The way back /Cap33/
  Autor/a: Leenale
  Visitas: 142
  Fecha: 26/07/17 08:30
  Última edición: 26/07/17 08:30
Fanfics > El día a día en friki



 

Hola criaturitas xD aquí la conti que espero les guste.

////////////////

(..) sonrió con tristeza mirando la pulsera en su muñeca.

-Sasuke- susurró

Habían pasado unas semanas desde que había dejado a Charasuke, durante su tiempo con él su mente estuvo constantemente ocupada pero ahora que estaba sola se volvía cada vez más difícil soportar el estar lejos de Sasuke.
Volvía a estar completamente sola como la mayoría de su vida lo estuvo, no tenía nada que hacer y simplemente vagaba de aquí por allá. Su mente era llenada por todos los recuerdos que tuvo con Sasuke y con todos los chicos que se convirtieron en sus amigos.
Extrañaba tanto ese tiempo y le parecía tan lejano; por primera vez se había sentido parte de algo al compartir diariamente con ellos, había aprendido el significado del amor y la amistad. Aunque era difícil para ella estaba segura que podría guardar en su mente como un hermoso recuerdo todos los momentos que vivió en ese lugar, que podría recordar con una sonrisa a sus amigos y hasta divertirse al recordar su batalla con Karin por el azabache, ya era una parte de ella que siempre atesoraria, pero de lo que también estaba segura era que el amor que tenía por el azabache no podría simplemente guardarlo en un recuerdo, su corazón no estaba dispuesto a dejarlo salir y cada día que pasaba parecía que se incrustaba más dentro de ella.
Ese día que lo vio por última vez, el azabache se había quedado con una gran parte de ella y ahora se sentía vacía.
"-Tienes que hacerlo"-
Muchas veces había escuchado un lejano y quedó susurro que repetía esa frase. ¿El porque se había ido?, bueno ella en primer lugar había estado ahí para cumplir un deseo, no había planeado acercarse más de lo normal a ninguno de los dos, sólo lo necesario para que ellos supieran lo que ocurría. Su idea cambio cuando vio que Sasuke no estaba avanzando en su propósito y le pareció buena idea ayudarlo.
No tenía planeado enamorarse, simplemente había pasado en algún momento y era un sentimiento que se sentía tan bien que no intentó detenerlo y al contrario lo dejo instalarse y aunque sabía que tenía fecha de vencimiento decidió disfrutarlo.
Se había ido porque era lo que tenía que hacer, tenía un deber que seguir cumpliendo cómo lo había estado haciendo por siglos. Pensó que con el tiempo podría olvidarlo pero cómo nunca antes había experimentado lo mismo, no contaba con cuán doloroso sería.
Y claro que se había preguntado si había hecho bien, si debía regresar.
¿Qué si había una forma de quedarse con el azabache?
Por supuesto que sí.
¿Porque no lo había hecho?
Tal vez tenía miedo.
Parpadeó varias veces, frente a ella se proyectaba la imagen del azabache, su corazón se encogió cuando vio pasar frente a ella lo que pensaba había sido el tiempo que no lo había visto. Sus ojos se cristalizaron, ella no era la única sufriendo.
"-Deja de huir-"
Escuchó un susurro que le pareció muy familiar y aún lado de ella pudo ver una borrosa silueta de la cual resaltaba una sonrisa. (..) estaba segura que era su madre, aquella de la que sólo tenía vagos recuerdos de hace cientos de años y que hasta el momento no sabía que era de ella.
La miró con una sonrisa, agradeciendo internamente su ayuda, lo había comprendido.

-¿Qué puedo perder?- susurró antes de iniciar un viaje que la llevaría hasta él
...............................................

-Dobe ya deja de molestarme, ya te dije que no voy a pasarte la tarea- dijo Sasuke irritado

-Pero teme la olvide y sino la entrego el profesor seguramente me va a dejar más tarea de la que ya deja-

-Es tu problema, nadie te manda a estar de vago todo el día-

-Ya te dije que no fue por eso- se quejó -sólo la olvide-

-No me importa, aún no ha llegado así que puedes hacerla en lugar de estarme molestando-

-Por favor- suplicó -hago lo que quieras-

-Que no dobe y mejor apúrate a hacerla-

-Eres cruel- se lamentó pero se fue a su lugar, sacó su tarea y sin ánimos comenzó a hacerla rogando que su profesor no llegará pronto

Pero es Naruto y no tiene la mejor de las suertes, así que en ese momento entró su "querido" profesor y el rubio supo que ese día pasaría horas haciendo tarea.

-Muy bien clase, vamos a empezar- dijo

Pasaron algunos minutos con el profesor explicando su materia y todos poniendo atención y apuntando.
Todo estaba perfectamente normal, como cualquier día común hasta que.....

-Siento mi retraso, no volverá a pasar- gritó una chica que abrió la puerta fuertemente logrando que esta impactará contra la pared con un ruido sordo espantando a la mayoría de los alumnos que centraron su atención en ella.

