Quédate conmigo 15
  Autor/a: Lhatatakeuchi
  Visitas: 63
  Fecha: 11/07/17 15:23
  Última edición: 11/07/17 15:23
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Al día siguiente despertaste con una gran sonrisa en tus labios, no conocías la razón, pero había sido la mejor noche desde hacía muchos años.
Te levantaste, tomaste una ropa exactamente igual que la que tenías, de tu armario y saliste con la intención de ir al baño de esa misma planta.

Tras una ducha, saliste del baño para ir a la cocina, pero de nuevo tenías el mismo problema que la noche anterior, no había nada para comer. Tomaste algo de dinero con la intención de ir a comprar, pero alguien tocó en la puerta. Nada más abrirla te encontraste con un peli plateado.

Tú: Kakashi...

Kakashi: buenos días.

Tú: ¿Qué estás haciendo aquí?

Kakashi: Tsunade me ha pedido que te lleve ante ella.

Tú: está bien.

Aceptaste tomando las llaves del mueble de la entrada y cerrando la puerta tras de ti. Cuando observaste a Kakashi ya estaba algo más alejado. De nuevo la situación se repetía, Kakashi un tanto más adelante de ti, mientras por tu parte lo seguías con una distancia de un par de metros.

Sin cruzar la más mínima palabra.

Al llegar al despacho ambos os situasteis delante de ella.

Tsunade: bien, Kakashi gracias por traerla. Ya puedes retírate, los chicos te están esperando en la entrada de la villa para ir de misión.

Kakashi: está bien, con permiso.

Se despidió no sin antes mirarte de reojo antes de salir de la estancia.

Tsunade: (...)-chan.

Llamó sacándote de tus pensamientos.

Tú: ¿si?

Tsunade: te he hecho venir porque quiero revisar tu condición física, para decidir cuál será tu futuro. ¿Estás de acuerdo?

Simplemente asentiste un tanto nerviosa, después de todo eso sería algo decisivo. La rubia comenzó a salir seguida por ti rumbo al hospital donde te evaluaría. Tras un par de horas donde hiciste todo lo que te pedía las pruebas terminaron.

Tsunade: bien, puedes ir a dar una vuelta mientras acabo con los resultados, en una hora te volveré a llamar a mi despacho para comunicártelos ¿vale?

Tú: si, gracias.

Comentaste a modo de despedida saliendo del despacho. Una vez fuera del edificio decidiste caminar para familiarizarte un poco más con las nuevas calles. Y durante ese paseo pudiste ver un par de tiendas para poder comprar comida cuando fueras a casa.

Una hora había pasado cuando comenzabas a entrar de nuevo en ese edificio. Llegaste hasta la puerta del despacho viendo que estaba abierta y dentro estaban las dos mujeres.

Tú: ¿puedo pasar?

Tsunade: si, claro adelante.

Shizune: bien, yo tengo que regresar al hospital. Con permiso.

Comentó la peli negra haciendo una pequeña reverencia y con una sonrisa amable se despidió de ambas cerrando la puerta al salir.

Tsunade: bien, me acaban de traer los resultados.

Tú: ¿y bien?

Tsunade: a pesar de mis expectativas la noticia que tengo que darte no era la que esperaba.

Ese comentario hizo que tu corazón se sobre cogiera durante unos segundos, segundos donde contuviste la respiración.

Tsunade: pensé que tendría que retirarte de las actividades ninjas para el resto de tu vida, pero... creo que solo será temporalmente.

Soltaste el aire hasta entonces contenido con un pequeño atisbo de esperanza.

Tú: ¿qué quiere decir exactamente?

Tsunade: tus flujos de chakra están progresando, se están reconstruyendo después del mal estado en el que estaban. La operación fue más beneficiosa de lo que pensaba. Esto no quiere decir que estés recuperada del todo. Tendremos que darle algo de tiempo para que por sí solos se restablezcan. Con ello también tu cuerpo que aún está algo resentido.

