Enfrentándome al pasado 7
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 165
  Fecha: 04/01/17 17:24
  Última edición: 04/01/17 17:24
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Sasuke: (...).

Llamó captando tu mirada aún sentada en el banco de ese parque.

Tú: ¿si?

Sasuke: eres una mujer muy fuerte.

Contestó directamente provocando un gran sonrojo en tus mejillas que intentaste ocultar mirando hacia el suelo.

Tú: todo lo contrario, Sasuke, soy una cobarde.

Refutaste dejándolo bastante confundido puesto que no sabía a qué te estabas refiriendo para decir aquello. Sin embargo, antes de que pudiera preguntarte la conversación se vio interrumpida por Tai.

Tai: señorita (...).

Tú: ¿qué ocurre Tai?

Tai: gracias por traerme hoy al parque, ya tengo un amigo más.

Comentó de lo más alegre provocando una sonrisa por tu parte.

Tú: ¿a sí?

Tai: si.

Respondió ensanchando un poco más su sonrisa.

Tú: me alegro por ello.

Sasuke: Tai es mejor que te vayas a despedir, va siendo hora de volver a casa.

Ante la petición de su padre visteis como el pequeño Uchiha se iba a despedir.

Sasuke: gracias.

Giraste tu cabeza un poco para observar confusa a aquel hombre que estaba sentado a tu lado.

Tú: ¿por qué me das las gracias?

Sasuke: por cuidar hoy de mi hijo, no sabes el favor que me has hecho. Sino hubiese sido por ti el se hubiese pasado toda la tarde aburrido en mi despacho.

Tú: ya te dije que para mí no es ningún problema cuidar de Tai, todo lo contrario, me ha hecho compañía durante todo el día.

Tai regresó con vosotros.

Tai: ¿se encuentra bien señorita (...)?

Preguntó un tanto preocupado.

Tú: si, ¿por qué me lo preguntas?

Tai: parece algo triste.

Comentó aún con la preocupación latente, así que te agachaste para quedar a su altura y le acariciaste la mejilla.

Tú: estás algo manchado aquí. Y no tienes de qué preocuparte.

Te levantaste y Sasuke también se levantó del banco.

Tú: espero que te lo hayas pasado bien, Tai.

Tai: ¿está de broma? Me lo he pasado bien... ¡no! Genial... ¡no! Fantástico...

Comentó cada vez más animado y entusiasmado provocando que tanto su padre como tú os riérais por su indecisión.

Sasuke: vaya Tai si que te lo has pasado bien con (...).

Tai abrazó a su padre muy contento.

Tai: en serio papi, la señorita (...) es increíble.

El azabache levantó su mirada hacia ti mientras respondía a su hijo.

Sasuke: lo sé.

Respondió a la vez que te sonrojabas un poco.

Tú: bueno será mejor que yo me vaya ya. Tengo que preparar unas cosas para las clases de mañana.

Tai soltó a Sasuke, se puso delante de ti e hizo una reverencia.

Tai: siento las molestias que le he causado hoy señorita (...) y gracias por todo, a sido un día estupendo.

Comentó sonrojado y con una tierna sonrisa que te sobre cogió el corazón.

Tú: no hay de qué pequeño, yo también opino que ha sido un buen día. Adiós Sasuke.

Te despediste con una hermosa sonrisa.

Sasuke: gracias y hasta otra.

Te alejaste de allí mientras ambos Uchihas te observaban.

Tai: papa.

Llamó captando la atención de su padre que observó a su pequeño hijo.

Sasuke: ¿qué ocurre hijo?

Tai: ¿te gusta?

Preguntó directamente ocasionando un gran sonrojo por la pregunta de su hijo.

Sasuke: ¿por-por qué me preguntas eso hijo?

Tai: porque me cae muy bien esa mujer.

Sasuke: pero si a ti no te cae bien ninguna mujer adulta.

