Mi sensei (ONE-SHOT)
  Autor/a: Leenale
  Visitas: 165
  Fecha: 07/07/17 05:46
  Última edición: 07/07/17 05:46
Fanfics > El día a día en friki



 

Hola, aquí traigo un One-Shot que espero les guste.
Si alguien tiene cuenta en Wattpad y quiere leerme por allá mi nombre es @Sunrii.

/////////////////

-Vamos (..)- me dije tratando de concentrarme

Llevaba veinte minutos en la clase de matemáticas intentando con todas mis fuerzas entender todo lo que el profesor explicaba pero mi atención se desviaba rápidamente a los movimientos tan masculinos del profesor, el cómo movía sus manos señalando la pizarra, cómo caminaba de extremo a extremo a paso pausado, cómo su camisa con los dos primeros botones sueltos se mecía delicadamente revelando un poco de aquella blanca piel y sobre todo el cómo su voz retumbaba tan dentro de mi con ese tono tan sensual que tenía.
Mi corazón latía desbocado y los bellos de mi cuerpo se erizaban, mi temperatura corporal aumentaba y una inquietud me invadía.

-Malditas hormonas- susurre para mi misma con desaprobación

Si seguía así reprobaria el curso y era lo que menos necesitaba, aunque el hecho de pasar más tiempo con el profesor era una tentadora propuesta.
Estaba tan perdida en mis pensamientos que cuando reaccione la clase ya había terminado y vi al profesor salir del aula.

-Apresurate que a tu lentitud se nos pasa el descanso- dijo mi mejor amiga

-Ya voy- dije con desgana

Caminamos hasta la cafetería y después de pedir nuestro desayuno nos sentamos en una de las mesas más alejadas.

-Otra vez no pusiste atención a clases- dijo con burla

-Ya lo sé- suspire -pero que quieres que haga, el condenado profesor en un dios griego-

-Todas lo sabemos pero no por eso estamos babeando en plena clase-

-En serio que trato de concentrarme pero...-

-Tienes fantasías con él- término por mi

-¡No!- reclamé sintiendo mis mejillas calientes ganandome una risa de mi amiga

-Si sigues así perderás el curso- dijo volviendo a su seriedad

-Lo se pero dime Sakura, ¿Qué puedo hacer?- me encogí en mi lugar

-Puedes tomar tutorias, hay bastantes alumnos que las hacen y por lo que se no son muy caras-

-No- negué varias veces -no pienso gastar dinero así y tampoco tiempo que no tengo-

-Pero si en las tardes estas libre-

-Lo que haré será poner atención-

-Es que tu no tienes remedio (..)- dijo decaída

En silencio comenzamos a comer hasta que mi pelirosa amiga me miró con una gran sonrisa y supe que nada bueno vendría.

-Ya se- gritó

-¿Sabes que?-

-Qué tal si seduces al profesor- sonrió -así lo convences de que te apruebe y te quitas las ganas que le traes-

-¿Es acaso una broma?- entrecerre mis ojos sin poder creer lo que acaba de escuchar

-No, es la mejor solución- dijo con suficiencia

-El profesor es totalmente adusto, ¿como tu piensas que lograré eso?-

-Sólo lo conocemos en el trabajo, tal vez te lleves una sorpresa y resulte que es todo lo contrario a lo que se muestra- movió sus cejas en un gesto sugerente

-Dije que no, ¿Además que clase de chica crees que soy?-

-Cómo quieras- hizo un puchero -sigue sufriendo y deja que alguien más lo haga-

-¿Qué?-

-Eh escuchado a algunas chicas decir que intentarán seducir al profe pero no se que pasa después, a lo mejor y ya hasta a estado con varias-

Eso me molesto, sabía que todas estaban interesadas en el profesor pero no creí que llegarían a intentar algo con él y el sólo hecho de imaginarme que lo lograron me producía un desagradable sentimiento.

-Pues que urgidas deben estar-

-Celos- dijo riéndose

Decidí ignorarla y después de algunos minutos más regresamos al aula a seguir con nuestro día escolar.
.........................................

