Quédate conmigo 11
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 119
  Fecha: 09/03/17 20:44
  Última edición: 09/03/17 20:44
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Por fin habían llegado a su destino tras tres días que a alguno se le habían hecho demasiado largos.

El Kazekage tras hablar con sus amigos les asignó un apartamento donde pudieran descansar de ese largo viaje y recomponer fuerzas para la vuelta.

Ya era de noche, Kakashi se encontraba en el techo del apartamento donde pasarían la noche mirando la luna llena con las manos en sus bolsillos tranquilamente cuando sintió que alguien estaba a su lado unos pasos más atrás.

Kakashi: ¿no puedes dormir Sasuke?

Sasuke: me desperté a por un vaso de agua cuando me di cuenta de que no estabas. Has estado demasiado callado desde poco después de que saliéramos de la villa, eso es raro incluso para ti sensei. ¿Ocurre algo?

El mayor dio un suspiro de resignación porque a pesar de que intentaba negárselo a si mismo su ex alumno tenía razón.

Algo ocurría.

Kakashi: desde que hemos salido de la villa he tenido una sensación muy rara, y no sé a qué se debe.

El azabache se adelantó un par de pasos para ponerse a la misma altura que Kakashi.

Sasuke: ¿crees que pueda estar relacionado con (...)?

Kakashi: no sabría que responder, pero en caso de que así sea, estando en la villa no debería pasarle nada.

Sasuke: puede que tengas razón, igual solo es una sensación que tienes. Tsunade dijo que cuidaría de ella no tienes que preocuparte de nada.

Comentó intentando calmar al que había sido su sensei desde niño.

Kakashi: si, aun así, no sé si podré tranquilizarme.

Respondió tras un largo suspiro dejando que el silencio se hiciera entre ambos, aunque no duró mucho.

Sasuke: ella es alguien importante para ti ¿cierto?

Hatake solo pudo asentir a la vez que giraba la cabeza para encontrarse con los profundos ojos del Uchiha observándolo detenidamente.

Sasuke: creo que es la primera vez que te preocupas tanto por una mujer, sí que tiene que ser especial.

Kakashi: nos conocimos cuando éramos jóvenes, hemos vivido bastantes aventuras juntos, situaciones buenas y malas. Supongo que eso une a las personas.

Sasuke: no debiste pasarlo nada bien cuando fue secuestrada.

Kakashi se limitó a mirar la luna que estaba en lo alto del cielo acompañada por un montón de estrellas brillantes.

Sasuke: creo que te entiendo, después de todo ambos somos bastante reservados cuando se trata de sentimientos y de admitir lo importante que puede ser una persona para nosotros. Así que espero que me permitas darte un consejo. Si estás seguro de lo que sientes, no la dejes ir. No permitas que te la arrebaten ni que la aparten de tu lado, protégela y cuídala si no quieres perderla.

El peli plata sonrió de medio lado bajo la máscara y miró de reojo a su alumno.

Kakashi: no deberías utilizar mis propios consejos contra mí.

Sasuke: si no te aplicas tus propios consejos tendré que recordártelos.

Contestó el peli negro dando media vuelta y desapareciendo del techo para entrar al apartamento y así descansar lo que quedaba de noche. Tras unos minutos meditando el consejo que su compañero le había recordado siguió sus pasos.

------------------------- En Konoha -------------------------

Tsunade: bien, esto se ha terminado, ya no podemos hacer nada más. Limpiar todo este desastre, como si nada hubiera pasado y rezar por ella. Espero que Kakashi no se enfade demasiado cuando se entere de lo que ha ocurrido.

------------------------- Con Kakashi -------------------------

Tras una despedida con los anfitriones de Suna recorrieron el desierto guiados por el hermano del Kazekage. Una vez fuera de esas frondosas montañas de arena Kankuro se despidió de ellos dejando que continuaran con el camino de regreso a casa.

Durante todo el tiempo Kakashi se mantuvo más callado de lo normal y sus compañeros lo notaron, pero nadie preguntó nada. Y era cierto, Kakashi estaba metido en sus pensamientos, intentando analizar ese extraño presentimiento que tenía, el cual se incrementaba con cada metro que se acercaba a su destino.

Dos días más tardaron en poder visualizar al final del camino la gran puerta con el símbolo de la villa. Cuanto más se acercaban a ella más podían vislumbrar que había alguien allí esperándoles, alguien que reconocieron al encontrarse con ella en la puerta.

Naruto: Sakura-chan, qué bien que nos hayas venido a recibir.

Sakura: he venido para que no os escaqueéis de entregar el informe a la Hokage.

Sasuke: bueno eso siempre lo hace Kakashi-sensei así que no tendría que haber problema.

Sakura: no, estaba vez seréis vosotros así que comenzar a andar si no queréis que Tsunade-sama se enfade.

Sasuke: en ese caso será mejor cuanto antes parece tener un gran temperamento.

Naruto: no te lo puedes llegar a imaginar, aparte de que tiene poca paciencia.

Comentaron los jóvenes emprendiendo el camino directo a la torre de la Hokage. Antes de que Sakura se uniera a ellos se giró levemente para ver al peli plateado que aún estaba en el mismo sitio con una cara un tanto confusa por la situación.

Sakura: será mejor que vaya al hospital Kakashi-sensei.

Comentó la peli rosa con una cara llena de preocupación.