Tai: lo sé, pero ella es diferente, no sé cómo decirlo.

Respondió bastante frustado por no poder explicarse con claridad.

Sasuke: creo que te entiendo hijo.

Después Sasuke miró como desaparecías entre la gente.

Sasuke: creo que te entiendo.

Justo después se marcharon en el coche mientras Tai le contaba con pelos y señales como había sido el día contigo. Su padre solo escuchaba con una sonrisa como su hijo no paraba de hablar de ti, mientras se reía y decía muchas veces lo bien que se lo había pasado.

Sasuke: (pensamiento: gracias (...), hacía mucho que Tai no estaba tan contento)

Ambos Uchiha cenaron mientras seguía charlando sobre su tarde, y finalmente Tai se quedó dormido en el sofá. Sasuke lo llevó hasta su habitación, lo arropó y después se marchó no sin antes darle un beso en la frente a su hijo.

Salió de la habitación de Tai para dirigirse a la suya. Nada más cerrar la puerta se sacó su chaqueta del traje dejándola en una silla y luego se sentó en la cama.

Sasuke: solo hace dos días que te conoce y mira lo contento que está y no es el único.

Dicho esto, se fue a dormir.

Al día siguiente te levantaste, hiciste tu rutina y te fuiste al colegio. Entraste en clase y nada más entrar Tai te regaló una bonita sonrisa, la cual le devolviste.

Las clases pasaron rápidas, tanto que ya se habían acabado. Los alumnos ya se habían ido y tu estabas recogiendo tus cosas de la sala de profesores cuando Kakashi entró.

Kakuke: hola (...).

Tú: hola Kakashi, ¿qué tal?

Kakashi: sorprendido.

Tú: ¿por qué?

Kakashi: Tai ha cambiado.

Tú: ¿a sí?

Kakashi: si, ahora ya no es tan frío, definitivamente lo has cambiado.

Tú: ¿yo?

Preguntaste más que sorprendida por su respuesta.

Kakashi: Sasuke es mi amigo, me contó lo que pasó ayer.

Tú: ¿todo?

Kakashi: me parece muy bien por tu parte que te quedases con Tai, yo me quedo a veces con él cuando esto ocurre, pero últimamente no puedo quedarme con él.

Tú: vaya, aún así no creo que Tai haya cambiado tanto como dices.

El peli plata te observó para después dar un largo suspiro.

Kakashi: desde que sus padres se están divorciados nunca lo había visto sonreír, solo sonreía cuando estaba con su padre, solo con él. Sin embargo, ahora, cada vez que te ve, desde que estás aquí sonríe constantemente. Quiero a Tai como si fuese mi sobrino, y me alegro de que estés aquí para alegrar un poco la vida de esos dos.

Tú: yo también me alegro.

Respondiste con una tierna sonrisa en tu rostro y entonces caíste en una cosa que te había dicho Kakashi. Mientras éste veía como te dabas cuenta de ello se iba acercando a la puerta.

Tú: espera, ¿has dicho de los dos? ¿quién es la otra persona a parte de Tai?

Kakashi abrió la puerta girándose parcialmente para ver tu cara de confusión.

Kakashi: es alguien cercano que aunque no lo muestre mucho, a mi no me engaña.

El peli plata comenzó a salir por la puerta.

Tú: no me has respondido.

Kakashi: ya lo descubrirás.

Respondió a modo de despedida. A lo cual diste un pesado suspiro.

Tú: eso no se vale, ¿a quién se referiría?

Recogiste tus cosas y te marchaste de ahí.

Pasaron los días, cada día veías como Kakashi tenía razón en lo que había dicho, Tai ya no era ese niño frío que conociste el primer día. Ya era viernes y las clases ya habían terminado.

Estabas entrando en la sala de profesores cuando Kakashi te abordó con una pregunta.

Kakashi: ¿te vienes?

Tú: emm, ¿a dónde?

