10 Minutos en el Paraíso ~con Grimmjow~ Pasen onees c:
  Autor/a: NannaHunter
  Visitas: 995
  Fecha: 26/10/14 01:22
  Última edición: 26/10/14 01:22
Fanfics > Bleach



 


Yo: Onees, hace mucho en Quizzes leí unos shots que me gustaron, y pues... os lo quiero compartir XD y ahora que los volví a buscar ya no están porque la pagina ha cambiado QwQ Pero por suerte mi persona pensó un poquito y recordó que hice una copia *-* y los quiero compartir con vosotras por-...
Gri: No te pases e/w/e y déjalas que los lean tranquilas ―aparece sentado en el marco de mi ventana.
Yo: ¿Qué quieres? ―le miró inexpresiva.
Gri: N-nada ―*¿Qué le pasa? Nunca antes me había visto así*.
Yo: En fin ._. os dejo los shot's, espero sean de vuestro agrado ―cierro con fuerza la fuerza la ventana y los cristales estallan tirando a Grimmjow del 8 piso― por cierto, mañana subiré conti del D.I.M., Killer for Money, Be my Lover, Teki Eien no Ai, Gods of War y otro más n.n si me da tiempo c:

/10 Minutos en el Paraíso/ ~con Grimmjow~

*Malditas órdenes de Aizen. ¿Cómo se le ocurre jugar a esto? ¿Acaso no tiene nada mejor que hacer?*, te preguntaste mientras recorrías tu mano por la gorra, estando casi obligada por Gin. Suspiraste.
Tú: ¿Azul cielo?
¿?: Mejor decir cian*, querida ―te corrigió Aizen.
Le diste una de tus miradas asesinas y fuiste hacía el armario jurando cosas.
Nada más entrar, escuchaste otro gruñido, simplemente reconocible, de Grimmjow, y sentiste como se acercaba más y más al pequeño espacio.
Y de repente, la puerta se abrió.
Tú: *Claro, era evidente, Grimmjow es azul. Un gatito azul* ―reíste bajito mientras él entraba. Te miró incrédulo, levantando una ceja porque estaba molesto.
Nada más entrar y ya te reías de él.
Gri: ¿De qué te ríes, mujer? ―te gruñó, sentándose, o mejor decir, tirándose en frente tuyo.
No podías ver claramente pero algo... alguna que otra sombra pero nada más, así que le situabas.
Tú: De nada, de nada... ―echaste aire de forma exagerada― Argh, ¿por qué tengo que estar aquí contigo? ―te quejaste.
Claro que querías estar con él. ¿Cómo no? Si todo lo suyo, su personalidad saltona, su voz ronca pero sexy, su cuerpo... ¡vaya cuerpo! Incluso su pelo azul era algo que te encantaba, pero no podías decir nada. Ese hombre amaba las peleas.
Si pudiera casarse con su espada, lo haría.
Suspiraste.
Gri: ¿Qué? ¿No soy bueno o qué? ¿A quién preferirías, a Aizen?
Tú: Espera, qué... ―te quedaste perpleja mirando la sombra de tu frente.
Sentías como él temblaba por el poco espacio que había, podías tocarle una pierna.
Estaba muy cabreado, ¿pero por qué?
Intentando calmarle soltaste entre risas, más bien nerviosas:
Tú: ¿Qué? ¿Si digo que si estarías celoso? ―pero tus risas cesaron cuando te agarró de tu camisa, te levantó y te pegó a la pared del armario.
No sabía qué decirte, así que te gruñó.
Confirmado.
Estaba temblando.
Tú: G-Grimmjow... ¿Qué te ocurre? ―gruñó otra vez. Su respiración estaba sobre tu mejilla, acelerada, nerviosa, y te apretaba más de la camisa. Puso una pierna entre las tuyas y te apoyó ahí. Luego soltó tu prenda y te agarró de la cintura―Maldita mujer... ―dijo entre dientes.
Tú: ¿Pero qué dic-?
Cortó fuera lo que fuera que ibas a decir con un beso, pero no un simple beso, sin pedir permiso ya metió su lengua en tu boca y acarició la tuya con fuerza.
No lo admitirías nunca, pero era la mejor sensación del mundo.
Te quedaste inmóvil unos segundos, analizando la situación, lo cual le cabreó más.
Rompió el beso y fue hacía tu cuello.
Lamió y besó todo lo que se encontró y mordió, nunca dejó de morder.
Gri: *Con esto será mía, al menos por unos días* ―se gruñó.
Luego reaccionaste.
Soltaste un bufido de placer y le rodeaste con tus brazos, una mano tuya yendo a su pelo azul, tirando levemente de él. Un gemido de placer salió de su boca y lamió la parte inferior de tu cuello, justo encima de tu clavícula, y gemiste también.
Lo besó, lamió y mordió un buen rato, contento con tus sonidos de placer, pero cabreado. Debía hacerte suya.
No aguantaría que cayeras en manos de otro...
Con sus manos, recorrió tu cintura, la acarició con fuerza, pero a la vez con delicadeza.
Quizás lo último no tenga sentido, pero cuando Grimmjow lo hacía, te ponía los pelos de punta.
Y volvió a tu boca, en un beso plano, pero lleno de pasión.
Con su mano izquierda, bajó y bajó hasta llegar a tu trasero y lo agarró y diste un salto de lo inesperado que fue. Y volvió a colarse en tu boca, en un beso incluso más necesitado, más furioso pero apasionado, lleno de... ¿amor?
Tú: *Imposible* ―te dijiste.
Pero si, disfrutarías hasta del último segundo de ésta oportunidad.
Y mientras lo pensabas, la puerta se abrió, con Gin sonriendo de oreja a oreja detrás.
Gin: Vaya, vaya, Aizen-sama estará contento de que su juego haya ido tan bien...
Abriste los ojos. ¿Acabas de...con...?
Tú: ¿Qu-...Aizen? ―dijiste.
Y Grimmjow te soltó furioso, saliendo del armario en un tiempo casi imposible, insultando.
Perpleja, solo pudiste mirar a Gin con confusión.
Gin: ¿Qué tal si le sigues, (...)-chan? ―te sugirió y asentiste.
Pero por qué debías seguirle.
Es decir, no importaba lo que pasó ahí dentro, ¿verdad?
Y ahí estabas, en frente de la habitación de Grimmjow, esperando que te abriese.
Pero solo te gritó.
Gri: ¡¿Qué quieres?!
Sentiste la rabia fluir por tu cuerpo pero te calmaste.
Al menos uno de los dos debía ser coherente.
Tú: Abre la @#¢∞ puerta, Grimmjow ―ordenaste.
Y lo hizo, pero de la fuerza, la arrancó.
Gri: ¡¿QUÉ?! ¡¿Qué haces aquí, no deberías estar con tu Aizen-sama?! ―te gritó.
Tú: ¿Pero qué narices dices? ―abriste los ojos del shock.
Gri: ¡Digo que deberías irte con tu amor!
Tú: ¡Y por eso estoy aquí! ―gritaste, respirando profundamente.
Espera...¿Acabas de decirle que...? ¿Que...?
Tú: ¡¡&%@¢∞!! ―boquiabierta, esperaste su reacción, y estaba igual que tu.
Gri: ¿Qué?
Tú: Argh, que eres un idiota que no se da cuenta de las cosas ―gruñiste.
Tardó un minuto entero, el minuto más largo de tu vida, en analizar las cosas y de repente sonrió de oreja a oreja.
Si, esa sonrisa que tanto amabas, una sonrisa medio-loca, de cuando ganaba una batalla.
Gri: Es decir que...¿eres mía? No de ese..."
Tú: Si. Ahora cállate y acaba lo que empezaste en ese armario ―le ordenaste otra vez.
Y no tuviste que decir más, porque así lo hizo.