-Señorita, podría explicarme porque tanto escándalo- habló el profesor acercándose a la chica con una mueca de enfado

-Lo siento, lo siento, lo siento- hizo varias reverencias -soy nueva y no encontraba el salón, por eso me retrase-

Algunos ahí rieron por la actitud de la chica.
Naruto reconoció a la chica y su mirada buscó rápidamente a Sasuke, este miraba entre sorprendido y confundido la escena, se preocupo un poco porque no tenía idea que era lo que haría el azabache.

-¿Nueva alumna?- preguntó -nadie me avisó-

-La directora dijo que sólo le diera esto- le entregó un papel

El profesor lo leyó y segundos después asintió.

-Jóvenes tenemos nueva alumna así que sean amables con ella- se dirigió a la clase y después la miró -Señorita, presentese por favor-

-Hai- les sonrió a todos -mi nombre es (..) (...) y vengo de...bueno eso no importa, espero que podamos llevarnos muy bien-

Todos sonrieron, les parecía graciosa y amable la nueva chica.
(..) comenzó a observar a cada estudiante hasta que su mirada lo encontró, su sonrisa se hizo aún más grande y en sus ojos se instaló el brillo que había perdido semanas atrás.
Sasuke tenía el entrecejo fruncido, sin ser consciente de sus acciones se levantó, quería asegurarse de que no estaba teniendo una alucinación, pero antes de dar un paso...

-Sasu!- gritó emocionada

Corrió hasta el azabache y saltó encima de él, Sasuke por lo repentino de la acción no pudo equilibrarse y cayó de espaldas al suelo con la chica sobre su cuerpo. Todos miraron aterrados esa escena, ahí habría una batalla, bien sabían de la actitud del azabache y temían por la chica aunque cualquier miedo que pudieran sentir se desvaneció cuando escucharon la risa del chico.

-Nunca vas a cambiar cierto- dijo divertido sentándose quedando la chica en sus piernas

-Lo siento- dijo apenada

-¿No piensas quitarte?- elevó una ceja al verla negar como una niña

-No sabes cuanto te extrañe Sasuke- sonrió

-Yo también te extrañe- susurró con una pequeña sonrisa aceptando su realidad

La tomó de las mejillas y junto sus labios comenzando un lento y profundo beso que ambos habían anhelado durante ese tiempo.
Era maravilloso para (..) saber que con sólo un beso su mundo entero era perfecto, había extrañado tanto esos momentos.

-¿Ya terminaron?- preguntó el profesor mirándolos enojado cuando se separaron

Sasuke y (..) se dieron cuenta de la situación en la que se encontraban al escuchar a su profesor, ambos miraron a todos en el salón que para el azabache se veían estúpidos con esas miradas asombradas y las quijadas desencajadas pero que para (..) fue totalmente vergonzoso haciéndola sonrojar tanto que bien podría competir con un tomate.
Ante la atenta mirada de sus compañeros se levantaron.

-Yo...lo- carraspeo -siento- hizo una leve reverencia

-Joven Uchiha, ¿Algo que decir?- lo miró el profesor

Sasuke estaba por negar pero un leve codazo en sus costillas y la mirada de advertencia de la chica lo detuvieron.

-Si, lo siento- siseo

-Quiero que esta semana al final de clases se encarguen de limpiar el salón, será su castigo por besarse en plena clase- dijo serio

(..) se volvió a sonrojar por la palabras del profesor y que sus compañeros no les quitarán la mirada de encima no ayudaba a calmar sus nervios.

-Sasu- lloriqueo aferrándose a la camisa del azabache y escondiendo su rostro en la curvatura entre su cuello y su hombro

-¿Ahora te vas a poner tímida?- preguntó con burla

-Cállate- le dio un leve golpe en el pecho y Sasuke volvió a reír

-Jóvenes, luego continúan con su romance, ahora por favor déjenme seguir con la clase- dijo el profesor

(..) se alejó de Sasuke y ambos se sentaron, la chica por supuesto a un lado de él.
Durante las siguientes clases (..) pudo sentir varias veces la mirada curiosa de algunos de sus compañeros pero tal como Sasuke hacía los ignoró aunque el sonrojo no se fue.
Al llegar el descanso se sorprendió de ver como todo salían casi corriendo del lugar no sin antes mirarlos un momento, sospechó que para el final del día toda la universidad sabría lo que pasó ahí, después de todo sabía que el azabache era bastante popular aunque en el mundo de Charasuke no era así.