Un par de días después.

-¿Quieres una bolsita para la baba?- susurró Sakura con burla

-Cállate- dije mirandola con enojo

-Si sigues así el profe notará que te trae loca- dejo escapar una pequeña risita

Volví mi atención al guapo azabache que explicaba con parsimonia la clase, un gran suspiro salió de mi y aunque dije que me concentraria no pude dejar de fantasear con el mundo perfecto en donde el profesor Sasuke y yo éramos pareja.
...................................

-No puede ser- susurre al ver mis notas, había pasado un mes y seguía realmente mal en matemáticas

-Te dije que buscarás tutorias- suspiró Sakura

-Mis padres se enojaran mucho, ¿Que les voy a decir?-

-Que fue culpa del profe, diles que esta tan bueno que no puedes dejar de observarlo y te distrae-

-Sakura deja de bromear-

-Vale- sonrió -pero sino buscas tutorias yo me encargaré personalmente de hablar con tus padres con la verdad, no pienso dejar que pierdas el curso-

La miré horrorizada, lo había dicho tan seria que supe que hablaba con la verdad y por obvias razones no podía permitirlo.

-Lo haré pero no se te ocurra hablar- dije alarmada

-Bien- dijo feliz por mi respuesta
.....................

Al días siguiente.

-Adelantate- le dije a Sakura cuando terminó la clase

-No tardes- asintió

Espere a que todos en el aula salieran y sin pensarlo mucho porque si lo hacía me pondría a temblar como gelatina camine hasta el escritorio donde el profesor revisaba algunos ejercicios que hicimos en clase.

-¿Necesita algo señorita (..)?- preguntó mirándome

-Yo....-

-¿Usted?-

"Estúpidos lentes que lo hacen lucir tan sensual" pensé, de repente las palabras quedaron atoradas y no me ayudaba nada que sus obsidianas me miraran fijamente.

-Etto...no logró entender su materia- susurre avergonzada

-Lo he notado- se recargo en el respaldo de la silla cruzándose de brazos

-¿Cree que podría darme algunas clases extra?- rasque con nerviosismo mi mejilla

-Busque tutorias en otro lado, ya tengo bastante trabajo y no es mi deber, mi clase tiene una hora definida así que lo siento-

-Pero es que...- mire a otro lado -usted sabe enseñar bien-

-Si no entiende en clase, ¿que le hace pensar que horas extras conmigo la harán entender?-

-No lo sé...tal vez sólo necesito más atención- mordí mi labio ansiosa, eso sonó raro a mi parecer

-Escuche- suspiró quitando sus lentes y sobando el tabique de su nariz -sólo será una semana y es suficiente, no debe haber problema en entender lo que llevamos hasta ahora-

-Hai- asentí emocionada

-Ahora le agradecería si me deja terminar- señaló los papeles en su escritorio -empezamos mañana-

Salí casi corriendo del lugar muy emocionada, no podía creer que pasaría más tiempo con el profesor Sasuke, aunque me preocupaba no poder concentrarme y terminar peor de lo que estaba.
Cuando le conté a Sakura no perdió la oportunidad de molestarme pero estaba tan feliz que lo deje pasar.
.......................

Al día siguiente al terminar el día escolar fui al aula del profesor Sasuke y antes de entrar tuve que hacer varias respiraciones para calmar mis nervios.
En verdad puse empeño en entender pero a cada tanto me desconcentraba que el profesor término enojandose, fue un completo desastre y regrese abatida a casa por no haber aprendido nada y por dejar una impresión más mala con el azabache.



Mi segundo día no fue mejor, el profesor término diciéndome -no se como logró llegar a este grado-, siempre fui una alumna regular en matemáticas pero desde que llegó él mi desempeño había bajado. Cuando volvió a explicar decidí no mirar al frente y sólo escuchar tratando de resolver los ejercicios en mi libreta, al final de la tutoria había logrado resolver algunos ejercicios y el profesor parecía algo aliviado.



