One-Shot 2 -Pasa Jailin nee-
  Autor/a: Zohar-Stein
  Visitas: 526
  Fecha: 07/04/16 01:43
  Última edición: 07/04/16 01:43
Fanfics > Naruto



 

—"Maldito el momento en que terminé en este sitio de locos"—Pensó Alexandra mientras caminaba a su habitación que mas bien le parecía una celda


Si, desde que su viejo amigo Gin la convencio de que lo siguiera para ayudar a un hombre peligro su libertad acabo. Resulta que nadie estaba herido, Gin la engaño para llevarla a Hueco Mundo.


—Me la cobraré un día de estos Gin Ichimaru—se dijo a si misma muy molesta


Y es que desde que llego al Palacio de Las Noches cada día era absurdo e irritante. Lidiar con el mal humor de Yammy, soportar los estúpidos discursos sobre la justicia de Kaname, aguantar los comentarios misoginos de Nnoitra, las constantes molestias de un par de pestes llamadas Lolly y Menoly. Pero claro podía pasar de todo eso excepto de ese alguien.


El autonombrado Dios de Hueco Mundo, el hombre que ordeno a Ichimaru traerla, aquel que en el pasado casi la mataba, el mismo bastardo que siempre conseguía arruinarle la vida; Aizen Sosuke.


—Se que pronto podre irme—Se decía esas palabras como consuelo día a día, que en algun momento podría ser libre.


La hermosa shinigami de piel blanca, ojos azules y cabello azabache con puntas moradas. Proveniente de la noble familia de los Montagne, hace 100 años habría sido la capitana del tercer escuadrón pero decidió irse de la Soul Society por motivos personales.


Alexandra Montagne era de las cegadoras de almas mas hermosas, eso era algo que estaba en boca de todos, incluso los arrancars y espadas lo comentaban (Menos Ulquiorra porque el me ama solo a mi :v).


Aizen la conoció en la Soul Society, Alexandra tenía una amistad con Shinjo Hirako cuando este estaba al mando del quinto escuadrón. Desde que la conoció Sosuke se intereso mucho en ella, no solo en su belleza si no tambien por esos ojos glaciares que podrían desafiar al mismísimo Rey Espiritu.

Aizen intento acercarse a Alexandra, al principio con su actitud sobre-actuada de teniente pero la joven parecía poder ver a traves de esa mascara.
Incluso cuando se volvió capitán la actitud de Alex no cambiaba para nada, seguía siendo aquella fría mujer de la nobleza y eso lo enloquecia en mas de una manera.


— ¿Que haces aqui Sosuke? —Exigió saber Alex enojada al encontrarse con Aizen en su habitación
—Ya deberías aprender a dirigirte a mi Alexandra—dijo Sosuke con voz lenta y pausada sin borrar esa sonrisa tan fastidiosa para la oji-azul
—Y tu ya deberías dejarme ir


La chica bufo enojada, odiaba ese palacio, odiaba a ese hombre.


—Has estado evitandome la última semana Alexandra—reclamo Aizen pero muy tranquilo—Tu sabes porqué estas aquí
—No estoy para tonterías ahora Sosuke, suficiente tengo con tener que soportar al idiota de Nnoitra y las estúpidas de Lolly y Menoly


De nuevo esa mirada retadora, esos ojos azules tan fríos como si tuvieran hielo.


—Acercate Alexandra—La nombrada lo que quería era que hubiera una pared entre ellos o mejor aun una muralla
—No quiero—Notó en seguida el descontento de Aizen pues dejo de sonreír y la miraba mas serio que nunca—No tengo razones para obedecer a "su majestad"


Alexandra giro para irse de ahí, volvería a su habitación cuándo el se largara.
Gran error darle la espalda a el. Sosuke la tenia acorralada contra la pared y no en una posicion cómoda.


— ¿Que rayos crees que...
—Esa boca tan grande te metera en problemas un día Alex


Sostuvo la barbilla de la chica con su mano mientras le hablaba al oído con una voz tan seductora como tetrica.


—Imbécil—Le dijo enojada, otro error—Ghmm


Logro ahogar un gemido, Aizen le había apretado uno de sus senos con demasiada fuerza.


—Hay muchas dudas que aun tengo sobre ti Alexandra—murmuro a su oído sin dejar de presionar— ¿Con que debería camenzar?


Alex de alguna manera consiguió alejarse de ese molesto hombre, instintivamente llevo su mano a su cintura donde solía cargar su zampakuto pero esta ya no la tenia.


—Tsk—Maldijo mentalmente su mala suerte, el haber sido tan tonta para seguir a Ichimaru, el perder su espada, el ser prisionera y lo peor de todo; Ser lo que mas deseaba aquel bastardo—. ¡Basta de tus juegos Sosuke!
— ¡Sigueme! —Ordeno el castaño serio, Alex no quería una escenita como la anterior asi que opto por obedecer esta vez


Aizen caminaba al frente de forma imponente, cada arrancar que se topaban en el camino saludaba cortésmente inclinándose ante el.
Lo odiaba, despreciaba esa arrogancia suya.


—Las damas primero—Aizen hacia gala de sus excelentes modales dejando entrar a Alex primero a su cuarto.
—"Maldición de nuevo a solas con el"—Pensó la chica


La habitación de Aizen era muy grande y tenia una hermosa vista al cielo real de Hueco Mundo.


—Esta casi listo—Aizen miraba su presiado Hogyoku—Dentro de poco comenzará...
—Ya deja eso—lo interrumpió Alex— ¿Cuál es tu obsesión con el poder? No tiene sentido alguno Sosuke
— ¿Que podría tener sentido para una persona que huyó de sus problemas en lugar de enfrentarlos?


