Érase un cuento - Prólogo (uzumakimayra, Solange_Tsukinami, ZaherKaede, Aiko_S_Uchiha y AkashiSeijuuro) Necesito fichas :3
  Autor/a: Kaiya-chanxD
  Visitas: 139
  Fecha: 15/07/17 05:16
  Última edición: 15/07/17 05:16
Fanfics > Relatos - FanFics



 

Oh, por fin está aquí, el prológo~ bueno, siendo sincera no sé si es del todo necesario leerlo, pero creo que explica varias cosas que no explicaré en los futuros capítulos, aunque a simple vista tal vez ni siquiera parezcan tener algo que ver entre sí, quizás lean esto y luego lo demás y estén como "¿Realmente son del mismo fic?" Ok, no ttan así, pero son de mundos diferentes. Literal.
Ah, también quisiera advertir que nadie, es decir, nadie de las fichas hace una verdadera aparición, si esto fuese un vídeo, entonces sólo tendrían un cameo, pero supongo que lo explicaré más abajo.
Esto se me está alargando, así que me disculpo por la tardanza o los errores potenciales. Espero que les guste.
______________________________________________________________________________

El Cielo de la Luna era un lugar muy diferente al mundo terrenal que habitaban los humanos; allí la noche era eterna, el firmamento siempre andaba despejado y el suelo estaba hecho de nubes, en ese sitio sólo se podían ver ángeles de distintas categorías al servicio absoluto de la diosa lunar, quien poseía tanto poder como belleza y cuya furia era temida a lo largo de toda su creación. Se decía que era la hermana del dios solar, del cual se hablaba que era más poderoso y benévolo que su contraparte nocturna. En efecto, la Luna gobernaba la noche y vigilaba a hombres, mujeres y niños por igual desde los confines de su astro, bañándolos en su fría luz plateada, aunque cada tanto tiempo no pudiese evitar acabar en la sombra de su hermano diurno; por otro lado, el Sol proveía de vida a las personas y las cubría con una luz cálida, su brillante y esplendoroso ser casi siempre visible en el día.

Pero, al final, ese no es realmente el punto. No, claro que no. Deberíamos centrarnos en algo más, algo que tuvo lugar en el Cielo de la Luna, más específicamente en uno de los pabellones de allí.

Flotando sobre un pequeño pilar, un orbe de superficie cristalina y pulida reflejaba a un grupo de personas. No me tomé el tiempo para contarlas todas, demasiado enfrascada e simplemente observar la imagen, pero parecían ser unas cinco o tal vez más, aunque no todos estaban en el mismo lugar. La mayoría, un grupo de chicas, parecía estar teniendo una clase de... ¿reunión nocturna? Ah, no sabía cómo se le llamaba a eso, lo que sí sabía era que podía oír su conversación como si sus palabras fuesen leves murmullos que escapaban del orbe, pero al menos alcanzaba a distinguir pequeños fragmentos de su chrla.

-Desde que nacieron, la Luna les ha estado cuidando. - La voz de mi único acompañante resonó por encima de mis pensamientos, sacándome exitosamente del trance en el que andaba y, por respeto al tratarse de mi superior, decidí girarme hacia él y verlo cob mis ojos carmesíes, pese a ser consciente de lo cegador que podía llegar a ser el blanco de su ropa, incluso más que el de la mía.

En serio, ¿cómo le hacía para mantenerlo tan puro?

-¿De verdad? - Le pregunté, aunque fue más por instinto que por dudar de sus palabras. La mayoría eran muchachas jóvenes y yo, así como todos los otros ángeles, sabía de la curiosa fijación que la diosa sentía hacia las féminas humanas, ellas siempre han tenido su favor, así que no era algo sorprendente ni mucho menos descabellado que un grupo de principalmente femenino había obtenido su bendición, pero nada de eso quitaba mi intranquilidad. -No creo que esto sea una buena idsa, incluso si vino de la diosa lunar.