Era un nuevo día, respire profundo y arregle un poco mi ropa antes de llamar a la puerta y enseguida escuché la aprobación para pasar.

-Llega temprano- dijo el profesor guardando alguna cosa en el cajón del escritorio

-Salí un poco antes- dije con timidez sentandome en la banca frente a su escritorio

-Bien- asintió -empecemos-

Cómo los días anteriores se acercó a la pizarra y comenzó a escribir algunos ejercicios para después explicarme como era que se resolvían, todo iba más o menos bien hasta que me dejó resolver algunos por mi cuenta.
Mire mi libreta con nerviosismo tratando resolver alguno de los ejercicios pero pasados unos diez minutos me di por vencida, era imposible entender matemáticas si tenía cerca al profesor, deje el lápiz a un lado y suspire.

-¿Terminó?-

Todos los bellos de mi piel se erizaron y un escalofrío me recorrió la columna vertebral cuando el profesor Sasuke se acercó por detrás mío y se inclinó un poco para mirar mi libreta.
Contuve la respiración un momento y tuve miedo de que pudiera escuchar los latidos de mi corazón.

-No ha hecho nada- susurró

Su cálido aliento golpeó mi mejilla derecha y tuve que ahogar un pequeño gemido que quería escapar de mi garganta.

-No ha entendido nada ¿cierto?-

Estaba a punto de que me diera algo, estoy segura que notó mi cara roja y no podía decir palabra alguna porque sabía que mi voz me traicionaria y a saber que saldría.

-No es tan difícil- volvió a hablar -le explicaré una vez más-

Asentí roboticamente mirando a la libreta y como comenzaba a resolver uno de los ejercicios, él no podía pretender que yo me concentrara en los ejercicios cuando estaba tan cerca de mi. El olor de su perfume era tan abrazador que me comenzaba a sentir embriagada, el hecho de saber que si volteaba sólo un poco no habría espacio que nos separará, saber que podía cumplir una de mis fantasías me estaba torturando horriblemente.

-¿Entendió?-

Su voz me regreso a la realidad, con un poco de miedo negué lentamente escuchando un bufido de su parte y en ese momento me vino a la mente lo que Sakura me había dicho que hiciera, tal vez fue porque creía que resultaría o simplemente un pretexto pero voltee mi rostro y estampe mis labios en los suyos llevando una de mis manos a su nuca para que no se separará.
Reaccione cuando no sentí que correspondía y asustada de lo que había hecho y lo que podía pasar me aleje para seguidamente levantarme de mi asiento y comenzar a hacer reverencias.

-Lo siento, lo siento- deseaba tanto poder esconderme en algún lugar por la vergüenza -no se...por que lo hice-

Me atreví a mirarlo y su rostro estaba tan serio que supe que había metido bien dentro la pata, paralizada en mi lugar observe como el profesor caminaba hasta la puerta y la cerraba devolviendo segundos después sus pasos hasta quedar frente a mi.

-Aceptaré cualquier...cas...tigo- dije tragando nerviosa al sentir su penetrante mirada

Él sonrió ladino y podría haberme desmayado porque nunca lo había visto sonreír y era jodidamente sensual pero antes de reaccionar a cualquier cosa sentí su mano en mi nuca y como me jalaba con un poco de brusquedad estampando nuevamente nuestro labios comenzando un sensual y demandante beso que me robó el aliento en cuestión de segundos.
Pronto abandono mi boca y descendió sus besos a mi cuello y parte de mi clavícula, succionando de vez en cuando sacándome varios suspiros; sus manos inquietas exploraron debajo de mi blusa mientras yo me aferraba a su cuello para no caer por todas las sensaciones que sentía en ese momento. Comenzó a caminar hacia delante llevándome hasta el escritorio donde sus fuertes manos me tomaron de la cintura para levantarme un poco y sentarme en el mueble.
Lo tomé del rostro y lo mire a los ojos algunos segundos antes de unir nuevamente nuestros labios esta vez en un delicioso roce lento que me permitió memorizar su sabor y disfrutar de cada caricia que nuestros labios tenían.
Mis manos ansiosas quitaron rápidamente la corbata y después comenzaron a desabrochar los botones de la camisa entrando inmediatamente una vez hubieron hecho el trabajo y explorando el torso que aunque no había visto sentía maravillosamente trabajado.
El profesor se separo del beso y lamió su labio inferior antes de regresar a mi labios esta vez explorando con su traviesa lengua cada rincón de mi cavidad bucal; retiró en un rápido movimiento mi blusa y el sostén.