-Sasu, ¿crees que debería temer por mi vida?- preguntó preocupada -estoy segura que tus admiradoras me querrán matar cuando sepan que soy tu novia-

-¿Mi novia?- elevó una ceja

-¿Acaso creías que me ibas a dejar tan fácilmente?- se cruzó de brazos -pues no-

-Aquí no tenemos que fingir-

-Lo se- suspiró -entonces Sasuke, ¿quieres ser mi novio?-

-¿Es en serio?- preguntó divertido

-Qué si, hay que hacerlo real- sonrió -sino lo hago yo eres capaz de pedirmelo cuando ya este vieja- hizo un puchero

-¿Qué pasa si no quiero aceptar?-

-No seas malo, tú también me extrañaste- reclamó

-Entonces creo que no tengo opción-

-¿Eso quieres decir que aceptas?- preguntó emocionada

-Si- sonrió ladino

-Ahhhh- gritó dando saltitos -por fin es oficial-

-Ahora dime porque te fuiste- la tomó de la mano jalandola un poco para que se sentara frente a él

-Oh! eso- sonrió nerviosa -tenía miedo y fue más fácil huir- susurró

-¿Miedo de que?- frunció el entrecejo

-Eso ya no importa- suspiró

-Está bien- dijo mirándola con los ojos entrecerrados pensando que en algún momento haría que le dijera la verdad

-Todo lo que debe importarnos ahora es que estamos juntos- dijo feliz dejando un pequeño beso en los labios del azabache

-¿Qué hay con Charasuke?- preguntó serio

-El esta de maravilla, se adaptó rápidamente a su nueva realidad y estaba muy feliz, incluso iba a salir con Sakura- sonrió -¿a ti como te fue al principio?-

-Prefiero no recordarlo-

-Hum- hizo un puchero, había visto un poco en aquella visión pero quería que él se lo contará, igual no quería presionarlo por lo que cambio el tema -vamos a comer, pronto terminará el descanso-

El azabache asintió, se levantaron y comenzaron a caminar hacía la cafetería.

-¿Quieres ensalada con doble o triple ración de tomates?- preguntó (..) tomándolo de la mano

-Triple-

-Bien mientras yo voy por la comida tú puedes esperar aquí o ir a nuestro lugar- se quedó un momento pensativa -¿aquí también comes ahí?-

El azabache asintió y (..) sonrió.

-Vuelvo pronto- y se alejó del chico

-Vaya que esa chica te convierte en otro- dijo Naruto a su lado -ya no tienes cara de amargado-

-Cállate dobe- dijo fastidiado ocasionando la risa del rubio

-Relájate teme- palmeo su hombro

-Mejor largate- dijo de mala gana

-Yo sólo venía a invitarlos a comer con nosotros- señaló una mesa

-No dobe- respondió seco

-Hola Naruto- saludó feliz la chica acercándose con una bandeja con la comida

-Hola (..), que bueno verte- sonrió -me alegro que regreses-

-También me alegra regresar- sonrió

-Vamonos- habló Sasuke quitandole la bandeja y (..) asintió

-Mejor vengan con nosotros-

-Qué no dobe-

-¿Porque no?- preguntó (..) frunciendo el entrecejo

-Porque no-

-Sasu no seas así- lo tomó del brazo debido a que las manos del azabache estaban ocupadas -vamos con ellos-

Naruto rió un poco al ver la molestia del azabache que no dijo nada y sólo caminó.

-Sabes, ahora que estas aquí no deberías alejarte del teme porque sino tiene un genio que nadie lo aguanta y tal parece que tú puedes quitárselo-

-Dobe- dijo con tono de advertencia -no me provoques-

-Es la verdad- sonrió

(..) asintió feliz, estar de vuelta con el azabache fue la mejor decisión que tomó, no le importaba si era todo un gruñón o si le daba por ser tierno, simplemente lo amaba.

-Hola- dijo muy feliz una vez llegaron a la mesa, todos los saludaron y así comenzaron una platica con ella, el azabache se mantenía callado y sólo hablaba un poco cuando le preguntaban algo, estaba tranquilo y cuando (..) decía alguna tontería no pasó desapercibido por la mayoría como el azabache dibujaba una pequeña sonrisa.

Todos creían que tal vez el mal humor de Sasuke desde que regresaron a la universidad se debía a que probablemente había tenido problemas con la chica que ahora sabían era su novia, todos sin excepción se sorprendieron, incluso Naruto que no esperaba eso. Cuando (..) lo dijo todos miraron a Sasuke esperando que este desmintiera pero este simplemente asintió a lo que dijo ella.
Después del descanso volvieron a clases y estas pasaron con normalidad, cuando terminó el día escolar (..) se sentía de maravilla, se sentía otra vez parte de algo y eso la llenaba de regocijo.

-Te veo arriba- dijo (..) a Sasuke cuando llegaron a la mansión Uchiha, estaba por desaparecer pero la mano del azabache en su muñeca la detuvo y lo vio negar

-Vas a entrar conmigo-

-¿Qué?- preguntó sorprendida

-No hay nada que esconder- dijo con seriedad

-¿Estas seguro?-

-Si-

(..) sonrió emocionada y se soltó del agarre en su muñeca para tomar la mano del azabache.

-Aún la conservas- susurró observando la pulsera

-Por supuesto- asintió (..) y Sasuke sonrió

Se encaminaron a la entrada y segundos después estaban dentro de la mansión.

-Cariño que bueno que llegas- dijo Mikoto con una sonrisa -traes visita-

-Hola- sonrió (..) nerviosa ante la mirada de la señora Uchiha en sus manos entrelazadas

-Madre ella es (..), mi pareja-

Mikoto lo miró sorprendida antes de que una sonrisa se formará en su rostro.