Muchos lo verían como una herejía, considerando que los ángeles debíamos obedecer y aceptar todo lo que nuestro dios o diosa ordenase o dijese, que teníamos que tenerle total y absoluta fe, pero nada de eso me importaba cuando me sentía de esta manera, y tenía completa confianza con el ser alado ante mí, sabía que no me iba a lastimar por decirle mi verdadera opinión, y lo supe con más fuerza en el preciso momento en el que vi un brillo de duda cruzar por sus ojos; no estaba bien entrometerse con la vida de los mortales y él lo sabía tan bien como yo, aún así no se molestó en voltear a verme o darme la razón. Típico.

-Tal vez no lo sea, pero luego de ver lo que han sido sus vidas en el pasado y el presente, la Luna ha mirado a su futuro y ha decidido que lo mejor para ellos es hacer esto. -Fruncí el ceño ante sus palabras y comprimí mis labios en una línea firme como un gesto de inconformidad.

-¿Forzándoles a salir de su propio plano existencial? ¿Con qué propósito? ¿Cuál es la urgencia con hacer algo tan radical por unos simples humanos?

-No lo sé, pero no creo que sea tan malo incluso si los resultados no son a grandes escalas. Por lo visto, la Luna ha profetizado que en toda su vida sólo tendrán un único encuentro con su "otra mitad" y que gracias a ello no podrán estar destinados a estar juntos, a menos que... les demos una pequeña ayuda.

Rodé mis ojos, ¿tan necesario era? Tenía entendido que una vida sin amor verdadero era algo hueca, pero tampoco era como si se fuesen a morir si no se tenían mutuamente. Era demasiado esfuerzo por algo tan mínimo.

Con un bufido y los brazos cruzados sobre mi pecho, decidí expresar este pensamiento. -Sigo insistiendo, ¿no es demasiado incluso viniendo de la Luna? -Al escucharme, giró su cabeza hacia mí, pero me sentí congelada tan pronto como vi su rostro tan... enojado, nunca lo había visto con un semblante así de feroz.

Abrí la boca para decir algo, lo que fuese, incluso si al final sólo acabase tomando una respiración profunda, pero su voz me cortó de inmediato. -¡Suficiente! ¡No quiero seguir escuchando tus protestas! ¡Vas a obedecer, te guste o no! - Sellé mis labios, pero hicieron todo lo contrario a causa de la sorpresa de verlo perder así la compostura. Una vista extraña sin duda y, viniendo de alguien que era regularmente paciente y calmado, era hasta... perturbadora, pero no me atreví a decir o hacer cualquier cosa, ni siquiera a apartar la vista de sus ojos que permanecían fijos en los míos.

Casi dejé escapar un suspiro de alivio al verlo bajar la cabeza, rompiendo el contacto visual, y entonces lo vi a él suspirar mientras se pasaba una mano por el pelo. Nunca se lo había admitido a nadie, pero más de una vez me había sentido tentada a tocarlo y recorrer esos cabellos con mis propios dedos y comprobar si eran tan suaves como aparentaban ser, pero clato que nunca había osado hacer tal cosa, no porque la acción en sí misma fuese algo necesariamente malo, sino porque, bueno, era vergonzoso y lo más probable fuese que a él no le agradase dado a que no éramos lo bastante cercanos.

No sé porqué me andaba acordando de mi sueño frustrado de acariciarle el pelo, pero esos pensamientos se detuvieron cuando lo escuché tomar una respiración profunda, como si estuviese tratando de calmarse, y luego de un par de segundos volvió a clavar su mirada en la mía. Un escalofrío me recorrió el cuerpo y por momento quise huir y volar tan lejos como mis alas me permitiesen o encontrar escondite en algún lugar donde ningún otro ser haya estado antes.

-Lamento haberte gritado así, pero debes entender que, como un ángelunar, es tu deber cumplir la potestad de la diosa y, siendo que eres tan joven te conviene obtener su favor.