-Todo esto, ¿es alguna clase de seducción para que te apruebe?- preguntó agitado y con la voz ronca mientras besaba mi cuello y sus brazos me rodeban juntadome tanto a él que mi pecho quedó pegado contra el suyo

-Si- admiti -¡No!, claro que no- dije exaltada cuando me di cuenta de lo que había dicho

Escuche como reía un poco dejando suaves caricias en mi espalda.
Creí que dejaría las cosas hasta ahí después de lo que dije y al sentir que me bajaba del escritorio pero fue sólo para quitar mi pantalón y ropa interior dejándome completamente desnuda y aunque sentí mis mejillas arder de la pena no estaba dispuesta a arruinar el momento por lo que me volví a subir al escritorio y lo jale del pantalón para acercarlo y ahora yo comencé a besar su cuello llenándome de su aroma y dejando una marca.
Lleve mis manos a su pantalón y después de abrir el cinturón desabotone el pantalón y baje la cremallera colando mi mano dentro de su ropa interior sintiendo por primera vez su duro y caliente pene, él volvió a tomar mis labios por algunos minutos ahogando pequeños gruñidos entre nuestras bocas.
Tomó mi mano alejandola y dejo mis labios, mi cuerpo entero tembló de expectación al ver su orgullosa hombría que se mostraba en su máximo punto de excitación cuando se encargó de bajar sus pantalones y ropa interior hasta los tobillos.
Me tomó de la cintura acercándome más al borde y mientra me miraba intensamente a los ojos movió su hombría en círculos en mi intimidad mandandome una gran descarga de placer por todo el cuerpo y elevando mi temperatura corporal a niveles insospechados.
Sentí como lentamente se iba introduciendo sin detenerse hasta el final y lo único que pude hacer fue morder mi labio para no gritar al percibir el dolor inicial, pude sentir como mis paredes apretaban a ese caliente trozo de carne que esperaba acostumbrarme a su intrusión para moverse.
El azabache comenzó a besarme y acariciar mis piernas subiendo sus manos a mi cintura y llegar finalmente a mis manos que entrelazo con las suyas, con su cuerpo me fue empujando hasta que quede recostada en el escritorio con el sobre mi y llevo mis brazos por encima de mi cabeza.

-Mue...muévete- le dije atrapando sus labios en otro beso

Poco a poco las embestidas que comenzaron lentamente se transformaron en salvajes y una y otra vez pegaban en un punto que me hacían delirar y gritar por más.

-Es esto lo que querías, ¿no?- preguntó sin alejarse de mis pechos donde mordisqueaba y besaba mis pezones

-¿¡Qué!?- apenas pude pronunciar

-Crees que no noto como me miras en clase- dijo burlón dejando un caliente camino de saliva por mi abdomen

Seguramente en otro momento me sentiría avergonzada de saberme descubierta pero en ese momento no tenía claros mis pensamientos por lo que sólo reí un poco.
El profesor sonrió y siguió con su trabajo sin darme siquiera un respiro, envolví mis piernas en su cintura para ayudarlo a entrar más profundo, él volvió a mi altura para besarme unos segundos.