-Mucho gusto linda, puedes llamarme Mikoto- se acercó a darle un pequeño abrazo -Fugaku, Itachi- llamó la mujer con el tono de voz más elevado, los dos nombrados aparecieron segundos después -Sasuke trajo a su novia- sonrió -vengan, vengan, tienen que conocerla-

(..) rió un poco por la emoción de la señora y por los rostros asombrados de su padre y hermano mayor.

-¿En serio tienes novia?- preguntó Itachi recibiendo un leve golpe en la cabeza por parte de su madre

-No seas maleducado- dijo

-Lo siento- sonrió -hola soy Itachi el hermano mayor de Sasuke-

-Mi nombre es Fugaku- sonrió el mayor -encantado de conocerte-

-Igualmente- hizo una leve reverencia -yo soy (..)-

-Ah pero si es linda- dijo Mikoto

Sasuke sólo suspiró, su madre se llevó a (..) a la sala seguida de su padre y hermano. A los minutos hasta Mei estaba conversando con la chica y él se mantenía esperando a que la dejarán para subir a su habitación, tenía deberes que hacer y estaba seguro que si se iba sus padres lo regañarian por dejar a la chica "sola". (..) contestaba todo lo que preguntaban, todos parecían muy curiosos con saber su historia.
Después de la comida por fin pudieron subir.

-Tu familia es genial- dijo (..) una vez entraron a la habitación

Sasuke asintió y sin más demora sacó sus deberes y comenzó a hacerlos, (..) se mantuvo acostada en su cama.

-¿Ya terminaste?- preguntó (..) cuando sintió un peso a un lado de ella

-Lo hice-

-¿Puedo quedarme?-

-Si pero tienes que fingir que te vas-

-Hai- sonrió
...................................

-¿Te ocurre algo?- preguntó el chico al escuchar como la pelirroja suspiraba otra vez

-Es sólo que aún es muy extraño- dijo decaída -ya han pasado algunos meses y no me acostumbro a que (..) no esté-

-Lo se, siempre tenía mucha energía- sonrió -pero no podemos hacer nada y no me gusta que estés triste-

-Lo siento, a veces no lo puedo evitar-

-¿Qué te parece si esta noche hacemos algo?- sugirió -para subirte el ánimo-

-Si- sonrió -vayamos al cine Sui-

-Hai- sonrió
..........................................

-¿Vas a ir a la fiesta de hoy Charasuke?- preguntó el rubio caminando a un lado del azabache

-Si- sonrió

-Que bien, dicen que se va a poner buena- dijo Naruto feliz -además creo que hay alguna apuesta entre dos de otro salón y piensan llevarla acabo ahí-

Charasuke asintió emocionado. Se preguntó muchas veces el porque de no hablar con los chicos desde que inició su primer año, siempre fue débil y debido a eso lo molestaban mucho, ahora que conocía a los que alguna vez lo intimidaron se daba cuenta que eran todos agradables y aún no entendía el porque de que lo trataron mal pero no quería darle tanta importancia pues quería iniciar todo de nuevo y estaba yendo bien, al ir al mundo de Sasuke pudo obtener confianza y era otra de las cosas que agradecía porque sino la tuviera probablemente tampoco tendería amigos y de nada hubiera servido la ayuda que Sasuke y (..) le brindaron.

-Y entones mi mamá me dijo que te invitará a comer porque hace mucho no te ve-

-Claro- asintió Charasuke que había perdido el hilo de la conversación y sólo había escuchado lo ultimo

-Luego nos ponemos de acuerdo- sonrió el rubio y se alejo de él cuando entraron al salón

Charasuke se fue a su lugar y segundos después llegó el profesor, pasaron las clases y a la hora del descanso estaba con Karin.

-No puedo creer que ahora estés con Sakura-

-Ni yo- dijo sincero

-Aún recuerdo cuando (..) y yo intentábamos que nos escogieras- sonrió -ahora yo estoy con Sui, (..) no está y tú estás con Sakura-

-Que rara es la vida- susurró

-Lo se, pero mientras podamos ser felices esta bien-

Charasuke se sentía en extremo feliz de que Sakura correspondiera sus sentimientos, siempre la vio como inalcanzable y ahora estaba con él. Definitivamente era afortunado de haber conocido a (..).

-Hola- dijo la pelirosa sentándose a un lado de Charasuke antes de darle un pequeño beso -¿De que hablan?-

-Nada importante- dijo Karin con una sonrisa -¿lista para la fiesta?-

-Claro- sonrió emocionada

Los tres siguieron platicando hasta que el descanso acabó y regresaron a sus clases.
Al salir de la universidad como era costumbre, Charasuke acompañó a Sakura a su casa.

-Paso por ti en la noche-

-Te estaré esperando- dijo feliz

Charasuke sonrió acercándose a la pelirosa para depositar un beso en sus labios.

-Nos vemos- dijo el azabache despidiéndose

Cuando llegó a su mansión se dedicó a hacer sus deberes para después ir a comer con su familia.