Apreté los puños a mis costados, aferrándome a la tela del vestido de perfecto blancor que llevaba. Pese a haber sido un ángel lunar toda mi corta existencia (diecisiete años no significan nada para seres celestiales como nosotros), jamás he sido capaz de comprender a la Luna, pues ella nunca había dejado de ser un completo misterio, incluso para los serafines que se llamaban a sí mismos sus confidentes más cercanos y leales, ella siempre... hacía planes en la oscuridad de la noche, sin decirle nada a nadie, ¿cuáles eran sus verdaderas intenciones? ¿Qué quería de unos humanos? Ugh, tal vez hubiese sido mejor haber sido un ángel solar.

-Ustedes... quieren dejarme el trabajo sucio a mí porque no tengo ningún rango, ¿verdad? -Le dije, apartando mis orbes rojos de los suyos y centrando los míos en el suelo, mostrando una sonrisa vacía. - Si fuese un principado o un arcángel... tal vez les importaría más lo que tuviese que decir.

Escuché sus pasos acercándose cada vez más a mí, pero no me moví ni me molesté en alzar la vista para verlo. Estaba realmente frustrada de vivir en un cielo donde todo era un secreto tras otro.

-No te deprimas. Luego de esto, puede que seas ascendida a arcángel, no todos tienen oportunidades como esta y ayudarás a que unas personas tengan una vida más feliz. - Fruncí los labios ante sus palabras, pero mi expresión se relajó tan pronto sentí su mano en mi hombro, aún cuando vestido era sin mangas, el hecho de que llevaba guantes puestos me impidió sentir su piel, pero aún así pude percibir la calidez que irradiaba de ella. Era inusual viniendo de un ángel lunar considerando que éramos tacto frío a diferencia de nuestras contrapartes solares, aunque siempre existieron excepciones como él.

-Es fácil para ti decirlo, eres de las dominaciones, tu único deber es hacer que los demás cumplan con sus obligaciones. -Le dije, causando que me soltase y tuve que morderme la lengua para impedirme de soltar una queja al respecto.

-Puede que tengas razón. - Su voz se escuchaba como si estuviese entonando un alegre tarareo, era raro porque hace momentos estaba bastante enojado conmigo, ¿acaso lo que lo ponía de tan buen humor era recordar lo aparentemente fácil que era su trabajo en comparación con los de rangos inferiores? Se sentía grosero, en especial porque venía de un ángel como él. -Igual no deberías desanimarte, aún eres muy joven para esas cosas y, como no eres humana, no tienes siquiera que preocuparte por tu futuro contrario a los jóvenes de esa especie.

- Pero, de verdad, ¿para qué hay que manipular sus vidas tan de la nada? -Era un poco riesgoso cuestionarle eso teniendo en cuenta su enfado anterior, pero lucía tan relajado que decidí tomarlo, afortunadamente su humor no cambió.

-Hablas como si realmente creyeses que la Luna tiene algún tipo de conspiración entre manos. Ahora mismo tienes el destino de más de diez personas entre las tuyas, considera eso tu mayor prioridad de momento.

Vaya, aún con todo ese buen humor y actuando como si no hubiese nada malo con hacer esto.

-¡Hmph! Bien, como sea, igual ni parece que me vayas a hacer caso. -Crucé mis brazos sobre mi pecho por segunda vez desde que llegué a ese pabellón. -¿Me repites qué era lo que tenía que hacer en esta "pequeña misión"?

-Bastante siempre en realidad, lo que debes hacer es entrar al mismo recorrido dimensional que esos mortales que puedes ver en el orbe y mantenerte a su lado explicándoles su situación, cuidándoles del peligro, aconsejándoles cuando no sepan cómo continuar, ayúdales en general, pero sin decirles nada acerca de la diosa, este sitio o tu propia identidad como ángel lunar. Podrás tener algo de poder ahí, pero no abuses de él y no dejes que nadie más aparte de ese grupo sepa sobre tu identidad mística, con el poder suficiente podrás hacer ver como una humana, pero no te distraigas de tu objetivo: hacer que esos humanos tengan éxito en completar el recorrido que la Luna preparó para ellos.

-¿Todo esto no era sobre hacer que se enamoren de sus "otras mitades"?

-Sus almas están unidas, que se enamoren debería ser la parte más fácil, pero si parece que eso se demora más de lo que deberíq, siempre puedes tratar de juntarlos por ti misma.

