Perdido en la oscuridad 5
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 62
  Fecha: 23/10/17 17:53
  Última edición: 23/10/17 17:53
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Itachi: ¿cuál es tu historia?

Tú: ¿Cómo dices?

Itachi: no creo que a tu edad alguien se uniera porque quería unirse. ¿Qué pasó?

Miraste al horizonte, tu cabello se mecía por el viento dándole una hermosa vista a Itachi.

Itachi: (pensamiento: hay que admitir que cuando era pequeña era muy hermosa, pero ahora lo es mucho más. Sin embargo, su mirada muestra algo más de lo que ella quiere. No solo muestra odio sino también dolor y tristeza.)

Tú: aunque no lo creas, a veces las personas tenemos pasados similares sin percatarnos de ello.

Itachi: ¿Qué quieres decir con eso?

Te levantaste de tu asiento mirando hacia el cielo, después volteaste levemente tu cabeza para mirar al peli negro.

Tú: digo que es hora de irnos, Pain nos está llamando.

Se puso en pie sin dejar de observarte.

Itachi: ¿cómo sabes que nos llama?

Justo después de hacer esa pregunta ambos escuchasteis en vuestra mente como Pain os llamaba para ir a su despacho. Ambos caminasteis hasta llegar, nada más hacerlo visteis a Kisame esperándoos allí.

Kisame: hasta que os dignáis a aparecer.

Itachi: sentimos el retraso. Será mejor que entremos ya.

Entrasteis y allí Pain os indicó que teníais que ir al país de la tormenta para conseguir un pergamino que tenía el Arashikage bajo su custodia.

Tú: es decir, que tenemos que ir, prepararnos para pelear y arrebatárselo a la fuerza.

Pain: así es.

Tú: perfecto, ¿cuándo partimos?

Pain: ahora mismo.

Os despedisteis de Pain y cada uno fue a su cuarto. Por suerte tenías uno para ti sola al lado del de Pain. Cogiste lo necesario y saliste en menos de 5 minutos. Los chicos ya te estaban esperando en el salón. Los que estaban allí os despidieron y os marchasteis.

Llevabais ya un día saltando de rama en rama. Un día entero en el que habías recordado todo lo que habías vivido en los akatsukis. Desde los 12 años te encontrabas allí, Pain te trajo de Konoha una noche oscura sin luna. Todos te habían aceptado bien a pesar de que eras pequeña, aun así, demostrarte tu poder contra Kisame y te aceptaron de muy buen gusto. Y como todos los equipos ya estaban formados de parejas actuabas como refuerzos, así que casi siempre que había problemas Pain te enviaba a cubrir a los que ahora eran tus compañeros. Eso te gustaba puesto que podías entablar conversación con todos, sin tener que aguantar siempre a los mismos pesados, pero a pesar de ser así te caían bien. No te había quedado otro remedio, ahora esa era tu vida.

Tenías que acostumbrarte y adaptarte. Sin embargo, siempre mantenías las distancias, eras fría y no mostrabas tus sentimientos con casi nadie.

Observaste como Itachi y Kisame se paraban un poco delante de ti sacándote de tus pensamientos y te paraste detrás de ellos. Estabas tan concentrada en tus pensamientos que no te habías dado cuenta de que el cielo estaba negro, todavía no era de noche, pero las nubes oscuras no dejaban pasar la luz del sol. Solo lo suficiente para iluminar un poco el lugar.

Te pusiste al lado de Kisame dejándolo así en medio. Miraste hacia delante pudiendo distinguir un montón de personas. O mejor dicho de ninjas.

Itachi: Pain tenía razón, ese pergamino está bien custodiado.

Kisame: tsk... ahora tendremos que matarlos a todos.

Se adelantó un paso, pero lo detuviste poniendo tu mano izquierda en su pecho. Se paró mirándote con su mano derecha sobre la empuñadura de su espada que permanecía en su espalda. Lo miraste de reojo de manera fría.

Tú: yo me encargaré de esto, esperad aquí.

Kisame: pero ¿qué estás diciendo? ¿Has visto cuantos son? No es por subestimarte, pero son más de 50 y el tipo que tiene el pergamino ya tiene su invocación.

Tú: esa lagartija no me hará nada, manteneos al margen.

Itachi: lo haremos, pero si vemos que estás en peligro...

Tú: sé que acudiréis en mi ayuda, ahora dejarme esto a mí.

Comenzaste a caminar lentamente alejándote de Itachi y Kisame. Los rayos de luz comenzaron a surgir de entre las nubes con los truenos, una tormenta se estaba aproximando, nada fuera de lo normal en esos lugares. Te acercaste hasta estar a una distancia considerable, 50 metros te separaban de ese batallón.

Tú: queremos el pergamino, si nos lo dais por las buenas nadie resultara herido.

Arashikage: no pienso dártelo akatsuki.

Aun permanecías con el sombrero que ocultaba tu cara, pero un fuerte viento hizo que se elevara por el aire dejando a todos petrificados.
Tu larga melena negra recogida en una coleta alta bailaba al son del viento. Abriste tus ojos plateados que resaltaban en esa gran oscuridad. El Arashikage se tensó nada más reconocerte.

Arashikage: tengan cuidado con ella, no es la primera vez que la veo. A pesar de su corta edad es una gran Kunoichi reconocida. La rosa de la muerte.

Sonreíste de lado al escuchar ese nombre, hacía mucho tiempo que no lo escuchabas, se te dio ese nombre por ser hermosa como una rosa y como toda rosa tenías espinas, haciéndote una adversaria letal. Habías logrado grandes hazañas bajo el nombre de la organización, pero a pesar de ello se te dio un apodo.

Tú: entonces ahora que sabes quién soy, ¿me darás ese pergamino sin pelear?

El Arashikage te miró temeroso, pudiste ver como tragaba trabajosamente.

Arashikage: no puedo hacerlo.

Tú: entonces será por las malas.

El Arashikage dio la orden de que te atacaran, en unos segundos todos los hombres se iban encima de ti, con gran soltura y elegancia fuiste esquivándolos uno a uno dejándolos inconscientes de un golpe, en el suelo. En unos 3 minutos no quedaba ninguno en pie, solo quedaba el Arashikage.
Te volviste lentamente con esa bonita mirada decidida sobre él.

Tú: ¿me haría el favor de dármelo ya?



....................................... continuará .......................................







Antes de nada pediros mil disculpas por estar desaparecida tanto tiempo, realmente estuve ocupada tanto que casi no podía ni comer tranquila y mucho menos pasarme para subir contis. Creo que en alguna pausa si que pude leer algún fic, pero a veces ni eso. Así que os pido disculpas ones y muchas gracias por vuestra paciencia y comprensión. Espero tener ahora un poco más de tiempo y subir contis más seguidas, de nuevo disculpas y gracias!
    mushashi
   25/10/17 01:01 | Última edición: 25/10/17 01:01

por los santos cielos nee es un cap tan maravilloso y fantastico lamento la demora pero enserio me atrapo el capitulo eres genial nee y estare esperando siempre pasiente deveras