Yo: Bueno, a mi personalmente me gustó aunque me pareció algo corto e_e
Gri: ¿Vas a decirme qué te pasa conmigo, mujer?
Yo: Os dejo ahora el otro shot con mi querido nii-san Ulquiorra-sama n.n ―ignoró totalmente a Grimmjow.
    jailin_uchiha
   26/10/14 02:16 | Última edición: 26/10/14 02:16

Oh vaya, si fue genial y pues a leer los otros

    Kikikei
   26/10/14 02:26 | Última edición: 26/10/14 02:26

JAjajajaja n////n One Te quedo Genial! Esta muy bueno y felicitaciones para la chica que hizo el Shot XD Ahora me voy a leer los demás

    Annie_Eucliffe
   26/10/14 02:38 | Última edición: 26/10/14 02:38

O/////O Tu quieres hacer que me desangre verdad? Lo ultra-mega-super adore!!! Grimmjow es tan..... sepsi :v Grimm: Hey, por que esa cara de pac-man? Yo: ¿Por que ignoras a Grimmjow? *ignorandolo tambien* Bueno, me ire a leer los otros! Nos vemos!!!

    kaede_zohar
   26/10/14 02:48 | Última edición: 26/10/14 02:48

Nannita linda te amo por subir estos shots o Grimmy-chan es tan genial kyaaa en seguida me leo el de mi hombre