-Soy un ángel, no una casamentera.

-Pero las órdenes son órdenes. De todos modos, si necesitas ayuda, siempre puedes llamarme y acudiré, aunque sólo de noche. Y, si todo sale bien, no tendrás que volverles a ver y tal vez seas ascendida, pero sólo la Luna podrá decidir eso.

-... ¿Qué hay de los otros? ¿Puedo verlos?

-Prueba tocando el orbe.

Me giré para volver a ver la esfera reluciente, los humanos que reflejaba ya estaban recostados, lo que significaba que a estas alturas andaban o en cualquier momento iban a caer dormidos. Mis ojos los observaron en silencio, tratando de memorizar cualquier detalle que me pudiese servir en el futuro, pero en la oscuridad lo único que podía distinguir era negro y castaño oscuro en sus cabellos. Me tomé mi tiempo para acercarme al orbe y coloqué mis dedos suavemente sobre su superficie, y desplacé la imagen con un leve movimiento.

-¿Mmn? ¿Esas son sus "otras mitades"? -En esta ocasión distinguí castaño y negros también, aunque me detuve brevemente dudando entre si el cabello de uno de ellos era gris oscuro o negro, aunque bien podría estar equivocada considerando lo poco fiables que esa clase de orbes podían llegar a ser.

-Sí, es correcto. -Así que sí lo eran... se veían bastante interesantes, tal vez esto de ser la casamentera de turno sería entretenido si los tenía que juntar con los humanos de hace rato. -Parece que ya ha llegado la hora de que te acompañe al trono de la Luna, ella tiene varias cosas de las que informarte y debemos iniciar tan pronto todos estén dormidos.

-¿Qué sucede si alguno tiene insomnio o algo? -No había lugar para errores o accidentes, al menos no desde el inicio, eso sería como una señal de estar condenados al fracaso.

-En ese caso, la diosa misma le hará dormir. -Nada raro, ese era uno de sus poderes, la capacidad de inducir el sueño, pero también era de los que menos usaba que yo supiese.

-Ya veo...

Miré hacia el orbe una última vez y deseé suerte, no sólo para ellos sino también para mí y sus "otras mitades". Cuando me giré hacia mi superior, él me estaba dando una pequeña sonrisa la cual correspondí.

Tal vez todo termine acabando bien, en especial para ellos, después de todo sufrirían más que cualquiera de nosotros si metíamos la pata.

-Vámonos, Kaiya.

Me giré a verlo y por un momento casi le pregunté si los ángeles como nosotros también teníamos nuestras "otras mitades", pero deseché el pensamiento. Él probablemente ya pensaba que era lo bastante rara, no necesitaba seguir empeorando su percepción de mí. Aún así, lamentaba no haber estado más atenta cuando me habló para poder saborear mejor el momento, con las pocas veces que lo escuchaba decir mi nombre... el mismo acto siempre me hacía sentir más cercana a él de algún modo.

-Sí, señor. - Lástima que yo no pudiese llamarlo por el suyo, era muy irrespetuoso dirigirse así a un superior.

Pasé mis dedos por la parte superior de mi cabeza para acomodar, así no fuese todo mi largo cabello blanco, al menos mi flequillo antes de emprender vuelo hacia el trono de la Luna, sería una gran molestia que me entrase pelo a los ojos o me bloquease la vista.

Debo admitir que tal vez lo único que realmente me gustaba de ser un ángel eran mis alas, eran más pequeñas que de otros ángeles de rango superior como él, pero me permitían volar y nada me hacía sentir más libre que eso... excepto cuando el pelo se me atravesaba, eso era el infierno.

Bueno, lo cierto es que, si de algo estaba feliz por haber nacido como un ángel lunar y no uno solar, era poder estar junto a él en el mismo cielo.

Me pregunto si esto es lo que los humanos sienten cuando están con su "otra mitad"...