Tú: por eso me dijiste que no realizara tareas pesadas.

Tsunade: así es, deberás seguir esa norma, así como no utilizar ninjutsu ni genjustsus, por lo demás podrás seguir teniendo el mismo estilo de vida.

Tú: eso creo que son mejores noticias de las que esperaba.

Tsunade: te haré revisiones semanalmente para saber tu progreso, puedes estar tranquila creo que antes de lo que esperas podrás regresar a la vida que tenías.

Tú: ¿qué pasará cuando en sus revisiones vea que puedo comenzar con mi entrenamiento? ¿Qué ocurrirá cuando pueda volver a entrenar?

Tsunade: ese asunto es un tanto tedioso. Después de tanto tiempo tu cuerpo en mal estado no podrás seguir donde lo dejaste, la operación hizo algo así como un borrado. Ahora mismo tu cuerpo, tu entrenamiento está como si nunca lo hubieras hecho.

Tú: ¿me está diciendo que todo lo que entrené durante mi vida no servirá para nada?

Tsunade: no es exactamente eso, lo que quiero decir es que cuando comiences de nuevo a entrenar comenzarás de cero. Puede que a medida que vas entrenando tu cuerpo recuerde cosas de los entrenamientos anteriores, de la misma manera que puede que no recuerde nada. Eso deberemos verlo a medida que vas entrenando.

Tú: tendré que empezar como si empezara en la academia ninja, ¿eso es lo que quiere decir?

Tsunade: en resumidas cuentas, eso es. Creo que sería conveniente asignarte algún sensei, alguien que te ayude con tu entrenamiento, pero hasta entonces no puedo asignarte a nadie. Todos están ocupados con misiones y el enemigo no es que nos deje las cosas fáciles y tranquilas. Así que por el momento no deberás hacer nada, cuando vea que tu cuerpo está en condiciones de manejar el chakra y haya alguien disponible te lo asignaré como instructor. ¿Estás de acuerdo?

Tú: si, gracias por todo lo que haces, Tsunade.

La rubia sonrió al ver que la tratabas más cercanamente.

Tsunade: todavía no estás recuperada del todo, y sabiendo que soy la persona que te impide hacer misiones no creo que debas darme las gracias todavía.

Tú: yo creo que sí, has hecho demasiado por mí.

Respondiste con la misma sonrisa inclinándote un poco a modo de despedida. Diste media vuelta para salir del despacho de la Hokage.

Caminabas por las calles cuando pasaste al lado de una floristería, y una flor en concreto llamó tu atención, un clavel de dos colores. Te aproximaste a ella y la tocaste con la yema de los dedos sintiendo la suavidad de sus pétalos, seguidamente tomaste una para acercarla a tu rostro y oler esa dulce fragancia con intensidad. Dejando que ese olor te embriagara a la vez que cerrabas los ojos sintiendo millones de emociones dentro de tu cuerpo. Pero una voz te sacó de tu ensimismamiento.
Abriste los ojos para encontrarte con una chica rubia observándote sonriente.

Tú: disculpa, Ino ¿cierto?

Ino: así es, pero no tiene nada de que disculparse, se veía concentrada.

Tú: bueno... hacía mucho tiempo que no veía esta flor y ya casi ni recordaba su olor.

Ino: ¿es su favorita?

Asentiste a la vez que posabas la flor en su sitio.

Tú: si, pero deja de tratarme tan respetuosamente no soy tan mayor.

La joven sonrió de nuevo acercándose un poco más a donde te encontrabas.

Ino: tienes buen gusto, es una flor original y con una fragancia capaz de nublar tus sentidos. ¿Por qué no te llevas un ramo?

Tú: no gracias, además solo estaba de pasada. Puede que otro día venga para llevármelas.

Ino: estaré esperando tu visita pues.

Tú: gracias Ino.