Kakashi: a sí cierto, no te dije nada, hoy vamos a salir a tomar algo por la tarde, ¿vienes?

Tú: claro ¿quienes van?

Kakashi: solo unos pocos, pero tranquila los conoces a todos.

Tú: está bien, ¿en dónde?

Kakashi: ¿te parece en el bar del otro día a eso de las 7?

Tú: allí estaré gracias por invitarme.

Agradeciste con una bonita sonrisa.

Kakashi: gracias por venir.

Te fuiste de allí para ir a tu casa a ducharte. Ya eran las 6:45 y decidiste ir al bar. Cuando llegaste solo viste a Kakashi y a Asuma.

Tú: buenas tardes chicos.

Asuma y Kakashi: buenas tardes.

Tú: ¿solo somos nosotros tres?

Kakashi: faltan dos personas.

En eso sentiste que alguien pequeño te abrazaba mientras decía:

¿?: señorita (...).

Te giraste con una tierna sonrisa puesto que ya habías reconocido esa voz.

Tú: ¿Tai? ¿qué estás haciendo aquí?

El pequeño hizo un puchero ante tu pregunta.

Tai: parece que no se alegra de verme.

Te inclinaste un poco y le revolviste el pelo.

Tú: claro que no es eso.

Ante tu respuesta el pequeño volvió a sonreír.

Tai: vengo a tomar algo con los amigos de papa.

Kakashi: ¿a caso ya no me saludas?

Comentó el peli plata fingiendo voz de desilusión al no ser atendido por el pequeño. Tai corrió hacia él para abrazarlo fuertemente.

Tai: lo siento Kakashi, no te vi.

Kakashi: ya claro, es mejor abrazar a (...) que es mejor que yo.

El pequeño empezó a reírse por la actitud del peli plata.

Tai: no es eso.

Kakashi que estaba agachado abrazó a Tai. Mientras veías esa escena sentiste una respiración en tu oído y como alguien te decía.

¿?: me alegra volver a verte.

En ese instante tu piel se erizó mientras tu corazón comenzaba a latir rápidamente y la sangre se aglomeraba en tus mejillas dando un color rojo. Te giraste sobresaltada intentando calmar todas esas sensaciones que había causado su acercamiento.

Tú: ho-hola Sasuke.

El nombrado se puso a tu lado mirando a su hijo abrazado primero a Kakashi y después a Asuma.

Sasuke: espero que no les moleste que lo haya traído.

Asuma y Kakashi: para nada.

Kakashi: ¿y a ti (...)?

Tú: claro que no me molesta.

Os sentasteis, tú al lado de Tai, a su lado Sasuke, después Asuma y finalmente Kakashi, que estaba a tu lado, estabais los 5 en una mesa.

Tai había pedido unas cartas para jugar y mientras hablabais tú jugabas con Tai bajo la atenta mirada de Sasuke.

Sasuke: (pensamiento: que linda se ve junto a mi hijo)

Kakashi se dio cuenta de como te mirada el azabache.

Kakashi: (pensamiento: así que estoy en lo cierto ¿eh Sasuke?).

.................................. continuará ..................................



muchas gracias por leer! y sobre todo por los comentarios como siempre gracias naye!!!

    mushashi
   08/01/17 01:39 | Última edición: 08/01/17 01:39

discvulpame marta one-chan este mes pasado estube sin acsi poder respirar bien tube mucho trabajo y no entre al foro,un capitulo que me sobre encanto devearsa marta ,iluminaste mi trade,y disculpa de nuevo comentar tan tarde ,esperare conti pasiente deveras :3

    lunadark
   09/01/17 01:01 | Última edición: 09/01/17 01:01

recuerdo hace mucho q escribiste este increible fic marta onecha y me alegra leerlo d nuevo, cm siempre te quedo buenisimo :333 sasuke es un amor en este fic xD solo aqui jeje y tai otra ternura me encanta ese niño! espero cn ansias la conti