Tu Cigarrillo y mi Taza de Café -03-
  Autor/a: airamyitachi
  Visitas: 325
  Fecha: 19/07/15 08:53
  Última edición: 19/07/15 08:53
Fanfics > Otros animales



 

Hola!!! Perdón por la demora u.u Espero y les guste el capítulo y muchas gracias por sus comentarios y su apoyo.

Se me había olvidado decirles que la narración será tanto de Aker como de Solara y bueno, espero y les guste

Tu Cigarrillo y mi Taza de Café

Capítulo 03- Noche punzante.

Solara

—Elisa —digo un poco sorprendida. Pensé que en este lugar nadie me encontraría, pero me equivoque—. Llegas tarde.

—Y tú temprano —expone lanzándome una sonrisa.

—No había muchas cosas por hacer —me encojo de hombros y arrojo al suelo la colilla de mi cigarrillo para luego pisarla. Si no fuera la casa de Daniel la tiraría a un lugar más digno, pero es su casa así que ¿por qué no? después de todo, ese tipo me fastidia.

—Quiero presentarte a un amigo —dice y yo vuelvo los ojos. La última vez que me presento a un tipo, fue espantoso, éste quería llevarme a un motel—. Le mandaré un mensaje para que nos vea aquí.

—No tengo ganas de esto, ¿sabes? —ella comienza a sacar su celular sin escucharme.

La veo detenidamente mientras teclea. Su cabello blanco con mechones azules y su piel pálida. En ocasiones la envidio, ella puede mostrarse tal cómo es sin ningún problema, puede hablarle a todo el mundo. Tiene un cuerpo tan delgado. Puedo notar sus costillas a través de su blusa gris de tirantes, sus clavículas sobresalen y se ven fantásticas, y si ella da media vuelta puedo jurar que veré sus omoplatos con ese tatuaje de Hello Kity que se hizo en una noche de fiesta. Quisiera tener su cuerpo, no he podido perder peso en estos días y me agobia.

Necesito un cigarrillo.

—Listo, lo he enviado —sonríe y ambas escuchamos un sonido, cómo el sonido de vibración segundos después—. ¿Qué fue eso?

—Parece que un celular ha vibrado —digo y cruzo mis brazos—. Tal vez alguien dejo su celular.

—Que sospechoso —dice con una sonrisita picara, y yo frunzo el ceño extrañada—. Parece que mi amigo ésta por aquí.

—¿Qué dices? Nadie está aquí —De repente se escucha algo que se ha roto y una voz molesta diciendo: Diablos—. ¿Qué ha sido eso?

Elisa se acerca a uno de los rincones oscuros. Sigo sus pasos con la mirada, pero veo todo borroso. Tengo una pésima vista, necesito lentes para ver de lejos, y los tengo pero Solara Lind jamás le haría eso a su reputación; no puede. Y aunque trato de ponerme lentillas, siempre se me olvidan.

—Lo siento, lo siento. Sólo pasaba por aquí —una voz masculina se disculpa y sale de la oscuridad.

—Bueno, Aker, ya que te encuentras por aquí —dice Elisa y si mi vista no me traiciona, toma al chico del brazo y digamos qué lo arrastra hacia mí—. Te presento a Solara.

—Yo, ah… ho-hola —tartamudea y ahora lo veo con claridad.

Arqueo una ceja mirándolo de pies a cabeza. Converse tipo choclo, jeans rasgados, sudadera gris abierta, playera negra. Su cabello es desaliñado y oscuro, muy oscuro. Sus ojos son grises detrás de unos lentes de pasta y los desvía cuando lo miro fijamente, su piel es blanca. Entrecierro los ojos, tiene salsa de tomate en una mejilla.

—Me he visto mejor —se disculpa y su rostro enrojece—. Soy… Aker.

No me interesa, desvío la mirada y paso por su lado. No me interesa ningún chico, de hecho nunca me ha interesado nadie. Tengo muchos problemas cómo para tomarme la molestia de crearme más. Y los detesto, realmente los aborrezco.