Kakashi: ¿acaso hay algo que deba saber?

Sakura: se enterará cuando vaya allí, hasta más tarde.

Se despidió la muchacha haciendo que la intriga y la impaciencia crecieran dentro de su antiguo maestro, quién no dudó en salir disparado para el hospital. Al llegar no tuvo que preguntar nada, simplemente entró directo a la habitación que había estado frecuentado recientemente.

Antes de entrar se paró en frente de ella, respiró profundamente un par de veces intentando coger fuerzas para enfrentar lo que podría encontrarse detrás de ella. Todos esos presentimientos, ese nerviosismo desde que había salido de la villa habían aflorado. Jamás había temblado tanto por algo y sabía que ese algo estaba relacionado con la persona que había detrás de esa puerta, relacionado contigo.

Justo cuando estaba por abrir la puerta una peli negra se situó a su lado.

Shizune: así que ya has regresado Kakashi, no te hacía tan pronto por aquí. ¿Ya has visitado a (...)? La verdad es que las cosas han salido mejor de lo que esperábamos.

El shinobi se giró levemente hacia la mujer sonriente que tenía a su lado.

Kakashi: ¿mejor de lo que esperabais? ¿A qué te refieres Shizune?

La peli negra se quedó un poco sorprendida.

Shizune: a la operación, ¿a qué sino?

La sorpresa creció en el peli plateado por la respuesta de la chica.

Kakashi: ¿la operación?

Shizune: claro, Tsunade consiguió un gran porcentaje de éxito, así que no esperamos más tiempo. Teníamos que realizar la operación para (...)-chan lo antes posible. Se le informó a ella antes de que os fuerais a la misión, pensé que te lo había dicho después.

Kakashi: pues no, no me lo dijo.

La peli negra se quedó callada y un poco cortada por el tono molesto que él había utilizado.

Kakashi: ¿está despierta?

Shizune simplemente se limitó a asentir.

Shizune: tengo que ir a por unas cosas, después volveré.

Dicho eso salió rápidamente de ese lugar y desapareció al final del pesillo. Kakashi abrió la puerta para pasar al interior de la habitación, la cerró tras de sí. Luego caminó hasta acercarse a la cama donde te encontrabas sentada observándole con una delicada sonrisa.

Tú: hola Kakashi, ¿cómo fue la misión?

Kakashi: bien.

Respondió tajante a la pregunta mientras se ponía junto a la ventana, apoyado en el borde sin apartar su mirada inquisidora de ti.

Tú: ¿acaso ocurrió algo malo?

Kakashi: no, ¿por qué lo preguntas?

Tú: pareces algo molesto.

Kakashi: y lo estoy, pero no por algo que ha pasado en la misión, sino más bien por algo que pasó aquí mientras yo estaba en ella.

Tú: ¿a... qué te refieres?

Preguntaste un tanto nerviosa por su comentario.

Kakashi: ¿no tienes nada que contarme?

Tú: ¿algo que contarte?

Kakashi: sí, algo como que te han operado. Que te has sometido a esa operación que podría haberte matado.

Refutó irguiéndose sin apartar esa mirada de enfado sobre ti.

Tú: bueno, Tsunade había conseguido un buen porcentaje de éxito.

Kakashi: te lo dijeron antes de que me fuera de misión, ¿por qué no me lo contaste?

Comentó con el mismo tono molesto que mantuvo desde que había entrado a la habitación.

Tú: Kakashi no podía contártelo entonces.

Kakashi: claro, porque jamás te hubiera permitido que cometieras tal locura. ¿O es que acaso no confías lo suficiente en mí como para contármelo? ¿Qué se te pasó por la cabeza? Maldita sea (...), podrías haber muerto.

Tú: ¿te crees que no lo sé?

Contestaste elevando algo la voz para igualar la suya que también había sido un poco más alta de lo normal.

Tú: ya hemos discutido esto, cada uno dio su opinión, pero la decisión era mía. Solamente mía.

Kakashi: ahora lo entiendo, debe ser que tantos años sola en esa celda te han convertido en una persona egocéntrica a la que no le importe lo que le pase al resto por sus decisiones.


Tú: pero ¿qué estás diciendo? Eso no lo piensas de verdad.

Kakashi: es lo que me has demostrado ahora (...), ni tan siquiera ibas a contármelo ahora ¿cierto? He tenido que enterarme por otra persona de que casi no te vuelvo a ver. Mientras tanto yo en misión ajeno a todo lo que estaba pasando aquí. Con la angustia de saber que algo iba mal y ni tan siquiera ibas a contármelo.

Tú: ¿quién ha dicho que no fuera a contártelo?

Kakashi: jamás pensé que te importáramos tan poco, que yo te importara tan poco.

Antes de que pudieras contestar, o más bien discutir, ya que toda la conversación se había convertido en eso, alguien entró en la estancia. Ambos mantuvisteis la mirada en el otro sin prestar atención a la recién llegada.


................................... continuará ...................................



Siento la demora en subir la conti de este fic chicas, os agradezco toda la paciencia que tenéis conmigo y también quiero agradecer como es habitual a las chicas que leen y por supuesto a las que comentan como jailin y shirine
    mushashi
   11/03/17 03:25 | Última edición: 11/03/17 03:25

Yo tambien comento siempre,creo que no mi contaste,esperare conti : (