~Destroya~
  Autor/a: fer-uchiha
  Visitas: 155
  Fecha: 19/05/17 21:57
  Última edición: 19/05/17 21:57
Fanfics > El día a día en friki



 

Buenos tardes chicas!! Qué tal han estado? ^-^ hace mucho que no vengo a publicar por aquí, soy medio fantasma para eso (?) :v en fin...aquí traigo una idea que ya tenia hace tiempo con mis propios personajes xd
Finalmente la plasme y pues aquí está uwu espero sea de su agrado, gracias!! :3

PD: El de la foto es Kasai xd En el siguiente pongo la foto de Yoru uwu



El año 2150 era el que se encontraba en curso. Como era de imaginarse la tecnología había avanzado muchísimo para ese entonces, para alegría de muchos los tan aclamados autos voladores por fin habían llegado y para sorpresa de otros tantos estos eran ecológicos, puesto que no contaminaban en lo más mínimo, en cuanto los celulares y computadores ahora con tan solo un chasquido aparecían junto con todas sus funciones, en un confiable, practico y ligero holograma, ¿Cómo escribías? Pues simple, te leía el pensamiento y automáticamente se escribía lo que deseabas. Pero… no estamos aquí para hablar de ello ¿cierto?
Esta es la historia de Annie una princesa wrofeliana y de Kasai un simple humano, y de cómo fue que sus mundos chocaron…creando destrucción…


Capítulo 1: Algo emocionante.
Era otro día pacifico en la tierra, si, aunque no lo crean, la paz reinaba ya hace algunos años atrás, claro, costó sus guerras, tratos y contratos, pero al fin se consiguió la tan deseada paz mundial, bueno, pero no estamos aquí para hablar de esto, sino del memorable suceso de este 27 de marzo de 2150. La gran travesía comenzaba en los barrios de Hogansville, donde nuestro protagonista Kasai se encontraba, era otro día mas, aburrido, sin emoción alguna según él, oh querido Kurai…no sabes lo que te espera más adelante…

-Hogansville, 9:00 a.m.
Nuestro buen amigo Kurai apenas despertaba y eso gracias al cubetazo de agua propiciado por su adorable madre.

Midori: ¿¡Que no piensas despertar Kasai!? ¡¡Mira las horas que son!! –Proclamaba notablemente molesta la madre del joven, aun sosteniendo la cubeta ahora sin agua, puesto que ahora estaba sobre Kurai-
Kasai: -Impresionantemente este no se había movido ni un centímetro, solamente estaba ahí cubierto hasta la cabeza entre sus cobijas y con una voz pacifica pronuncio…- ¿Para qué madre? ¿Para que sea otro día igual de aburrido como los que he vivido hasta ahora? ¡Ja! ¡Prefiero morir! -Dijo en tono sarcástico-
Midori: Tu solo levántate…ya encontrarás algo nuevo cariño, no hay que darse por vencidos… -Suspiro e hizo levantar a su hijo contra su voluntad, tirándolo de la cama “amablemente”-
Kasai: ¿Pero que rayos? ¡Mamá! ¡Por un demonio! –Suspiró derrotado y bufó- está bien…está bien…me daré un baño y buscare a Yoru a ver con que estupideces me sale esta vez. ¿Contenta? –Pregunto serio a su madre, a lo cual ella respondió con una sonrisa-
Seguido de este despertar tan agradable, el chico tomo sus cosas para darse una rápida ducha y dirigirse a donde su amigo Yoru. Una vez listo tomo sus patines y salió de su casa lento y tranquilo.

Kasai: La casa de Yoru queda a 30 kilómetros, será mejor que me dé prisa –Dijo como si nada y de inmediato presiono un botón detrás de sus patines los cuales le dieron la velocidad de un rayo lo cual el controlaba tan fácil como si de un simple par de zapatos se tratara-
En el camino se topó con algunas señoras, pero las esquivó con facilidad pero dejándolas con “ojos de platos” a las pobres, pareciese como si los árboles se fueran a desprender de la tierra gracias a la velocidad que llevaba el chico, pero en un par de segundos ya estaba en casa de su amigo. Frente a ella se quitó los patines para lanzar uno a la ventana de la habitación de Yoru, lo que obtuvo como respuesta fue a un Yoru con cara de pocos amigos en ella.