—Me tengo que ir, y… —veo por encima de mi hombro al chico— tienes algo por aquí —señalo mi mejilla. Él se limpia rápidamente y al ver ahora la salsa en su dedo pulgar maldice:

—Maldita pizza.

Cuando estoy lo suficientemente alejada, sonrío.

*****

Busco desesperadamente una habitación vacía y con ventana, quiero salir de esta fiesta pasando desapercibida. Abro una puerta tras otra encontrándome con escenas desagradables de parejas, si saben a lo que me refiero. Hay muchas más personas de las que había hace apenas unas horas y me asfixian. Tengo una extraña fobia por las multitudes, no recuerdo cómo se le llamaba a ello, y ahora no importa porque mi respiración entrecortada es más importante. Encuentro una habitación después de respirar con calma. No sé de quien sea y no me importa. Se siente genial ya no estar entre todas esas personas buscando huecos para escabullirse. Abro la ventana dispuesta a salir por ella y:

—Te he estado buscando toda la noche, Solara —Esa maldita voz. No necesito girarme para ver quién es, porque sé con certeza que es Daniel.

El día que conocí a Daniel, fue un día casual. De alguna forma sentí que él me fastidiaría por toda la vida. Las chicas hablan mucho sobre él de hecho muchas chicas están enamoradas de él. Es atractivo, pero no es agradable. Es moreno, alto y está lleno de músculos y siempre viste bien.

—Y yo te he estado evitando —me giro para enfrentarlo—. ¿Qué es lo que quieres?

—Tú sabes lo que quiero —dice y se aproxima lentamente hacia mí.

—No sé de lo que hablas, pero si me disculpas —Sabía de qué hablaba así que me giré hacia la ventana dispuesta nuevamente a irme.

—¿Te vas tan pronto? —No lo dice de una manera bromista, lo dice con dureza—. La noche acaba de empezar —el me toma por la cintura bruscamente, me levanta unos cuantos centímetros del suelo, retrocede alejándome de la ventana.

—¿Qué diablos te pasa? —pregunto incrédula pataleando y tratando inútilmente quitar sus brazos de mi cintura.

—Tú no irás a ninguna parte —Inhala sobre mi cuello y me hace sentir asqueada—. Ya me he hartado de todos tus rechazos, ¿sabes? —Pataleo con más fuerza, pero a él no parece molestarle en absoluto. De un momento a otro me arroja al suelo.

—¡Maldito! ¡Jamás saldría con alguien cómo tú! —grito y él sonríe. Llevo mi mano a mi nuca, duele y me quejo. Ahora veo borroso.

—¡No importa lo que digas, ahora no puedes escapar de mí. Tendré a la chica más deseada de todas, y no sabes cuan feliz me pone eso! —Desata su cinturón y luego sus vaqueros—. Eres afortuna, ¿sabes cuántas chicas quieren que yo les dé?

—Entonces deberías de ir con una de ellas. Todas estarán encantadas —digo tratando de ponerme de pie, pero mis piernas no responden como yo quiero.

—Eso es lo que me gusta de ti —dice y se pone encima de mí— eres una chica difícil. Ahora, abre las piernas, puta.

—Tú, maldito bastardo —me siento indefensa y quiero llorar, pero entre más se acerca a mí más hierve mi sangre—. ¡Viólame maldito y te desapareceré de este maldito mundo! —grito y aprieto mis dientes.

—¿De verdad? —Besa mi cuello—. Quiero ver que lo hagas.

Lo empujo con mis brazos con toda mi fuerza, pero es imposible quitarlo de encima. Él me fulmina con la mirada al ver mis intentos fallidos para quitármelo de encima, sujeta mis brazos con su mano izquierda y siento la otra manoseando mi pierna. Él abre mis piernas con ayuda de las suyas y puedo sentir su miembro duro. La rabia que siento en estos momentos es indescriptible, grito como loca, pero eso hace que me comience a romper el vestido.

—Eres una mierda de hombre —Dejo de forcejear con él.

—¿Ahora, vas a cooperar? —él sonríe—. Ahora podemos hacer las cosas por las buenas.

