche y saliste de allí pitando, viendo por el retrovisor como Sai intentaba coger el coche, pero éste no se abría porque estaba cerrado y no tenía las llaves. Después cayó de rodillas al suelo y Pain a su lado le ponía una mano en el hombro.

-----------------------------------/ Fin flash back /-----------------------------------

Tú: no entiendo a que viene eso ahora.

Sai: la mujer con la que estaba era ella, Ino.

Tú: así que os conocéis por eso.

Comentaste bastante sorprendida puesto que no te imaginabas ni por asomo que fuera esa la razón.

Sai: pero ahora estamos juntos, no volveré a cometer el mismo error porque te amo.

Tú: si me amaras no me harías esto.

Refutaste con una mirada llena de odio hacia el hombre que tenías delante.

Sai: hago esto porque te amo y quiero estar junto a ti.

Tú: pero yo no te amo, amo a Sasuke y no me dejas estar con él.

Sai elevó su mano para poder acariciar tu mejilla con una sonrisa tierna en su cara.

Sai: ya verás que llegarás a amarme mucho más que a él.

Se acercó a tus labios para besarte cuando un sonido fuera de la casa os sobresaltó. Sai se separó de ti para mirar que era, se asomó por las ventanas dejando entrar una luz azul y roja que parpadeaba.

Sai: ¿la policía? ¿Cómo es que están aquí?

Preguntó alarmado a la vez que confuso.

Tú: están para arrestarte.

Sentenciaste con una voz firme y una mirada decidida que pudo observar al darse la vuelta.

Sai: ¿cómo dices?

Tú: antes de venir aquí le mande un mensaje a Hinata.

Sai: en el que le decía que hacía un buen día, ¿qué hiciste?

Tú: era un mensaje clave para decirle que estaba en peligro que me habías encontrado.

Sai: cuando ella contestó sabias que te había entendido ¿cierto?

Tú: así es, después de eso solo era cuestión de tiempo que Hinata viniese con ayuda.

Sai: me has entretenido todo este tiempo.

Afirmó mostrando su ira en la voz.

Tú: como ya he dicho solo necesitaba tiempo, sé como eres, sabía que si te hacía creer que tú tenías todas las de ganar no sospecharías nada.

De pronto comenzó a reírse a carcajada limpia y fue aminorando hasta que solo quedaba una sonrisa de oreja a oreja en su rostro.

Sai: mi mujercita, tan lista y astuta como siempre, por eso te amo. Eres la mejor, pero como ya te he dicho no pienso dejar que te vayas de mi lado, y si no eres mía...

Comentó mientras sacaba un arma de detrás de su espalda y su mirada se ensombrecía.

Sai: no serás de nadie.

Sentenció apuntándote con el arma, sabías que no había tiempo que perder así que corriste hacía él y comenzasteis a forcejear, hasta que el arma se disparó.

Los que estaban afuera escucharon el disparo, los policías no dejaron que nadie se acercara mientras algunos de sus compañeros corrían hacia el interior de la casa.
Entre los curiosos espectadores se encontraban Sasuke y el resto. El azabache estaba nervioso al no saber que era lo que estaba pasando, Tai estaba abrazado a Hinata mientras ella le devolvía el abrazo.
Por fin los policías salieron de la casa, acompañados por un par de enfermeros que llevaban en una camilla una bolsa negra. Sasuke no podía creerlo, se acercó lo más rápido posible, los enfermeros al verlo se pararon. Contempló la bolsa cerrada, sus ojos estaban cristalinos imaginándose lo peor.

Sasuke: ¿pueden abrir la bolsa?

Preguntó al fin con un gran nudo en su garganta intentando controlar todas las emociones y las lágrimas que se estaban acumulando.

Enfermero1: no creo que sea bueno señor...

Sasuke: abran la bolsa, quiero verla.

Los enfermeros se miraron entre sí bastante confusos y luego llevaron su vista hacia él.

Enfermero2: ¿verla?

Sasuke: no me creeré que está muerta hasta que no la vea.

Refutó negándose a creer lo que su mente le estaba gritando y su corazón llorando en silencio.

¿?: pues es mejor que no lo creas porque no estoy muerta.