-Hoy voy a ir a una fiesta- avisó a sus padres

-¿Irás con Sakura?- preguntó Fugaku

-Hai-

-No la lleves muy tarde a casa- dijo Mikoto y el azabache asintió

-Me alegra verte feliz con ella- habló Itachi

-A nosotros también- sonrió Mikoto -aunque en verdad extraño a (..), le agradezco mucho el que haya estado contigo en momentos tan difíciles-

Su padre y su hermano asintieron a las palabras de su madre.
Charasuke sonrió, durante ese tiempo se había dado cuenta de cuanto las personas que lo rodeaban apreciaban a (..), siempre hablaban de ella y todos decían que la extrañaban. El lo único que sabía era que (..) y Sasuke habían fingido una relación para que todo les fuera más fácil y vaya que había salido bien, en muchas ocasiones sintió curiosidad de saber cómo era que habían hecho todo pero lastimosamente sólo sabría lo que (..) le contó que fueron las cosas básicas que debía saber para adaptarse.
Charasuke podía decir ahora completamente seguro que amaba su vida, su familia, sus amigos y su novia.
Había tenido la oportunidad de que su deseo se cumpliera y lo aprovecharía al cien por ciento y siempre recordaría con gran gratitud a aquellos dos que lo ayudaron.
..........................

Había pasado una semana desde que (..) había regresado y estaba muy feliz, aunque los primeros días fueron un poco extraños pues recibió muchas amenazas de que se alejara de Sasuke de las chicas e incluso Sakura un día se había parado frente a ella y le dijo mirándola fríamente "si te atreves a lastimarlo, me encargaré que sufras al doble" luego se fue y la chica debió admitir que sintió un poco de temor por la pelirosa. Fue asombroso como se esparció la noticia de que eran novios tan rápido pero aún y con esos pequeños percances todo había mejorado.

-Sasu, ¿Y si ayudamos a Naruto y Hinata?, ambos son demasiado tímidos como para dar el siguiente paso, todos nos damos cuenta que se gustan pero ellos parece que no- dijo (..) sonriendo

-Cualquier cosa que se te ocurra no puede salir bien- dijo el azabache acostándose en la cama

-Siempre eres tan malo- hizo un puchero -yo creo que saldría bastante bien si ideo algo- se tumbó a un lado del chico

-Mejor no lo hagas-

-Eres irritante pero ¿sabes que?- se incorporó quedando su brazo izquierdo recargado en la cama y el derecho sobre el azabache -te amo- sonrió

Sasuke cambió las cosas y en un rápido movimiento dejo a la chica recostada y él sobre ella.

-Es verdad- susurró -nunca te lo he dicho-

-Hum- lo miró confundida

-Te amo- dijo mirándola fijamente a los ojos

(..) tardó unos segundos en procesar lo que el chico acababa de decir y se puso completamente roja, escuchando la risa del azabache.

-Sasu- hizo un puchero -no te burles-

-No lo hago- se defendió antes de agacharse un poco y dejar un beso en su frente

-Más te vale- advirtió

Sasuke sonrió y por algunos segundos se perdieron en la mirada del otro.
El azabache acarició sus mejillas suavemente y luego acortó la distancia que los separaba para comenzar un beso, (..) llevó su mano derecha a la nuca de Sasuke y sus dedos acariciaban aquella zona.
Después de largos minutos el azabache se separó sólo para comenzar un recorrido de besos desde su mandíbula hasta su cuello en donde se entretuvo un buen rato besando y succionando levemente la piel, la chica simplemente ladeaba su cabeza para darle más acceso y sentía como su respiración se iba acelerando; el chico desabotono los dos primeros botones de la blusa de (..) y deslizó un poco la manga para tener acceso a su clavícula y parte de su hombro para seguir su camino de besos. (..) no se quedo atrás y con las manos un poco temblorosas logró sacar la playera de Sasuke quien se incorporó un poco para ayudarla y de paso término de desabotonar y quitar la molesta blusa. La chica podía sentir como su estómago se contaría al sentir un poco de cosquillas cuando los dedos del chico se paseaban por esa zona.