____________________________________________________________________________

¡Sí! ¡Soy (parcialmente) libre! Pero aún me queda trabajo por hacer y, de momento, ese es explicarles todo este asunto de la jerarquía de los ángeles, ya qye lo estuve mencionando y no quisiera causarles confusión.
Ahora, existen tres, por así decirlo, niveles de clasificación y en cada nivel hay tres "clases", siendo los del primer nivel de mayor autoridad y los del tercero con la menor. No voy a nombrar todas las clases para las que me basé y tampoco es necesario que se las aprendan para entender el fic ni nada, es para aliviar la confusión que tal vez puedan tener. Por cierto, toda esta información está basada en el fic.
-Ángeles: son la clase más inferior, aunque todos los demás reciban el mismo nombre de "ángeles". Se les clasifica en solar o lunar dependiendo de cuál de los dioses les haya creado y visten siempre de blanco, aunque pueden tener detalles dorados/amarillos o plateados/grisea de acuerdo a cuál de los dos sirvan. Los solares tienden a ser más alegres, afables y cálidos, mientras que los lunares son más serios, reservados y fríos. Esencialmente son mensajeros y, si el cielo fuese una empresa, probablemente serían los chicos del café o pasantes en lo que a autoridad respecta.
Arcángel: son inmediatamente superiores a los ángeles comunes y pertenecen al mismo nivel, no hacen mucho fuera de eso ya que sólo son superiores a los ángeles y a nadie más. Un ángel ordinario puede rntrar a esta clase luego de cumplir con éxito un encargo de su dios o diosa, pero también tiene que ver con la importancia del mismo. Serían algo así como... ah, no sé, ¿empleados de turno completo?
-Principados: son la clase más alta del tercer nivel, se dedican a vigilar las situaciones que ocurren en los países incluyendo economías, relaciones y cosas así, fuera de eso no es como si diesen órdenes a los ángeles o arcángeles ya que están muy ocupados con su propio deber.
-Dominaciones: pertenecen al segundo nivel y ocupan la posición más alta ahí, son básicamente gerentes y se ocupan de distribuir a los otros ángeles y se aseguran de conservar el orden y se cumpla la volantad de su dios o diosa.
-Serafines: son del primer nivel y su clase es la más alta. Son consejeros y cantantes divinos. Junto a su dios o diosa y otros ángeles de alto nivel, dan órdenes a las dominaciones.

Bueno, eso es todo, aunque diría que la mitad es información innecesaria, pero meh.
Ahora, me hubiese gustado que hubiesen tenido verdaderas apariciones en este prólogo, pero me hacen falta fichas. Bueno, no es que me falten de "faltar" sino que es más como que no quisiera empezar sin tener a Blancanieves o Rapunzel, son muy populares y eso (y Blancanieves es mi cuento favorito), así que si a cualquiera le interesa, dejaré en los comentarios el link de los datos y eso (aunque todavía aparece en la página inicial, pero por si acaso), en verdad que los futuros capítulos no tendrán mucho que ver con este prólogo, ya que sólo está para rellenar los posibles futuros vacíos, y quizás haga un epílogo si siento que al final todavía quedan cosas sin explicar.
Ah, sí, me aseguraré de narrar los futuros capítulos en tercera persona.

Bueno, eso es todo. Cualquier comentario, duda, crítica, opinión o sugerencia que tengan será bienvenido. Espero que les haya gustado, en especial por lo problemático que ha sido subirlo desde mi teléfono, en serio, llevo aquí más de cinco horas.

¡Hasta la próxima vez que nos leamos!
    Kaiya-chanxD
   15/07/17 05:34 | Última edición: 15/07/17 05:34

Voy a dejar esta cosita aquí.
http://fanfics.frikitest.com/_He_regresado_y_con_una_idea_para_un_fic_grupal_-pid-158391.html
Alguien, idea, ficha, no sé, piénsenlo *insértese aquí movimiento no-sensual fallido de cejas* ¿porfi? :3 realmente no comenzar sin siquiera tener a Blancanieves TwT

    PortgasDAnn
   15/07/17 05:48 | Última edición: 18/07/17 01:24

Bergha!

llevo millones de años sin pasarme por el foro :

    Kaiya-chanxD
   15/07/17 06:32 | Última edición: 15/07/17 06:32

Finalmente :'D en verdad que no quería iniciar sin Blancanieves porque, ya sabes, mi cuento favorito. Está bien si sólo puedes entregarla hasta entonces.
Ah~ me recuerda a cuando decidí comenzar con esto, claro, fue también porque quería recordar los viejos tiempos.
Me alegra mucho que te haya gustado y quieras participqr.