Yoru: ¡Jajajaja…! Kuraaaaaai, tú y tus amistosas llegadas, siempre haciéndote notar ¿verdad? tienes suerte de que solo toque esta ventana y ya este como nueva, que si no…te lanzaba mi cuchillito para que te sacara tus lindos ojitos –Dijo con una risa de psicópata mostrando su fiel cuchillo, acto seguido como el mismo dijo, tocó la ventana y al momento estaba como nueva- ¡¡¡vendita seas madre tecnología!!! –Se lanzó por la ventana rompiéndola por completo de nuevo, llegando así hasta donde su amigo- ups…eso tendrá que arreglarlo mi hermana –Soltó otra de sus risas-

Kasai: Si…como sea…-Dijo desinteresado- ahora dime, ¿Qué cosa aburrida tienes para hoy?

Yoru: -Rio- Me encanta tu pesimismo amiguito –Paso un brazo sobre el hombro de su amigo- bueno…-Le puso el patín que había lanzado momentos atrás para luego montarse en su espalda- tu solo muévete unos 15 kilómetros más y veras.

Kasai: ¿Me crees burra de carga o qué? –Dijo tirando a su amigo sin resentimiento alguno-

Yoru: ¡Auch! –Musito al tocar el suelo- No…pero sí que eres muy frio –Se levantó y agito sus pies haciendo aparecer unos patines iguales a los de su amigo- entonces… ¿Una carrerita o tienes miedo tejoncito?
Kasai: Jeh –Sonrió de lado y se echó a correr a la misma velocidad de antes-

Yoru: ¡Oye, eso es trampa! Maldito tejón…-Corrió justo detrás de su amigo, que más le quedaba al pobre Yoru, pero al cabo de unos segundos, ambos ya estaban en su destino-
Kasai: –Se detuvo y notó que no había nada en el lugar que había dicho su amigo, así que alzó una ceja- ¿Me ves cara de idiota? ¡Aquí no hay ni una maldita alma Yoru!

Yoru: Tranquilo, tranquilo, vengan chicas –Dijo sonriendo de oreja a oreja y de la nada salieron 4 chicas de las cuales abrazo a dos y las restantes se las lazó a Kasai- aquí te traje unas nenas para que nos divirtamos –abrazo a “sus” chicas en cuestión, a lo cuales esas se le restregaron alegremente-

Kasai: ¿tú estás loco, no? –Lanzó a las chicas a lo lejos como si nada, a lo que ellas respondieron con un “ten cuidado idiota” y le lanzaron sus bolsos, pero Kasai no les hizo ni el más mínimo caso-

Yoru: -Haciendo una expresión de “¿Qué diablos pasa aquí?”- a veces pienso que eres gay…-Se rio y también mando a su par de chicas directo al suelo- Tienes razón, te tengo algo mucho mejor –Sonrió como si estuviera tramando alguna travesura o algo malvado-

Kasai: Pues habla soquete –Dijo fríamente al mismo tiempo que cruzaba sus brazos-

Yoru: Ok, ok, ooook, bueno, el asunto es el siguiente, unos colegas, amigos, compas, como quieras decirles, me retaron, quieren un duelo, en una de esas naves espaciales, solo que es en parejas, necesito una pareja y quería saber si tu querías serlo –Terminó algo rápido y luego de ello movió sus cejas como si insinuase otra cosa a lo cual su amigo lo vio raro-
Kasai: -Medito por un momento, pero luego de un rato asintió, aceptando así el reto- y… ¿Dónde es?
Yoru: No te preocupes por ello, llegaran justo aquí en un momento –Dijo asintiendo repetidamente-
Kasai. ¿..oook? –Dijo extrañado y frio, como siempre-

Al cabo de unos minutos, sus contrincantes ya habían llegado, cada bina se subió a su nave y se dirigieron al espacio, porque si, ya podías rentar naves como si se tratara de un par de caballos, ¿impresionante, no?
El cuarteto como ya deberían saber, se encontraban en una ardua batalla en pleno espacio, en medio de asteroides y hoyos negros, ninguno cedía el lugar, recorrían toda la galaxia, incluso otras más. Los contrincantes lanzaban cañonazos y disparos como locos, cualquiera podía darles, pero Kasai se adaptaba rápido y tena un excelente manejo de la nave, así que esquivaba con gran facilidad.

Yoru: ¿No crees que ya hemos esquivado demasiado? ¡¡¡Es hora de atacaaaaar!!! –Dijo entusiasmado picoteando todo botón, lo que provoco que la nave se descontrolara-

Kasai: -Diciendo en tono molesto, intentaba quitar a su amigo y tomar el control de la nave- ¿¡¡Qué haces grandísimo idiota!!? ¡¡Harás que caigamos en un hoyo negro!!

Era tarde…no habían caído en un hoyo negro para su suerte…o tal vez no…nuestros amigos habían caído en un planeta purpura con toques de azul ¿Qué planeta era? No lo sabemos, es tarea de ellos descubrirlo…