-Eres muy sensible- dijo divertido

-Cállate- dijo mirando a otro lado

Sasuke se aguanto las ganas de reír y volvió a agacharse sobre ella siguiendo con besos y caricias desde su cuello hasta su estómago, escuchando los leves suspiros de la chica. Cuando sus manos tomaron la pretina del short que traía la chica la miró un momento recibiendo un asentimiento antes de poder deslizarlo por sus piernas quedándose un momento contemplandola antes de volver a atacar sus labios, esta vez con más pasión y dándose su tiempo de explorar cada espacio y jugando con sus lenguas.
(..) llevo sus manos a la espalda del azabache recorriendola lentamente antes de pasar a su pantalón y comenzar a desabrocharlo y sacarlo con un poco de ayuda de él.
Sasuke la dejo recuperar el aire después de ese intenso beso mientras el volvía a su cuello de donde parecía haberse vuelto adicto, su mano izquierda la mantenía de apoyo en la cama y su derecha hacía un recorrido por su pierna, acariciando lentamente y luego amazando la zona, por su parte (..) comenzaba a sentir su cuerpo cómo si estuviera en llamas, cómo si necesitará de más. De repente un agradable escalofrío recorrió su espina dorsal al sentir cómo las yemas de los dedos de Sasuke acariciaban muy suavemente su brazo, no supo porque pero esa simple caricia la descoloco. El azabache se sorprendió un poco al verse empujado y luego ver cómo la chica se sentaba en sus caderas y comenzaba a besarle el cuello. Ella quería que Sasuke también disfrutará y no sólo ella, quería hacer aunque sea algo y no pudo sentirse más feliz cuando escucho el suspiro de satisfacción que emitió el azabache cuando beso debajo de su oreja, al parecer había encontrado un punto sensible en él que estaba segura aprovecharía de ahora en adelante, estuvo algunos minutos recorriendo con sus labios el cuello, los hombros y el pecho del azabache antes de que este volviera a tomar control de la situación.
Sasuke aprovecho la posición en la que estaban para soltar el sosten de (..) antes de darse vuelta y volver a posicionarse sobre ella.
La chica no pudo evitar sonrojarse al ver al azabache besar sus pechos, se sintió un poco avergonzada pero él parecía no notarlo cosa que agradeció; Sasuke mordió con un poco de fuerza un pezón de la chica obteniendo un pequeño grito de sorpresa y un respingo que lo hizo sonreír antes de entretenerse succionando por algunos segundos y hacer lo mismo con el otro lado, sus manos se mantenían acariciando por aquí y por allá.
La chica disfrutaba mucho en verdad todo lo que Sasuke estaba haciendo, sobre todo cuando besaba o succionaba su cuello, se dio cuenta que era su zona sensible y agradeció internamente cuando el chico volvió a ese lugar y cuando estaba concentrada dejándose llevar por todas las sensaciones que el muchacho producía en ella tuvo que morder su labio para obligarse a no dejar salir el gemido que la tomó por sorpresa al sentir cómo el miembro duro del azabache comenzaba a restregarse con su entrepierna una y otra vez de manera lenta y tortuosa, sus manos se aferraron a la espalda del chico fuertemente como si al no hacerlo fuera a caer y su respiración de pronto se volvió tan errática que sentía que en cualquier momento dejaría de respirar.
Sasuke se sentía en su límite, su amiguito necesitaba atención urgente y necesitaba saber si en verdad la chica estaba lista o iba a tener que recurrir a otros métodos pero cuando alzó la mirada su entrecejo se frunció al ver cómo (..) mordía tan fuerte su labio inferior que una delgada línea de sangre escurría hasta su barbilla.

-No hagas eso- llevó su dedo pulgar al los labios de la chica y los acarició unos segundos hasta que ella dejó de morder -te estás lastimando- susurró y limpio la sangre

-Lo siento- dijo avergonzada y aliviada a la vez al ya no sentir movimiento por parte del azabache, fue cómo si su respiración regresara de un segundo a otro

-¿Quieres seguir?- preguntó un poco ansioso pues su entrepierna dolía y necesitaba aliviarla

-Hai- susurró mirando a cualquier lado que no fuera Sasuke

-¿Estas segura?-

-Mucho- sonrió un poco

-Lo preguntare una vez más...-

-Sasuke, no es necesario- dijo divertida y enternecida por la actitud del azabache, le encantaba que aún en esa situación se preocupara aunque obvio nunca lo diría o el chico lo negaría y se pondría todo serio -estoy segura-

Sasuke asintió y (..) con los nervios de punta dejó que el azabache le retirará la ultima prenda de ropa que la cubría y observo cómo hacía lo mismo con la suya, no pudo evitar sentir un poco de miedo al ver el miembro del chico y su primer pensamiento fue que esa "cosa" no cabría pero entonces él la miró y la tranquilidad la invadió, se sintió segura de que el chico sabría que hacer para no lastimarla, confiaba en él.
A decir verdad habían pasado muchísimos años y cuando dice muchísimos es porque es verdad, desde que había estado con alguien y recordaba que no había sido grata esa situación, no supo si fue porque no sentía nada o porque el tipo en verdad había sido un bruto pero desde esa vez había decidido alejarse de eso y ahora estaba ahí, con una pareja y a punto de entregarse y se sentía bien, no había nada que quisiera más.
Estaba tan concentrada en sus pensamientos que no notó cuando el azabache había vuelto a posicionarse sobre ella ya que se había incorporado para retirar las prendas.

-Necesito que te relajes- dijo Sasuke y (..) asintió

El azabache hizo que la chica flexionara las piernas para tener más acceso, llevó una de sus manos a la entrepierna de (..) y con tres de sus dedos comenzó a masajear en círculos y presionando un poco de rato en rato, poco después ingresó un dedo, la chica estaba lo bastante excitada cómo para no necesitar lubricante pero aún así debía prepararla.