Sasuke se giró para ver a la persona que acababa de hablar. Un policía estaba en la puerta de la casa, acompañado por una mujer con la ropa toda llena de sangre.

Sasuke: ¡(...)!

Gritó corriendo hacia ti para poder abrazarte fuertemente.

Sasuke: menos mal, pensé yo... pensé...

Tú: todo ha pasado.

Respondiste escondiendo tu rostro en su pecho quedándoos así por unos pocos segundos. Luego se alejó de ti al ver como mirabas la bolsa que llevaban los enfermeros. Se apartó para dejarte paso. Te acercaste a la bolsa y después miraste a los enfermeros seriamente.

Tú: me gustaría poder verlo.

Enfermero1: ¿está segura señorita?

Tú: estoy muy segura.

Enfermero2: está bien.

Los enfermeros abrieron la bolsa permitiéndote ver a Sai. Pensarías que estaba dormido si no fuese por la sangre. Sentiste como alguien cogía tu mano y te abrazaba mientras te daba un beso en la cabeza.

Tú: Sasuke...

Susurraste con la voz entrecortada.

Sasuke: ya está amor, ya está.

Los enfermeros volvieron a tapar el cuerpo y se fueron dejando que las personas que te importaban se acercaran a ti. Sin embargo, antes de que ninguno pudiera decirte nada una voz os interrumpió.

Policía: señorita, siento la interrupción, pero necesito hablar con usted.

Tú: bien.

Policía: quiero que me cuente todo.

Estuviste contándole todo al policía con mucho detalle.

Tú: cuando me llamó le envié ese mensaje a mi amiga, sabía que ella lo entendería y que si Sai lo leía no se enteraría. Cuando llegué aquí hablé con Sai supe que no tenía ni a Tai ni a Sasuke secuestrados. Me di cuenta de que había sido una trampa. Cuando Hinata contestó mi mensaje, supe que traería ayuda, lo único que me quedaba era hacer tiempo hasta que llegasen, lo entretuve, pero cuando escuchó las alarmas...

-----------------------------------/ Flash back /-----------------------------------

Sai: y si no eres mía...

Comentó mientras sacaba un arma de detrás de su espalda y su mirada se ensombrecía.

Sai: no serás de nadie.

Sentenció apuntándote con el arma, sabías que no había tiempo que perder así que corriste hacía él y comenzasteis a forcejear, hasta que el arma se disparó.

Estabais pegados y el arma en medio de los dos. Pensabas que era el fin de tu vida, cerraste los ojos y recordaste todos los momentos felices con tus padres, tus amigos, con Naruto y con los aquellos hombres que había conseguido que volvieras a reír, los Uchiha.

Tú: os quiero Tai, Sasuke.

Entonces sentiste un peso encima de ti, perdiste el equilibrio y caíste al suelo. Sentiste algo cálido tocar tu piel y la voz de Sai junto a tu oído como un susurro.

Sai: creo que esto tenía que pasar tarde o temprano. Me alegro de haber pasado mi vida junto a ti y me arrepiento de no haberte tratado como te merecías.

Comenzaste a notar como su respiración era forzaba.

Sai: este es mi fin, supongo que alguien como yo... no merecía otra manera de morir... por suerte, tú serás a la última que vea... te... a... mo...

Sentiste como dejaba de respirar y su cuerpo pesaba más. Todo estaba en silencio incluso las sirenas cada vez sonaban más lejanas para ti. Solo estabas concentrada en lo que estaba pasando enfrente de ti.

Él había muerto.

Un sonido te sacó de tus pensamientos, alguien entraba por la puerta.

Policía: señorita.

Dos policías sacaron a Sai de encima de ti. Te sentaste en el suelo mirando tu ropa ensangrentada al igual que tus manos. Un enfermero se acercó a ti con cara de preocupación sin dejar de observar la sangre en tu ropa.

Enfermero: ¿se encuentra bien?

Tú: creo... creo que si.

Enfermero 2: esa sangre es del hombre. Llevémonoslo al depósito de cadáveres.

Policía: ¿qué ha pasado aquí?

No contestaste, mirabas como los enfermeros envolvían el cuerpo de Sai en un saco de color negro.

Enfermero 2: será mejor que la deje respirar un poco agente, esto es demasiado para una persona.

Policía: está bien, vayámonos.