-Sabes, no puedo aprobarte sin que te lo merezcas- me miró a los ojos y soltó mis manos que inmediatamente se dirigieron a su cuello -pero puedo ayudarte a estudiar-

Asentí sonriendo y segundos después una oleada de placer absoluto me asalto al igual que al profesor que me deleitó con un gruñido más sonoro y calló rendido sobre mi.
Pase mis brazos a su espalda y comencé a mimarlo mientras ambos nos recuperabamos de la agitación que teníamos.
Sentir su cálida respiración en el cuello me empezaba a hacer dormitar pero me desperece cuando sentí un suave beso en la zona y como se levantó segundos después.

-Es mejor que vayas a casa- dijo volviendo a su seriedad habitual mientras acomodaba su ropa

-Hai- me levante y comencé a vestirme

-Sigue estudiando- masajeo sus sienes

Fui por mis cosas y camine a la salida pero antes de irme me gire hacía el profesor.

-Etto...profesor Sasuke- llamé tímidamente y el me miró -por lo que dijo debo entender que sabe que me atrae y en verdad quiero que sepa que lo que paso fue especial para mi y no lo hice para que me apruebe, yo se que usted no faltaría a su trabajo de esa manera- rasque mi nuca

-Qué bueno que le quede claro- agaché la mirada -aunque ya falte a mi trabajo, no debía traspasar la barrera profesor-alumno-

-Descuide, yo no diré nada- sonreí un poco

-Ahora mismo tengo un dilema- lo miré curiosa -no se supone que me atraiga una alumna pero después de lo que hicimos supongo que no puedo ocultarlo más-

Me quede atónita ante su confesión, había creído que lo que paso sólo había sido por el momento más no porque el profesor se sintiera atraído por mi, una gran sonrisa se extendió por mi rostro, al parecer mis fantasías no eran tan descabelladas como creía.

-¿Podemos repetirlo?- pregunté en un susurro

-Aquí no, es demasiado peligroso-

Asentí emocionada porque eso no había sido un rechazo.

-Ahora ve a casa- se acercó y unió sus labios con los míos en un beso mucho más suave que los que habíamos compartido

-Nos vemos- sonreí y fui directo a la puerta

-Por cierto, quiero para la próxima clase los ejercicios de la pagina 83 a la 95 del libro- dijo sentándose para seguir con su trabajo

-¿Qué?, pero...pero es mañana- me quejé -además a los demás no les dejo eso-

-Es tu castigo por besar al profesor-

-Pero...- dije decaída

-Le recuerdo que dijo que aceptaría cualquier castigo- sonrió burlón

-Ahg, no es justo-

Salí de la universidad indignada por todo el trabajo que tenía que hacer pero muy feliz por conseguir la atención del profesor.
Al día siguiente llegue con una sonrisa a la universidad que nadie me pudo quitar, Sakura no dejaba de preguntar pero aún no le diría hasta estar segura que tenía con el profesor Sasuke.
Cuando llegó la clase de matemáticas y vi entrar al profesor todos los recuerdos del día anterior me asaltaron logrando que sintiera mis mejillas calientes, él me dirigió una mirada rápida y comenzó la clase y para mi sorpresa pude concentrarme y hacer bien las cosas aunque por nada del mundo dejaría pasar la oportunidad de estar más tiempo con el profesor que me había propuesto ayudarme y si para eso tenía que fingir un poco que no entendía lo haría, al fin de cuentas quería ser optimista que pronto no necesitaría excusas para estar a solas con él y fuera de la universidad.
    Andii3_Uchiha
   07/07/17 21:26 | Última edición: 07/07/17 21:26

Wooow que genial shot Hahahaha me encanto Sasuke sensei es como mi fantasía también hahahahhaha bueno lo único malo es que me quede con ganas de leer más sería bueno un fic así embargo fin bye!

    Lhatatakeuchi
   08/07/17 16:22 | Última edición: 08/07/17 16:22

me ha gustado mucho el shot! quién iba a decir que él se había dado cuenta de lo mucho que babeábamos por él jajaj!
parece que las cosas ahora se pueden comprender a la perfección, pero creo que hacemos muy bien al hacernos un poco las tontas por seguir con las clases particulares con el profesor sasuke!
te quedó genial todo el fic!