-No me mires- gritó apenada cuando el azabache puso sus ojos en su rostro

-Debo saber si te duele para ir más despacio o saber si así esta bien- dijo con un poco de diversión al ver el rostro totalmente sonrojado de la chica

-Mejor pregunta- dijo un poco agitada

-Bien, bien- contestó complacido porque en esa pequeña platica había logrado añadir otro dedo y ella no lo había notado

Al poco tiempo tenía los tres dedos entrando y saliendo y a la chica tratando de controlarse debajo de él, eso ya era demasiado para su auto control por lo que sacó sus dedos y se acomodo mejor.
Estaba por bombear su miembro para lubricarlo con su pre-semen pero la mano de la chica envolviendolo no sólo lo sorprendió sino que logró que un gruñido escapara de su garganta, apoyó su frente en el hombro de la chica tratando con todas sus fuerzas no terminar así, nunca se había sentido tan caliente cómo ahora mismo y sentía que en cualquier momento explotaría pero no era capaz de apartar la mano de la chica pues su mano se sentía realmente bien.
(..) se sentía complacida de poder causar esos pequeños gruñidos que el azabache emitía, su mano se movía rápidamente y luego bajaba el ritmo a uno muy lento y apretaba más sintiendo las venas palpitar, su pulgar se paseaba por la ranura del glande presionando un poco y después esparciendo el pre-semen por todo el tronco, a ese punto en verdad ella podía sentir que tan duro estaba y no quería hacerlo sufrir más por lo que retiro su mano.
Sasuke tuvo que permanecer algunos segundos en la misma posición recuperándose un poco y cuando se sintió lo suficientemente fuerte para erguirse lo hizo.

-¿Estas lista?- preguntó en un siseo

-Hai- dijo sintiéndose un poco culpable por alargar tanto las cosas al ver como el chico estaba aguantando tanto

Sasuke se posicionó mejor entre las piernas de la chica y esta dejando su pena de lado abrió las piernas lo mejor que pudo para darle más acceso, el azabache comenzó a empujar lentamente sin perderse las expresiones de (..) para notar si había mucho dolor, estaba en su límite pero no iba a ser un animal, por lo menos no por el momento. (..) podía sentir cómo el pene palpitante y duro del azabache se habría paso en sus paredes y aunque iba lentamente sentía dolor, los dedos no se comparaban ni en tamaño ni en grosor, trato de relajarse lo más que pudo pero era difícil. Además estaba segura que tendría notables marcas en su cadera pues el azabache estaba presionando fuerte mientras entraba.
Sasuke en verdad debía sentirse orgulloso de todo el auto control que estaba teniendo en ese momento, (..) lo apretaba tanto que su mente sólo estaba enfocada en sentir esa deliciosa sensación y le estaba siendo difícil no enterrarse de una vez, podía sentir cómo las calientes y húmedas paredes le hacían difícil el paso, así poco a poco pero sin pausas logró entrar completamente.

-¿Estas bien?- preguntó en un susurro

-Creo que si- contestó tratando de sonreír

-Cuando estés lista lo haré- dijo -te aseguro que el dolor se irá-

Se quedaron mirando y (..) pudo decir que se había enamorado más de Sasuke cuando este la miró con una inmensa ternura y una hermosa sonrisa, sintió que pudo ver sus sentimientos y todas las cosas que ocultaba de los demás, esa faceta en verdad le gusto y la hizo sonreír.
Sasuke se había perdido en el brillo que irradiaba la mirada de la chica, en ese momento entendió que la razón por la que sentía tantas emociones y placer mezclados era simplemente porque le estaba haciendo el amor a (..), no era simple sexo, era algo mucho mejor y más fuerte que jamás pensó experimentar, por eso se sentía así, porque nunca lo había tenido.

-Te amo- sonrió

-Estas muy romántico Sasu- dijo divertida

-Bueno, tengo mis momentos- se encogió de hombros

-Te amo mucho- rió un poco

Sasuke decidió moverse un poco y no obtuvo alguna queja.

-Parece que estas lista-

-Hazlo-

Sasuke llevo sus manos al rostro de la chica acariciando con sus pulgares las cejas de (..), luego pasó a sus mejillas y finalmente uno de sus dedos índice acarició sus labios.

-No vayas a hacerlo de nuevo- dijo mirándola a los ojos -quiero escucharte-

(..) asintió y Sasuke se inclinó para besarla y mientras lo hacía comenzó a moverse lentamente sintiendo rápidamente esa necesidad de acabar que se había esfumado durante unos minutos, sus caderas aumentaron la rapidez y fuerza con la que se enterraba en la chica, el aire se esfumaba más rápido por lo que se separó de los labios de la chica.
(..) lo único que sentía eran oleadas de placer intenso que no la dejaban controlar su voz, por más que quisiera no podía evitar gemir y trataba recoger grandes bocanadas de aire, nunca se espero sentir así; el azabache subió la pierna derecha de la chica a su hombro para poder entrar más a ella y una gran sonrisa adorno su rostro al escuchar el gran grito de la chica y ver como su espalda se contorsionaba cuando supo que había encontrado el punto que buscaba y arremetió ahí sin piedad. (..) era un mar de gemidos y hasta sentía a su cuerpo temblar, tanto placer estaba segura que haría que se desmayara, estaba tan cerca ya lo sentía.
Sasuke era un maldito masoquista y le gustaba que su ego se elevará por lo que de repente paró toda acción recibiendo el entrecejo fruncido de (..).