    Zohar-Stein
   15/07/17 23:44 | Última edición: 15/07/17 23:57

Me gustó mucho tu prólogo
Te molestaría si me uno?
Quisiera ser Ahmm sólo Rapunzel está disponible?
Jajaja me daría risa elegirla porque el chico que elijo tiene un cabello bien hermoso así que él sería más Rapunzel que io 😂😂😂

Ahmmm si no hay espacio para mi no te preocupes
Pero si lo hay podés explicarme qué princesas quedan o como pusiste en el aviso anterior puedo elegir a cualquier personaje sea secundaria Oh no v:

    Kaiya-chanxD
   16/07/17 07:22 | Última edición: 16/07/17 07:22

Oh, muchas gracias. No hay problema con que te unas.
Bueno, voy a tratar de aclarar tus dudas lo mejor que pueda. Rapunzel no es necesariamente el único papel disponible, pero me es complicado sólo decir cuáles lo están ya que puedes escoger cualquier personaje (protagonista, secundario o villano) para ti y tu chico. Sólo puedo decirte cuáles no puedes escoger: Cenicienta y su príncipe, la Bella y la Bestia, Mulán y Sheng, Caperucita Roja y el Lobo, y la Bella Durmiente, su príncipe y Maléfica, además de Blancanieves.
Como hay muchos cuentos, hay varias opciones fuera de Rapunzel como la Sirenita, la Princesa y el Sapo, la Princesa y el Guisante, así como otros que no son necesariamente románticos como Risitos de Oro y los Tres Osos, la Reina de las Nieves, Hänsel y Gretel, libros como Alicia en el País de las Maravillas, u obras como Peter Pan o bailes como el Lago de los Cisnes. Aunque lo ideal sería que tú y tu chico interpretasen papeles en los que acaben juntos en plan "y vivieron felices por siempre", también pueden ser de todo lo contrario, o incluso donde el género original de los personajes de sus papeles sean invertidos como sucederá con la Bella Durmiente y Maléfica quienes en el fic serán el "Bello Durmiente" y "Maléfico".
Puedes sentirte libre de escoger cualquier el papel que más gustes siempre y cuando no sea uno de los que mencioné más arriba que ya fueron elegidos.
Si necesitas sabes algo más, avísame, ¿sí?
Espero haberte ayudado

    Aiko_S_Uchiha
   17/07/17 21:50 | Última edición: 17/07/17 21:50

me encanto el prologo espero la conti o mejor dicho el cap 1 esto se torno interesante la nets si :3 ya no puedo esperar *corre en círculos* wiii *choca con un árbol y se desmaya por pendeja*
y pa cuando la con ti *le tiran una chancla*
ok ya me cayo TnT

    Kaiya-chanxD
   19/07/17 07:38 | Última edición: 19/07/17 07:38

jaja, gracias, Aiko-nee nwn y sobre el capítulo uno, ya estoy bastante adelantada en él, pero no puedo subirlo hasta que incluya las dos adiciones más recientes, por eso no debería tardar mucho en subirla, aunque tampoco sé decirte cuánto me tomará con exactitud.

    Solange_Tsukinami
   22/07/17 20:07 | Última edición: 22/07/17 20:07

Perdon!!! QwQU no habia notado que habias subido el prologo :'v me di cuenta al ver el capitulo uno.... yo siempre tan distraida-aura emo-

QwQ me encanto el prologo!! :3 la verdad se me hace muy interresante y tu forma de narrar tambien nun tengo que decirle a usagi! mi waifu :v

En verdad me encanto QuQ y otra vez perdon por comentar tan tarde TTwTT ahora a leer el 1

    uzumakimayra
   22/07/17 21:54 | Última edición: 22/07/17 21:54

sol apenas me aviso me vine a leer este prologo y me gusto mucho QwQ