Perdido en la oscuridad 7
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 56
  Fecha: 31/10/17 17:47
  Última edición: 31/10/17 17:47
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Hidan: ¿por qué ella se puede ir y yo no?

Kakuzu: porque tú no me caes bien, además alguien tiene que cargar a ese idiota. Hasta después.

Tú: hum...

Saltaste de rama en rama sin perder detalle de lo que había a tu alrededor. Desde hacía un rato estabas sintiendo algo y no sabías lo que era. Te concentraste aun saltando localizando que era lo que habías percibido.
Pudiste distinguir cuatro chakras, de los cuales uno te parecía conocido, pero no lograbas identificar. Después te percataste que estaban junto a otros tres, de los cuales dos de ellos los reconocías a la perfección.

Apuraste tu paso, cuando sentiste como uno de los cuatro primeros chakras cambiaba y se hacía más poderoso y oscuro. Tras 3 minutos llegaste, saltaste de la rama abriéndote paso por el aire en ese claro donde se encontraban las siete personas. Viste como un joven rubio estaba rodeado por un chakra de color naranja, ese era el aumento de chakra que habías percibido anteriormente.
Te pusiste enfrente de él para evitar el ataque que iba directo a él. El chico te miró un tanto anonadado puesto que una joven hermosa se había puesto entre el ataque y él. Tenía el pelo recogido en una larga coleta y la capa que llevaba la reconoció de inmediato. La chica lo miró intensamente mientras él se ponía nervioso, tanto que cayó de culo al suelo. La joven levantó la vista para ver detrás de él.

Ahora sabías por qué te sonaba uno de los primeros chakras que habías localizado, era de ese hombre peli plateado que te habías seguido el día que habías ido a por el libro a Konoha. Él te miró con interés, sin apartar la vista de tus ojos plateados con un tono azul zafiro que rodeaba tu pupila. Pero algo interrumpió ese intercambio de miradas.

¿?: pero mira quién está aquí Kabuto, hacía mucho tiempo que no te veía rosa de la muerte.

Sonreíste de medio lado, era la segunda vez en esa semana que te llamaban así. Miraste al lado del peli plateado, se encontraba una chica con el cabello rosa y otro con el cabello moreno y la piel pálida. Diste media vuelta lentamente para mirar a las personas a las que se estaban enfrentando.

Tú: diría que es un gusto volver a verlo Orochimaru-sama, pero no quiero crearle falsas esperanzas.

El nombrado se echó a reír, mientras que Kabuto se ponía delante de él para protegerlo. Detrás de ellos viste a un joven moreno de piel pálida que se te hizo familiar. Una imagen se vino a tu mente, era el vivo retrato de Itachi.

Orochimaru: ¿qué estás haciendo por este lugar?

Tú: solo estaba paseando tranquilamente cuando me encontré una serpiente en mi camino.

Orochimaru: ¿A si? ¿y estás sola?

Preguntó mirando a los rededores a la vez que su sonrisa se ensanchaba.

Tú: ¿qué importancia tiene eso? ¿Acaso tienes miedo de que mis compañeros no estén para pararme y que así no tengas a nadie que te salve?

El peli negro relamió sus labios con su larga lengua.

Orochimaru: entonces estás sola, esto se ha vuelto interesante por momentos, hoy no solo comprobé el poder del niño kyubi, sino que también comprobaré que tan fuerte te has vuelto.

Solo te limitaste a observarlo seriamente.

Orochimaru: Kabuto apártate, ya sabes que es lo que tienes que hacer.

Tras decir eso Orochimaru salió corriendo de frente hacia ti.

Tú: (pensamiento: ¿qué es lo que pretende atacando de frente? Lo conozco lo suficiente para saber que ahora mismo está pendiente de algo, quiere entretenerme, pero ¿para qué?)

Esquivaste hábilmente los ataques de Orochimaru hasta que te diste cuenta de lo que estaba haciendo. Te estaba desplazando a la derecha para que te alejaras de Naruto. Te diste cuenta de que Kabuto se aproximaba sin que él se diera cuenta por estar centrado en tu pelea.

Tú: ¡cuidado!

Él chico se giró, pero fue demasiado tarde, Kabuto golpeó su estómago, el golpe hizo que se elevara del suelo y cayera a la izquierda. Ahora estaba enfrente de ti y entre vosotros estaban Orochimaru y Kabuto. Ambos se apartaron para volver a su lugar anterior.

A tu derecha estaban Kabuto y Orochimamu, por detrás de ellos Sasuke. A tu izquierda el grupo de tres personas. Y enfrente de ti el rubio tirado todavía en el suelo. Ibas a dar un paso hacia Orochimaru para atacarlo, pero recibiste un golpe de frente que hizo que volaras hasta chocar con los árboles que tenías detrás. El polvo se aglomeró formando una nube. Todos miraban expectantes esa nube intentando visualizar lo que te había pasado. Pudieron ver una sombra entre todo el polvo y después como salías de él. Con el dorso de la mano limpiaste el hilo de sangre que escurría de tu labio inferior.

Miraste al frente para averiguar qué era lo que te había golpeado. Y ahí lo viste, el chico rubio había cambiado, ahora no solo le rodeaba ese chakra naranja maligno, sino que ahora ya no podías distinguirlo. Su piel estaba completamente negra y naranja. Viste como sus colas ahora tenían formas de garra, con eso te había golpeado. Pudiste ver por el rabillo del ojo como Orochimaru se relamía los labios.

Orochimaru: ahora no solo comprobaré el poder del Kyubi, sino que también comprobaré el de una integrante de akatsuki.

Ibas a protestar cuando viste como la trasformación del Kyubi se lanzaba a atacarte. Solo te dio tiempo a hacer una cosa antes de tenerlo encima.

Tú: ¡apartaos!

El peli plateado entendió a la perfección que te referías a ellos e hizo que ambos jóvenes se alejaran un poco. Naruto te atacó con una de sus garras, pero fuiste lo suficientemente rápida para saltar por encima de él hasta colocarte detrás mirando su espalda. Naruto comenzó a buscarte a un lado y a otro. Una de sus colas te atacó cuando estabas a punto de golpearlo por la espalda. Volvió a enviarte lejos del lugar donde ambos os encontrabais.
Fuiste parándote lentamente con tus pies y con una mano en la tierra. Entonces antes de que Naruto hiciera el siguiente movimiento escuchaste una voz femenina. Volviste tu cabeza lo suficiente para mirar de quién se trataba, la chica peli rosa que iba con él estaba llamándolo.

Sakura: ¡no lo hagas Naruto! No tienes que hacer eso.

El nombrado la observó con detenimiento, sabías lo que se avecinaba. Corriste en dirección a la chica al mismo tiempo que lo hacía Naruto. La transformación del Kyubi alzó una mano sin darle tiempo a reaccionar a la chica y ...


.................................. continuará ..................................


Como siempre gracias por tomarte la molestia de comentar naye! y también al resto por leer, espero que les haya gustado
    mushashi
   02/11/17 20:05 | Última edición: 02/11/17 20:05

ohhhhhhhhhhhhhhhhhh increible nee-chan la historia cada vez me intriga mas y aparte es tan intenza que vivir el capitulo es algo inevitable,asi que estare anciosa siempre por cada capituolo y no agradescas siempre la comentare,aveces tarde pero seguro amo tus fics :3