-----------------------------------/ Fin falsh back /-----------------------------------

Policía: entonces, se defendió.

Tú: ¿Qué me ocurrirá ahora?

Sasuke: no puede pasarte nada cariño, ha sido en defensa propia.

Policía: él tiene razón señorita, lo único que tiene que hacer ahora es descansar y disfrutar de la vida que le brindan. Nosotros buscaremos a la señora Yamanaka y la arrestaremos.

Tai corrió a abrazarte con sus ojos cristalinos.

Tú: Tai vas a mancharte.

Comentaste dulcemente observando al pequeño abrazado a tu cadera. Levantó su rostro dejando que las lágrimas corrieran por sus mejillas.

Tai: me da igual.

Acariciaste su cabeza de manera cariñosa mientras él escondía su rostro en tu cuerpo.

Tai: me alegro de que estés bien mami.

Tú: ¿mami?

Preguntaste bastante impresionada observando como el pequeño se separaba de ti juntando sus manos y sus mejillas sonrojadas por la vergüenza.

Tai: verás (...), para mi eres como una madre.

Nervioso por saber qué dirías esperó mirando al suelo, perciviendo como te agachabas para quedar a su altura. Entonces elevó un poco su rostro para encontrarse con tu hermosa sonrisa.

Tú: me alegro de que estéis bien, me alegro de que Sai no os haya hecho nada, hijo mío.

Respondiste viendo como una gran sonrisa se formaba en su rostro a la vez que tenía los ojos llenos de lágrimas de felicidad, segundos después se lanzó para abrazarte de nuevo mucho más fuerte que antes.










----------------------------------- Dos meses después -----------------------------------




En un pueblo a cuatro horas de Konoha, en una casa muy grande se encuentra una familia en el jardín. Una mujer está sentada en una silla mirando como su marido y su nieto están jugando.

Tai: abuela, ven a jugar.

Itachi: vamos madre, jugaremos todos juntos.

En la puerta del jardín una mujer con el pelo negro con reflejos rojos se encuentra observando todo lo que pasa mientras acaricia su vientre poco abultado cuando siente que alguien la abraza por detrás y le besa la mejilla.

Tú: Sasuke.

Sasuke: gracias.

Tú: gracias a ti.

Sasuke: eres tú la que me va a dar otro hijo.

Comentó acariciando tu vientre con mucha ternura.

Tú: solo estoy de dos meses, aún queda mucho.

Sasuke: esto es más de lo que siempre he soñado.

Afirmó apoyando su cabeza en tu hombro sin dejar de abrazarte por detrás.

Sasuke: mis padres, mi hermano, mi hijo y la mujer que amo embarazada, todos juntos.

Tú: lo mismo puedo decir yo.

Te giró poco a poco hasta dejarte cara a cara con él permitiéndote que vieras la enorme y tierna sonrisa que dibujaban sus labios.

Sasuke: te amo.

Tú: yo también te amo.

Se acercó lentamente hacia tus labios disfrutando del momento y besándote con mucha pasión sin dejar de abrazarte.

Y el hermoso momento fue interrumpido por una voz proveniente del exterior.

Itachi: ¡ey tórtolitos! Iros a un hotel.

Todos os reísteis por el comentario del hermano mayor.

Tú: ahora solo me queda enfrentarme al futuro.

Sasuke: juntos.

Tú: juntos.






-------------------------------------------- F I N --------------------------------------------





Muchas gracias a todas las chicas que han leído el fic, y también a las que han comentado los capítulos porque sin vosotras esto no sería tan divertido. Quiero agradecer también la paciencia esperando que esta despistada subiera capítulos. Os lo agradezco chicas!



Queda actualizada la bibliografía:

http://fanfics.frikitest.com/BIOGRAF_A_Lhatatakeuchi-pid-132932.html
    natiyami
   22/08/17 05:33 | Última edición: 22/08/17 05:33

Si!! Por fin todo salió bien para nosotras y ahora hay un nuevo miembro en la familia y estamos juntos


    mushashi
   22/08/17 23:16 | Última edición: 22/08/17 23:16

ohhh por todos los santos cielos que fic tan impresionante y fantastico enserio me gusto mucho ne,,auqnue ya se acabo lo volvere a leer otra vez eres una genial escritora nee-chan