-¿Porque te detienes?- preguntó frustrada

-Estoy un poco cansado, pero si quieres algo puedes pedirlo- sonrió con malicia aunque se encontraba en las mismas condiciones o peores que la chica

(..) lo miró enojada, no caería en su juego pero como tampoco podía esperar empujó al azabache y antes que este dijera algo se sentó autopenetrandose, sacándoles a ambos un suspiro de satisfacción.
Sasuke no podía estar más encantado con la vista, en verdad que esa chica lo sorprendía. Llevó sus manos a su cintura para ayudarla en las penetraciones, estuvieron así algunos minutos y Sasuke pudo ver que (..) tenía los ojos brillosos de la excitación y al paso del tiempo ella se notaba cansada y lo miraba casi con súplica y como él en verdad necesitaba terminar en un rápido movimiento volvió a dejarla debajo de él, entró de una sola vez y con la necesidad que tenía se enterró una y otra vez con fuerza.
(..) enrollo sus piernas en las caderas de Sasuke, su garganta dolía y estaba segura que no sería lo único que doliera pero en ese momento lo único que podía hacer además de gemir y gritar era pedir por más, cosa que el azabache no se negó.
Luego de unos minutos ambos en perfecta sincronía llegaron al orgasmo.
Sasuke calló rendido sobre la chica y esta simplemente lo abrazó, ambos tratando de recuperar el aliento.
Se quedaron así por largos minutos hasta que Sasuke salió de (..) y esta pudo sentir cómo de su entrepierna salía el semen del chico. Sasuke se sentía abatido, nunca había tenido un orgasmo tan devastador y lo único que quería era dormir pero primero quería tomar una ducha por lo que se levantó.

-¿A donde vas?- preguntó la chica

-A ducharme-

-¿Tienes que hacerlo?- preguntó con un puchero -espera a mañana, ven-

-Prefiero hacerlo ahora, ¿vienes?-

-Bien- suspiró y trato de levantarse pero se quedo en el intento y miró al azabache sonrojada -me duele- susurró

-Déjame ayudarte- se acercó

Con la ayuda del azabache ambos llegaron a la ducha y después de algunos minutos salieron.

-¿Quieres una pastilla?-

-Si- asintió

-Ahora vuelvo-

Cuando Sasuke salió de la habitación, (..) aprovechó para secarse y cómo su ropa estaba sucia optó por sacar de uno de los cajones una playera del azabache y cubrirse con ella, se metió a la cama con cuidado pues aunque el baño la ayudó a disminuir el dolor aún no se podía mover bien.
Minutos después regresó el azabache y le entregó la pastilla y un vaso de agua.

-Será mejor que durmamos- apagó las luces y se acostó a un lado de la chica

-Sasu, buenas noches- bostezo y se acercó al azabache

-Buenas noches- susurró besando su frente y pasando su brazo a la cintura de (..) para abrazarla

Y en menos de cinco minutos ambos habían caído rendidos.

Al día siguiente ambos despertaron por la alarma, aún medio dormidos se sentaron en la cama.

-¿Cómo te sientes?- preguntó Sasuke acomodando un mechón del pelo de (..) detrás de su oreja

-Mucho mejor- sonrió tallando uno de sus ojos

-¿Crees poder ir a la universidad?-

-Si- asintió

-Entonces andando que se hace tarde-

Se levantaron de la cama y cada uno hizo su rutina, (..) estaba muy feliz y no podía evitar recordar cada momento de la noche anterior y sonrojarse, por su lado Sasuke se mantenía atento a (..) y las sonrisas se le escapaban al verla sonrojarse sabiendo a que se debía.

-Te veo abajo- dijo (..) sonriendo

-Si- dijo el azabache terminado de arreglarse y acercándose a (..), la tomó de las mejillas y la atrajo a él para comenzar un lento y profundo beso

-No tardes- dijo cuando se separaron y el chico la vio desaparecer

Sasuke bajo y se despidió de sus padres que insistían en que desayunara pero les dijo que lo haría en la universidad con (..) y ellos inmediatamente dejaron de insistir.
Cuando (..) lo vio salir sonrió y se puso a su lado tomando su mano y así ambos empezaron a caminar.

-Oye Sasu, estaba pensando y que tal si esta tarde después de clases salimos-

-No- negó -pasare a la biblioteca-

-Ahg! definitivamente algunas cosas no cambian- se quejó la chica escuchando la risa de Sasuke

Fin.

Listo! Chicas lindas aquí finalizamos la historia aunque aún falta el epílogo, si lo quieren leer nos leemos la próxima semana y gracias a quien lo leyeron y comentaron.