Volteaste para seguir con tu camino, pero pudiste escuchar como Ino se despedía de ti.

Ino: me alegro de que ya te encuentres mejor.

Tú: gracias, hasta pronto.

Saludaste con tu mano para seguir con tu camino. Sabías que tenías que hacer una parada urgente, una tienda de comida estaba delante de ti. No había nada en tu casa así que tendrías que comprar un par de cosillas. Un par de cosillas que se convirtieron en más de las que creías. Estabas ya fuera de la tienda con unas 4 bolsas.
Al cabo de un par de minutos tuviste que posar las bolsas en un banco y sentarte para descansar. Tu cuerpo comenzaba a resentirse y eso que solo eran unas bolsas de compras. Por lo visto estaba peor de lo que imaginabas. Cuando Tsunade te había dicho que no realizaras trabajos forzosos no pensaste que cargar con unas bolsas se incluyera en esos trabajos.

Estabas sentada mirando al suelo intentando recuperarte un poco, por desgracia tendrías que llevar todo a tu casa no podías dejarlo allí. Y mientras pensabas en la manera que podrías realizar esa tarea alguien se puso a tu lado captando tu atención. Elevaste la vista pudiendo observar a un hombre vestido completamente de verde.

¿?: parece que aún estás algo débil, ¿necesitas ayuda?

Tú: te lo agradecería Gai.

Gai: creo que tu poder de la juventud se ha marchitado al no entrenar conmigo todos los días como solíamos hacer.

Comentó con una sonrisa de lado.

Tú: creo que ese fue el problema, ya sabes que si no entrenamos juntos yo no progreso en mi entrenamiento.

Respondiste con una sonrisa nostálgica.

Gai: bien, deja que te ayude.

Se ofreció cogiendo tres de las cuatro bolsas dejando que solo cargaras una.

Tú: oye, ¿no te será demasiado?

Gai: ¿Estás de broma? Nunca es demasiado para la fuerza de la juventud.

Comentó enérgicamente comenzando a caminar seguido de ti.

Tú: te agradezco que me ayudes Gai.

Gai: ni lo menciones mujer, además todavía no había podido verte. Te estuve buscando en el hospital para visitarte, pero me dijeron que ya te habías ido. Así que en cuanto me dejaron irme a mí también no dudé en buscarte. En verdad me alegro de que estés de vuelta.

Regresaste tu rostro para poder observar el suyo que tenía una mezcla de tristeza y alegría.

Tú: ¿Acaso estabas en el hospital?

Gai: a eso, sí.

Tú: ¿y por qué?

Gai: nada importante, en la pasada misión resulté un poco herido y Tsunade me tuvo que ingresar. Esa mujer es demasiado dura.

Tú: ¿lo dices por algo en concreto?

Gai: no puedes prohibirle a alguien como yo que entrene.

Tú: ¿también te ha dicho que tienes que reposar para recuperarte?

Gai: así es, me ha dicho que no debo forzar el cuerpo, pero un cuerpo joven nunca se fuerza demasiado, es el espíritu de la juventud.

Comentó con una amplia sonrisa en sus labios causando una pequeña risa de tu parte.

Tú: en eso tienes razón, además eres demasiado enérgico como para estarte más de una hora quitecito.

Gai: ya sabes que las viejas costumbres no cambian. ¿Y cómo estás tú?


.................................... continuará ....................................
    mushashi
   12/07/17 00:48 | Última edición: 12/07/17 00:48

una conti que de verdad me encanto nee-chan todo esta lleno de intrigas y cad avez quiero ver mas y mas ,siem`re me pregunto que sera lo que sucedera despues? ,asi que esperare anciosa la conti nee prometo ser pasiente

    jailin_uchiha
   12/07/17 04:30 | Última edición: 12/07/17 04:30

Me pregunto hasta cuando estarán las cosas así con Kakashi, me gusto mucho el cap, como de costumbre, estaré esperando ansiosa la conti n.n