Niego con la cabeza, y le escupo en la cara. En aquel momento se distrae, y le doy un rodillazo en la entrepierna. Sus manos dejan de sujetarme y ni siquiera yo sé cómo me he puesto de pie.

—No te pases de listo —advierto cogiendo una navaja que tenía pegada con cinta adhesiva en mi muslo.

El se desploma hacia atrás, y me mira sorprendido.

—¿Qué es lo que piensas hacer? —Pregunta y noto un ligero temblor en su voz—. Tú sabes que solo bromeaba ¿no es así?

—Eres un maldito cerdo, Daniel —le digo apuntando aun con la navaja cerca de su rostro. Camino cuidadosamente y salgo de la habitación.

Veo con desespero hacia los lados. Necesito salir de aquí. Me siento sucia y mi vestido se encuentra desgarrado. Las personas me miraran como si estuviera loca, ellos están demasiado ebrios para analizar la situación. Los chicos que pasan me lanzan miradas lascivas, y mis piernas tiemblan.

—¡Solara! —gritan mi nombre, pero no quiero que nadie conocido me mire de esta forma. Decido tomar el lado izquierdo del pasillo, y en ese momento topo con alguien—. ¿Estás bien?

Estoy tan confundida, todos pasan por mi lado, sus hombros chocan contra mí y está persona al notarlo me envuelve entre sus brazos, protegiéndome. Levanto la vista y me encuentro con unos ojos grises detrás de unos lentes de pasta rectangulares. Es el chico que acabo de conocer. El mueve sus labios, pero no entiendo, no puedo escucharlo, llevo mis manos a mi cabeza, siento que explotara. Pongo mis manos en su pecho, y unas lágrimas salen de mi rostro, yo agacho la mirada y después lo empujo ligeramente. Sus brazos dejan de envolverme y yo comienzo a avanzar por el pasillo. Comienzo a dar codazos a las personas, y mis hombros me ayudan a avanzar.

—¡Solara! —el chico de los ojos grises grita, pero lo ignoro—. ¡Espera!

Cuando salgo de ese lugar siento un enorme alivio que recorre todo mi cuerpo, me siento un poco segura. Camino hacia mi auto, y saco la llave del coche de mi sostén, lo abro y de inmediato al subir lo pongo en marcha. Veo mi rostro en el retro visor, mi cabello está hecho un desastre, y mi maquillaje se ha corrido a causa de mis lágrimas.

Gracias por leer
    Lhatatakeuchi
   19/07/15 14:39 | Última edición: 19/07/15 14:39

al comenzar a leer y ver eso de que solara quería perder peso hasta estar esquelética me hizo tener una opinión de ella como de una mujer indefensa que solo se guía por el físico, y mucho más al ver que pasaba de aker como si nada. En el momento en que pasó esa situación tan peli aguda con daniel me hizo fomentar esa imagen de chica débil pero cuando le golpeó en la entrepierna y sacó la navaja que llevaba en su muslo dije: oh si! así se hace! ahí mi opinión sobre ella cambió radicalmente y eso me encantó!

qué pasará con aker? qué pasará con solara?

Me ha gustado mucho el capítulo de hoy, ha tenido de todo, drama, pasión, decepciones, acción y ternura en el momento en que aker abraza a solara y por supuesto diversión y risas cuando solara le dije a aker que tiene la cara manchada jajaj! estaré esperando la conti con ganas one porque está más que fabuloso!

    jailin_uchiha
   20/07/15 01:55 | Última edición: 20/07/15 01:55

Me encanto, maldito Daniel cada vez me cae peor pero aparte de eso me pareció cobarde, y sobre Solara pues no sé que decir de ella , me encanto, espero ansiosa la conti =D

    MekashiUchiha
   05/08/15 05:53 | Última edición: 05/08/15 05:53

Solara tiene una personalidad especial (incluyendo sus preciados cigarros), pero me alegra que se haya quitado al estúpido de Daniel. Me gusta mucho como va tu historia xD, de lo que va. Espero la conti pronto
Nos leemos.