Alex rechino los dientes, Aizen le dio en su punto ¿Cuánto sabia Sosuke de ella?


—No hables de temas que no comprendes Sosuke, tu... —Alex miro hacia otro lado—Simplemente jamás he comprendido tu forma de hacer las cosas
— ¿Cuáles son tus quejas Alexandra?
—Ya te lo he dicho idiota, no entiendo tu forma de hacer las cosas. Quieres poder pero ya tienes demasiado, tenias a un escuadrón y una teniente realmente leal y lo cambiaste por un ejercito que no conoce el trabajo en equipo.
— ¿Solo eso?
—Y también... dijiste una vez que me amabas pero haces de todo para lastimarme ¿Alguna vez piensas en a cuantos dañan tus actos?
—Tu lo has dicho querida Alex—el castaño tomó a la mujer por la barbilla—Tengo mucho poder y por eso a veces termino destruyendo al resto
—Patan
—Y ese Aizen que estuvo en el Gotei, escuchalo bien, JAMÁS existió


El castaño trató de besar a la mujer pero esta le giró la cara como varias veces anteriores. Oh no, ella ya no lo trataría asi, tenia que aprender por las malas quien era su dueño.


—Quiero irme—susurro Alex para si pero para su desgracia Aizen la había escuchado


El castaño la obligo a caminar de espaldas hasta su cama, Alex al darse cuenta intento correr pero ya tenia al hombre sobre ella.


— ¡Estoy harta de esto! —Incluso en las situaciones mas peligrosas no se callaba lo que sentía
—No eres la única


Por primera vez vio a Aizen molesto, no tenia esa cara típica de cuando todo iba de acuerdo a su plan.


—No te dejaré irte, tu me perteneces
—Yo no pertenezco a nadie
Con Aizen encima le era difícil pensar, su respiración estaba tan cerca que su corazón latía cada vez con mas fuerza.


— ¿Lo... lo harás de nuevo? —Cuestionó nerviosa y en respuesta los labios del castaño se pegaron con los suyos.


¿Por que lo aceptaba? ¿Por que lo correspondía? ¿Por que se sentía bien mientras lo besaba?
La historia que había detrás de todo, de cómo Sosuke poco a poco la ponía entre la espada y la pared. Alexandra ya había estado una vez con el, creyó por un instante que ese hombre realmente la amaba... pero intentó matarla.
Después de ese incidente Alex se fue, se sintió tan estúpida por haber confiado en el, se sentía estúpida por caer en la trampa de Gin pero se sentía peor por aceptar estar con el nuevamente.


—Tu me perteneces—Aizen deslizaba sus dedos por el cuerpo perfecto de Alex que se debatía internamente en si correr o continuar.
—No... no pertenezco a nadie


Acaricio el torso desnudo del castaño y cayó sus gemidos cuándo sintió que un dedo entraba en su interior seguido de dos mas y se movían en círculos.


—Mmmmghhhmm—Alexandra trataba de no gemir pero era imposible


Sosuke lamía los pechos de Alex mientras la masturbaba con los dedos.
Recorrió el vientre de la ojiazul con su boca hasta que llegó a la entrada de ella y empezó a moldearla con la lengua.


—Aghmmm—La cara de la chica estaba muy roja, llena de placer se recriminaba haber caído de nuevo en sus redes—So...Sosuke—gimio


Alex arqueo la espalda y clavo los talones mas en la cama, la lengua maestra del Dios de Hueco Mundo la proporcionaba los mejores orgasmos.


El castaño se detuvo a mirar a su amante y una sonrisa se dibujo en su rostro al verla tan roja y jadeando.


— ¡Mi...mira a otro lado idiota!—Le ordenó la chica entre jadeos


El castaño llevó la punta de su miembro a la entrada de Alex rozandola al propósito pero sin entrar en ella.


— ¿Quieres que siga pequeña?—Le provocó el castaño


Alex sabía que lo hacía al propósito para humillarla, quería verla ceder a el pero no señor primero se tiraba de un acantilado.


— ¿Por que me lo preguntas?—Cuestionó seductora— ¿Es que te quedaste sin energía Sosuke?


Alex sonrió al ver la cara de molestia en el castaño pero no le duró mucho el gusto. Sosuke volvió a presionarle el busto y entro en ella de una sola estocada.


—¡AAGHHHMMM, BRUSCO!—Le grito la chica, el idiota la lastimo y no se detenía con sus embestidas.


El vaivén iba rápido pero placentero, la ojiazul sostuvo a Sosuke de los hombros arañándolo.
Aizen la tomó de la nuca y acercó a él para besarla o más bien devorar su boca porque sí, eso es lo que hacía.


Las estocadas de Aizen iban más rápido hasta que ambos llegaron al punto en que se corrieron y cayeron exhaustos a la cama.


Alex trataba de recuperar el aliento, solo se cubrió hasta la cabeza y cerró los ojos necesitaba descansar.

//////////////////

Fue lo mejor que pude hacer :v ya que soy pésima con el lemon
Nee perdona por tardar pero espero te gustara el shot y disculpa la horrorgrafia pero escribí en el celular

    jailin_uchiha
   07/04/16 15:57 | Última edición: 07/04/16 15:57

Me encanto nee, y yo se que querías escribirlo, aunque no se porque siempre soy a la que intenta matar Aizen :'v, y como decía me encanto el shot nee =D ❤