Sangre Olvidada (Cap.3 El primer suspiro)
  Autor/a: JenniChan
  Visitas: 627
  Fecha: 24/01/16 01:14
  Última edición: 24/01/16 01:14
Fanfics > Naruto



 


Si hubiese sido consciente de que moriría tan rápido...

Hubiera sacado más tiempo para ver atardeceres, más tiempo para admirar el cielo, para contemplar las estrellas y rozar las cosas con la yema de los dedos-y poder guardar la sensación de la tierra en sus recuerdos-; hubiera pasado más tiempo con su hermano, incluso le gustaría haber besado con más intensidad -y dejar el miedo a demostrar todo lo que sentía-, hubiera deseado vivir un poco más, sólo para existir con la intensidad del fuego, y poder apreciar la maravilla del calor contra la piel, y la suavidad del viento al acariciar el rostro.

Nunca pudo sentir la frialdad de la máscara de los ambus contra sus mejillas, ni tampoco ser escolta del hokague. Aquellos sueños eran tan lejanos. Sonrió irónicamente, ni siquiera pudo cumplir sus promesas, promesas vacías que hizo a dos niños ilusiones de cristal, y que destrozó sin pensar en ellos; simplemente dejando que el filo amargo de la espada de "él" traspasara su torso y terminara con su vida.

Sin embargo, mientras su corazón aún palpitaba nunca creyó que existiera un jutsu de tal magnitud, tan escalofriante, tan... contrario a las leyes de la naturaleza; aquel jutsu que era capaz de arrancar almas de su descanso y consuelo para controlarlas.

"Sacrificar ninjas inservibles para traer de nuevo aquellos que valían la pena y sus habilidades fueron desperdiciadas cuando la muerte los tomó entre brazos"

(...) aún no comprendía, como aquel joven de cabello plata había logrado conservar su cuerpo, incluso en que pensaba cuando la resucitó, ¿Qué pretendía lograr?.

Pensaba la Uchiha de pie junto a un lago de aguas cristalinas. Y aunque en el momento que dio su último respiro años, mientras observaba fijamente la luz de la luna y repasaba todo lo que pudo haber echo... no podía evitar sentirse enferma con tan sólo pensar en la clase de persona fue capaz de tanto, de evitar que descansara, de traer existencias que simplemente ya no pertenecían al mundo de los vivos. De los labios del que se hacía llamar Kabuto, se dio cuenta de que una guerra ninja había estallado; y no pudo evitar sentirse triste -¿Quién no se sentiría así?- más muertes violentas, más sangre y dolor, más niños huérfanos, y corazones destrozados, de repente se preguntó en qué pensaría Itachi, a él siempre le gustó la paz... ¿Y Sasuke y Naruto?, ¿Cómo serían ahora que habían crecido?, se preguntaba tantas cosas.

Y ahora lo único que hacía era estudiar en el reflejo del lago sus rasgos ahora más maduros, de lo que pudo haber sido -una mujer hermosa-, pero sus escleróticas teñidas de negro le recordaban su condición una y otra vez, de ellas resaltaba su manguekyo, que minuto a minuto, le hacía rememorar su debilidad, la muerte de su hermano, sus lágrimas de dolor, sus errores y tormentos. (...) cerró los párpados por un instante, varias veces creyó que su cuerpo era artificial, o que había encarnado en alguien más -recién asesinado-

"Sin embargo"

Abrió los ojos suspirando con calma, llevando sus manos a la altura de su pecho para poder distinguir esas profundas cicatrices que aún surcaban su piel con un color borgoña imborrable, y eran las crónicas mudas de una batalla pasada, del los alambres hundiéndose en ellos y del calor del fuego en medio del fragor y la adrenalina. Tampoco era falsa la rugosa marca en uno de sus hombros, la cual era cubierta por esa túnica rojiza que ahora llevaba; esa seña que fue provocada en medio de su última pelea -la más dolorosa, la más insoportable-


Como una corriente eléctrica, una extraña sensación subió desde la punta de sus dedos a la cabeza, y allí se extendió dolorosamente como un torbellino.

—¡Agh!—(...) apretó la mitad del rostro con sus dedos, tratando de apaciguar ese peso que comenzó a bombear sus entrañas. Se dobló un poco por el dolor, y casi pudo percibir la sonrisa extensa que se formó en la oscuridad de la cueva a unos metros de allí.

Ese maldito de Kabuto, la estaba...

Poco a poco sus retinas perdieron el brillo, y levantó la barbilla, todo rastro de dolor fue remplazado por una expresión bañada en hielo.

Estaba enteramente bajo los deseos de ese bastardo.

+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+

El peliplata estaba satisfecho con su trabajo. Mientras aún permanecía con los dedos formando un sello en específico, no podía evitar sentir eso, (...) fue la única que al despertar con el edo-tensei no pudo controlar, y ella simplemente se había ido por ahí; pero finalmente había podido tomar ese valioso control, y ahora ella, justamente, era la que mejor podía controlar.

Esto se pondría muy interesante.

























    jailin_uchiha
   24/01/16 03:13 | Última edición: 24/01/16 03:13

Me encanto, ese maldito bastardo de Kabuto, me dejaste con ganas de seguir leyendo nee, espero ansiosa la conti =D

    Zohar-Stein
   25/01/16 01:02 | Última edición: 25/01/16 01:02

Me encanto Jenny, quiero lo siguiente
Ese Kabuto es un bastardo

    MekashiUchiha
   29/01/16 02:00 | Última edición: 29/01/16 02:00

¡Oh señor Frusciante, me encanta! Io sé que me amas(?)

Ok no xD

Como siempre, me atrapa la forma tan genial en que narras todo.

Y ese... Kabuto Kabuto Kabuto, es de los personajes que menos tolero de Naruto. Nunca lo hice, de hecho. Espero pronto el siguiente capítulo, no en un año Jenny xD