Perdido en la oscuridad 9
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 45
  Fecha: 03/11/17 16:20
  Última edición: 03/11/17 16:20
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Nada más pisar tierra Kakuzu e Hidan aparecieron allí.

Kakuzu: justo a tiempo, ya hemos acabado así que volvamos.

Comenzó a caminar delante de vosotros dos, ibas a dar un paso hacia delante cuando Hidan te sujetó por un brazo. Lo miraste extrañada, pero a la vez amenazante. Él solo acercó una mano a tu labio.

Hidan: ¿ha pasado algo que debas contarnos?

Tú: ¿por qué me lo preguntas?

Con su dedo índice acarició la comisura de tus labios y después te mostró el dedo.

Hidan: porque tienes sangre.

Te soltaste de su agarre.

Tú: no fue nada importante, solo un idiota que se intentaba pasar de listo.

Kakuzu que estaba mirándoos por encima de su hombro no le tomó más importancia y siguió caminando.

Kakuzu: pobre idiota.

Miraste a Hidan, quién te sonrió para después lamer la sangre que había en su dedo de una manera sexy. Lo miraste con tu expresión seria para después decir una sola palabra.

Tú: idiota.

Hidan: que rica, pero seguro que está más rica si la pruebo directamente.

Dicho eso, se acercó un poco a ti con la intención de besarte, pero en menos de un segundo te encontrabas al lado de Kakuzu a unos 30 metros.

Kakuzu: Hidan, te quedarás atrás.

Hidan: tsk... casi.

El nombrado se fue corriendo hasta alcanzaros. Durante todo el camino Hidan no dejaba de lanzarte miraditas coquetas, y le respondías con miradas asesinas. Nada más llegar a la guarida fuisteis directos al despacho de Pain. Allí estaba sentado tras su escritorio mirando unos papeles. Al escucharos entrar levantó la mirada.

Pain: ¿lo habéis hecho?

Kakuzu: si Pain, yo me encargaré de guardar el dinero.

Pain: bien, ¿algo más que deba saber?

Os quedasteis callados hasta que escuchaste hablar a Hidan, lo miraste y viste como te apuntaba con el dedo.

Hidan: (...) se ha peleado.

Tú: bocazas.

El líder te miró seriamente.

Pain: ¿te has peleado? ¿Qué pasó?

Tú: nada del otro mundo, estaba dando una vuelta y quisieron atacarme. Por lo que se ve dan una buena recompensa si capturan a los akatsukis aunque no sepan quién eres.

Pain: lo importante es que no te haya pasado nada. Podéis retiraros.

Todos: hai.

Kakuzu fue el primero en salir después Hidan por último tú. Cuando estabais abajo en el salón se encontraban Itachi, Kisame y Sasori. Kakuzu se fue por uno de los pasillos, no era difícil adivinar que se iba a su habitación para guardar el dinero, su preciado dinero. Hidan pasó por delante de ti para rodear el sofá y sentarse en él, pero antes de dar un paso más le pusiste la zancadilla provocando que cayera de bruces al suelo. Desde ahí te miró haciendo puchero.

Hidan: ¿por qué has hecho eso?

Tú: por bocazas, no te metas en mis asuntos.

Después te largaste de la guarida. Saliste afuera, estabas algo enfadada por culpa de Hidan casi descubren que habías salvado a ninjas de Konoha. Seguiste caminando y te paraste al cabo de 10 minutos.

Tú: ¿cuánto tiempo piensas seguirme Itachi?

Te diste la vuelta para ver como el nombrado estaba sentado en una roca.

Itachi: ¿qué fue lo que realmente pasó en la misión?

Tú: no sé qué quieres saber, seguro que Hidan ya os contó que me atacaron.

Le respondiste apartando la mirada a otro lado con los brazos cruzados.

Itachi: puede que sí que nos los haya contado, pero no creo que eso sea cierto. Esos caza recompensas no son tan buenos como para herirte.

El peli negro se bajó de la roca para acercarse a ti, sostuvo tu mentón e hizo que le miraras. Llevó su dedo índice de la misma mano con la que te sostenía el mentón y acarició tu labio inferior.

Itachi: te han herido, ¿qué pasó?

Tú: me he encontrado con tu hermano.

El Uchiha te miró sorprendido y a la vez preocupado.

Itachi: ¿él te ha hecho esto? Porque si es así juro que...

Tú: no ha sido él, él no hizo nada se mantuvo al margen de todo. Cuando fui a dar una vuelta sentí un chakra extraño así que lo seguí. Al encontrármelo, pude ver como en un claro del bosque se encontraban cuatro ninjas de Konoha enfrente de Orochimaru, su perrito y tu hermano. Uno de los ninjas de Konoha estaba rodeado por un chakra de color naranja, el chakra que había percibido anteriormente. Al ver como Orochimaru lo atacó yo...

Itachi: lo defendiste.

Terminó tu frase bajando su mano mirándote con una sonrisa tierna.

Itachi: eres demasiado buena para estar en esta organización rodeada de asesinos.

Tú: en eso te equivocas, no eres un asesino. Además, quién te dice que los defendí. Solo quería luchar contra Orochimaru.

Itachi: te hubiese sido más sencillo dejar que ellos luchasen y después atacar. Para ese entonces seguro que estaba más débil y sería mucho más sencillo.

Agachaste la mirada, sabías que Itachi tenía razón. Elevó una de sus manos posándola suavemente sobre tu mejilla izquierda.

Itachi: sabes que tengo razón, además en la última misión que hicimos a penas mataste a esos ninjas.

Tú: no todos se lo merecían.

Itachi: no sé cómo lo haces, solo sé que eres justa. Siempre los dejas con vida y les das segundas oportunidades. ¿Cómo alguien tan benévola puede estar aquí?

Posaste tu mano izquierda sobre la que Itachi mantenía en tu mejilla.

Tú: como ya te dije una vez, algunas personas tenemos pasados similares y debemos ocultarlo. Lo siento Itachi.

Te disculpaste apartando su mano de tu mejilla bajándolas, pero antes de soltarla Itachi volvió a cogerte de la mano. La acercó a su boca para depositar un delicado beso en el dorso de tu mano.

Itachi: no tienes que contarme nada si tú no quieres, es tú decisión. Pero cuando decidas contárselo a alguien, estaré encantado de escucharte.

Tú: gracias.

El Uchiha soltó tu mano delicadamente seguidamente se acercó para darte un beso en la mejilla, muy cerca de tus labios.

Itachi: nada que agradecer, ahora debo irme.

Tú: hai, suerte en tu misión.

Te examinó bastante curioso por tu comentario.

Itachi: ¿cómo sabes que tengo misión?

Tú: vi a Kisame con su espada, no suele llevarla en el salón a no ser que acabe de llegar de una misión o....

Itachi: que tenga una misión por hacer. Eres demasiado observadora, otra de las razones por las que sabía que habías defendido a esos ninjas.

Tú: espero que esto quede entre nosotros.

Comentaste un tanto preocupada por ser descubierta.

Itachi: claro que sí, bella dama. No te preocupes.

Después de eso y una sonrisa tierna por su parte, desapareció de tu vista dejándote allí sola. Diste un largo suspiro y regresaste a la base.

................................... continuará ...................................




GRACIAS POR LEER! y a naye por comentar!
    mushashi
   05/11/17 23:41 | Última edición: 05/11/17 23:41

Waaaaaaaa lo super ame enserio nee vivi el momento y luego hiden si se fijo de eso y fue de chismoso ,en fin pero itachi nii-sama *-* es asi tan super genial ,kyaaaaaa estare anciisa por la conti nee y sere pasiente